martes, 24 de abril de 2012

¿Le Pen tontos utiles a la izquierda o patriotas con visión?


Marie Le Pen no debería convertirse en la artífice del triunfo de la izquierda francesa, la más repugnante y multicultural de toda Europa, la oposición de Le Pen a Sarkozy en el gobierno es la mejor manera de poder robar votos a la izquierda y seguir creciendo también por la derecha. Si la izquierda de Strauss Kahn y Hollande obtienen la posibilidad de ganar las elecciones de mano de Le Pen puede ser un desastre total para Francia y la rentabilidad política para el FN es discutible. Le Pen no debería ser esa derecha que fomento Miterrand para perpetuar a la izquierda en el poder. Solo hay que ver que el apologeta del mestizaje y de la inmigración Mechelon y toda la izquierda extrema ya han decidido votar a Hollande y algún imbécil de la derecha se alegra. Si Le Pen tuviera la suficiente inteligencia para pactar con Sarkozy para entrar en la asamblea nacional en las legislativas de junio, ya que hasta ahora no lo ha permitido la alianza de los dos grandes partidos, eso sí sería un verdadero triunfo político, lo demás seguirá siendo un fracaso pues el FN solo hace de tonto políticamente útil y nunca toca poder real ni influye de manera determinante en Francia, así lleva desde su fundación ¿Casualidad? http://www.arbil.org/(86)roma.htm

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Para pactar hacen falta dos, y Sarko no está por la labor.

Miguel dijo...

Creo que lo peor que podría hacer el FN es pactar con Sarkozy.

El discurso político del FN se basa en el rechazo a la inmigración. Sarkozy consiguió la presidencia en 2007 arrebatándole ese discurso. Pero luego poco hizo por frenar la avalancha migratoria o solucionar los probelmas derivados de la inmigración, por ese motivo (junto a la crisis económica) el electorado anti-inmigracionista ha vuelto al Front.

Si Le Pen llega a un acuerdo con Sarkozy sin que consiga un cambio sustancial en política migratoria (algo altamente improbable, ya que hay demasiados intereses en juego) eso podría afectar a su credibilidad política.

Creo que el autor falla en su interpretación porque la hace desde un punto de vista democristiano. Considera que la cuestión principal está en la dicotomía centro-derecha/centro-izquierda. Pero para los intereses del Front el quid radica en la oposición pro-inmigracionismo/anti-inmigracionismo. Y en su postura ante la inmigración (más allá de algunos excesos verbales), Sarkozy está más cercano a sus rivales socialdemócratas que a la señora Le Pen.

Es decir, si el FN no pacta, puede que continúe siendo una fuerza secundaria en la política francesa; pero si pacta, puede firmar su sentencia de muerte ante su electorado.

A.J dijo...

En Francia,como en España, poco se diferencia-más bien nada- en muchos temas el centroderecha con el centro izquierda.

Lo que hacen los votantes del frente nacional se llama coherencia¿A caso en cuestiones d einmigración y soberanía económica no son iguales los socialistas y la derecha liberal?

El FN si que podría pactar con Sarkozy, pero no a cualquier precio, si no lo hacen, OLE! por su coherencia.