domingo, 30 de enero de 2011

jueves, 27 de enero de 2011

Nuestra poesia


Los elementos esenciales de nuestra poesía serán el coraje, la audacia y la rebelión. Queremos derribar los museos, las bibliotecas, atacar el moralismo (...) Ensalzamos las resacas multicolores y polifónicas de las revoluciones. En pie en la cumbre del mundo, lanzamos una vez más el desafío a las estrellas. (Marinetti, 1909).

martes, 25 de enero de 2011

¡¡...no somos hijos de Roma, es que nosotros mismos somos Roma!!


Sin Roma nuestra vida no tendría sentido, y sería muy aburrida

Pascual Tamburri Bariain

No es trabajo de eruditos: España y sus naciones hermanas no pueden entenderse a sí mismas sin saber qué fueron, y qué no fueron, los romanos. Entendamos ahora por qué.

ALGUNOS SABIOS…

Francisco Javier Navarro, ed., Pluralidad e integración en el Mundo Romano. Actas del II coloquio internacional Italia Iberia, Iberia Italia, Pamplona-Olite del 15 al 17 de octubre de 2008. Eunsa, Pamplona, 2010. 400 pp. 24 €

... Y LA VOZ DEL PASADO


James C. McKeown, Gabinete de curiosidades romanas. Relatos extraños y hechos sorprendentes. Traducción de Juan Rabasseda y Teófilo de Lozoya. Crítica, Barcelona, 2010. 340 pp. 20.90 €




Roma ha sido el Imperio más exitoso que conocemos en la historia. No ha sido ni el más extenso, ni el más populoso, ni el más fuerte, ni el más rico, ni el más duradero, pues hay ejemplos de otros tiempos y espacios de entidades que superaron los éxitos de los romanos. Pero Roma consiguió lo que nadie más ha logrado: unir tierras y pueblos dispares, con un uso de la fuerza y un coste desproporcionadamente pequeños, y convertir en romanos los nuevos espacios y gentes.

Ex pluribus unum…

Roma se gobernó en circunstancias que hoy consideraríamos imposibles y lo hizo sobreviviéndose a sí misma: muerta o eclipsada la Roma política, Roma vive aún hoy en nosotros, miles de millones de personas en el siglo XXI son como son, viven como viven y creen lo que creen porque pertenecen a la romanizad, de una forma u otra.

La Universidad de Navarra ha liderado durante más de una década un grupo de estudio de una de las explicaciones más interesantes de ese buen y exitoso gobierno de la Roma imperial. Las oligarquías dirigentes de Roma supieron integrar con flexibilidad nuevos componentes y lograron gobernar millones de kilómetros cuadrados haciendo evidentes para todos que lo adecuado y conveniente era, sencillamente, ser romanos. Todas las historias son historias de elites, salvo que uno se deje llevar por la demagogia marxista, y estas actas que Eunsa publica dan numerosos ejemplos de cómo Roma aceptó la pluralidad de identidades, y de cómo fueron los mismos no romanos los que progresivamente se esforzaron por romanizarse, sin imposición.

La lectura de estos estudios científicos no es en absoluto tediosa, y por el contrario resultará muy aleccionadora para quien intente entender los éxitos y fracasos de otros proyectos imperiales, y las mentiras subyacentes en toda construcción ideológica nacionalista que quiera hacer de Roma lo que no fue. Personalmente divertido me resulta, demás del plantel de autores –con tiempo y estructura cualquiera puede llegar donde quiera o le manden, o parecerlo-, que las sesiones recogidas se hayan celebrado en parte en el probable castrum del castillo de Olite y haya proyectado su continuación en la Villa Feltrinelli de Gargnano sul Garda. Dos lugares que son ejemplos distintos y distantes de la vitalidad de lo romano muchos siglos después de la desaparición temporal del Imperio en Occidente.

Vamos a reírnos con los romanos

El estudio del pasado es tarea de unos profesionales, mejor o peor formados, más o menos capaces, a los que llamamos historiadores. Pero lo que sucedió en el pasado nos afecta a todos, porque del pasado proviene nuestra identidad en todas sus dimensiones. Somos como somos porque sucedió lo que sucedió; y también del pasado depende lo que sabemos y creemos. Por eso hay muchos interesados en la historia, en la divulgación y también en las fuentes históricas, y seguirá habiéndolos.

Lo que James McKeown hizo para la Oxford University Press y ahora nos ofrece Crítica es un libro destinado a satisfacer una demanda evidente entre el público culto no especializado. Esta recopilación de citas y de relatos breves no es, por supuesto, una edición crítica de fuentes romanas, pues eso queda para los investigadores. Es en cambio una divertida muestra de la realidad vital de Roma a través de los textos de todo tipo que nos han quedado de la República y del Imperio.

Roma no fue sólo una suma de guerreros, gobernantes y literatos. Aquí tenemos ejemplos breves, traducidos, fáciles y gratos de leer, de cómo los romanos, comían y descomían, se entretenían, dormían … o no dormían. El resultado es un libro fácil de leer en pequeñas dosis, apto para todos (aunque algún capítulo no lo sea para menores) y que nos muestra una Roma mucho más "moderna" y viva que lo esperado. Y es que, aunque siga siendo mucho más elegante decirse griego, somos romanos. Ojo al dato: no somos hijos de Roma, es que nosotros mismos somos Roma. Regálenle un ejemplar del libro de Crítica al alcalde Gianni Alemanno, tendrá que hacernos a todos ciudadanos.

http://www.elsemanaldigital.com/articulos.asp?idarticulo=112181

lunes, 24 de enero de 2011

16 años del asesinato de Gregorio Ordoñez. Una derecha de valores

El 23 de enero de 1995, «Txapote» entró en una cafetería de San Sebastián con un pasamontañas y le disparó en la cabeza al presidente del PP de Guipúzcoa, el político que criticó las «barra libre» de la reinserción de etarras

http://www.abc.es/20110123/archivo/abci-gregorio-ordonez-txapote-asesinato-201101211313.html



viernes, 21 de enero de 2011

"Proclama futurista a los españoles" (1910)




¡Futurismo! ¡Insurrección! ¡Algarada! ¡Festejo con música wagneriana! ¡Modernismo! ¡Violencia sideral! ¡Circulación en el aparato venoso de la vida! ¡Antiuniversitarismo! ¡Tala de cipreses! ¡Iconoclastia! ¡Pedrada en un ojo de la Luna! ¡Movimiento sísmico resquebrajador que da vuelta a las tierras para renovarlas y darlas lozanía! ¡Rejón de arador! ¡Secularización de los cementerios! ¡Desembarazo de la mujer para tenerla en la libertad y en su momento sin esa gran promiscuación de Ios idilios y de los matrimonios! ¡Arenga en un campo con pirámides! ¡Conspiración a la luz del sol, conspiración de aviadores y "chauffeurs"! ¡Abanderamiento de un asta de alto maderamen rematado de un pararrayos con cien culebras eléctricas y una lluvia de estrellas flameando en su lienzo de espacio! ¡Voz juvenil a la que basta oír sin tener en cuenta la palabra: ese pueril grafito de la voz! ¡Voz, fuerza, volt, más que verbo! ¡Voz que debe unir sin pedir cuentas a todas las juventudes como esa hoguera que encienden los árabes dispersos para preparar las contiendas! ¡Intersección, chispa, exhalación, texto como de marconigrama o de algo más sutil volante sobre los mares y sobre Ios montes! ¡Ala hacia el Norte, ala hacia el Sur, ala hacia el Este y ala hacia el Oeste! ¡Recio deseo de estatura, de ampliación y de velocidad! ¡Saludable espectáculo de aeródromo y de pista desorbitada! ¡Camaradería masona y rebelde! ¡Lirismo desparramado en obús y en la proyección de extraordinarios reflectores! ¡Alegría como de triunfo en la brega, en el paso termopilano! ¡Crecida de unos cuantos hombres solos frente a la incuria y a la horrible apatía de las multitudes! ¡Placer de agredir, de deplorar escéptica y sarcásticamente para verse al fin con rostros, sin lascivia, sin envidia y sin avarientos deseos de bienaventuranzas: deseos de ambigú y de repostería!- ¡Gran galop sobre las viejas ciudades y sobre los hombres sesudos, sobre todos los palios y sobre la procesión gárrula y grotesca! ¡Bodas de Camacho divertidas y entusiastas en medio de todos los pesimismos, todas las lobregueces y todas las seriedades! ¡Simulacro de conquista de la tierra, que nos la da!

[Tristán (seudónimo de Ramón Gómez de la Serna), Prometeo, 20 (1910). En Rozas, ed., La generación del 27 desde dentro, Madrid: Istmo, 1986, pp. 167-168.]

jueves, 20 de enero de 2011

Bravuconadas


«El carácter histórico de los españoles es la exageración en todo: exageramos los vicios y las virtudes, las cosas grandes y las pequeñas; hemos exagerado la perseverancia hasta luchar siete siglos contra los árabes; hemos exagerado el odio de razas hasta exterminar a los judíos; hemos exagerado el sentimiento religioso hasta inventar la Inquisición; sólo nos falta exagerar el socialismo, y lo exageraremos ciertamente. Entonces veréis lo que son los españoles enamorados de una idea buena o mala.» ('Correspondencia con Raczynski' --- BAC, O.C. II, p. 935).
Donoso Cortes

martes, 18 de enero de 2011

Nuevo blog montañero



"Quiero ver nuevamente montañas, Gandalf, montañas." El Señor de los Anillos

«Cuanto más alto suba, más hundiré mi mirada en las profundidades de mi ser»
(Reinhold Messner)


http://meditacionesdelascumbres.blogspot.com/

jueves, 13 de enero de 2011

NAVARRA. LA CUNA DE ESPAÑA. (18/03/07)


Navarra. La Cuna de España. Por Eduardo Gª Serrano (editorial Radio Intercontinental)



El separatismo vasco ha mostrado siempre una voracidad insaciables respecto a Navarra, viejo Reyno Pirenaico que acuna entre sus robles el embrión de España, la cuna natal y la leche nutricia de la Patria española, heredera de la Hispania romana y visigoda, forjada al final de siglos de Reconquista con la espada y con la Cruz frente al Islam por Castilla y Aragón, hijas del viejo roble navarro.


El separatismo vasco ha deseado siempre con gula y con lujuria la anexión de Navarra por dos razones fundamentales. Sin Navarra es imposible la configuración de los que ellos llaman Euskal Herria, que no es tanto una ubicación geográfica como un país moralmente abominable, y porque saben que rompiendo Navarra matan a España. “El día que Euskadi fagocite a Navarra, España habrá muerto”, decía el profesor Claudio Sánchez Albornoz, que no era ni facha ni franquista, adjetivaciones con las que los muchos imbéciles que hoy hay en España califican a todo el que no pace en los rediles del PSOE y de sus satélites.


En la bimilenaria historia de Navarra no ha habido nunca, tampoco hoy, instituciones comunes entre el viejo Reyno y las provincias vascas. Cuestión esta convenientemente silenciada siempre por el separatismo vasco y sus cómplices socialistas y comunistas.


Navarra es hija de Roma. Su capital, Pamplona, fue fundada un siglo antes de Cristo por el general romano Pompeyo, que vino a España a acabar la guerra civil contra su compatriota Quinto Sartorio, que quiso hacer de España una republica romana independizada de Roma. Por esas mismas calzadas romanas le llegó a Navarra la Luz del Evangelio, tan arraigada en el viejo Reyno que a Navarra se la llegaría a conocer como la Esparta de Cristo.


El primer texto datado y registrado que habla de los Navarros procede del S. IX, y esta rubricado por Eginhardo secretario de Carlomagno.


La invasión Islámica de España desbarata y destruye la unidad peninsular conseguida por los visigodos, y es en ese momento cuando Navarra surge como un pequeño Reyno Pirenaico en el que siempre permanecieron encendidas las candelas de la idea perdida de Hispania. Tan encendidas permanecieron esas luminarias de Hispania que, años después, cuando Sancho III el Mayor consigue aglutinar a los cristianos del norte de España se recobra la vieja idea de la unidad de España de los visigodos y el rey navarro se titulará Hispaniarum Rex, al modo de los antiguos monarcas godos.


En el curso de la Reconquista Navarra menguará territorialmente en beneficio de sus hijos Castilla y Aragón, antiguos condados convertidos en reinos surgidos de la misma entraña del Reyno de Navarra, de tal manera que los territorios vascos que estuvieron bajo control y pabellón navarro se perdieron en beneficio de la expansión de Castilla, de la grandeza de Castilla y, por ende, de la grandeza de España. Siendo así que fueron los vascos los que pidieron su incorporación a la Corona de Castilla, sin menoscabo de sus fueros, huyendo de la dominación Navarra a pesar de que las ciudades de Vitoria y San Sebastián, que habían sido fundadas por los reyes de Navarra, otorgándoles el Fuero de Jaca, estuvieron preservadas desde su fundación de ser repobladas por navarros de origen.


Aun en su merma territorial Navarra fue siempre leal y generosa con España. La lealtad y generosidad navarras para con el resto de Hispania en aquellos momentos en los que el viejo Reyno perdía patrimonio territorial no fue retórica, fue tan auténtica y real como las armas y la sangre de los Navarros en Las Navas de Tolosa, donde en el año 1212 se libró una de las batallas decisiva de la Historia de Europa, de España y de la Reconquista.


Los Almohades, fanáticos islamistas, llegaron a España desde las orillas del río Senegal para enderezar y disciplinar la ya decadente dominación musulmana en la Península. El arzobispo de Toledo, el navarro Rodrigo Jiménez de Rada llamó a la cruzada contra el enemigo común. Así, el Rey de Navarra, Sancho VII el Fuerte se reunió con las huestes y las mesnadas cristianas y una Navarra sin ambiciones territoriales acudió a combatir junto a Alfonso VIII de Castilla, responsable directo del empequeñecimiento del Reyno de Navarra.


Los Navarros combatieron en la vanguardia de las tropas cristianas y allí, en la primera línea de fuego de las Navas de Tolosa ganaron para su bandera las cadenas que rodeaban el reducto final del caudillo almohade.


Tras la muerte de Sancho VII El Fuerte llegó la decadencia del Reyno de Navarra y con ella, inevitablemente y como siglos después sucediese en toda España, las dinastías francesas. En 1512, Navarra, cuya independencia había sido respetada hasta por el mismísimo Fernando El Católico, será integrada en España por un ejército castellano reclutado, ¡curiosamente! entre vascos guipuzcoanos. El pacto con Francia, amasado a espaldas de las Cortes navarras y con la excomunión de los reyes navarros por el Papa Julio II, oficializó la integración de Navarra, manteniendo, eso sí, sus fueros. Así llega Navarra, plenamente integrada en España, hasta el siglo XIX, que es cuando Navarra dejó de ser Reyno para integrarse jurídicamente con su actual statu-quo derivado de los fueros de 1839 y de la Ley Paccionada de 1841.


Navarra es pues, la cuna de España. Si la fagocitan los separatistas vascos. España morirá.

¡¡¡ VIVA NAVARRA ¡!!


¡¡¡ VIVA ESPAÑA ¡!!



Eduardo García Serrano

martes, 11 de enero de 2011

No olvidemos el dolor causado por el terrorismo de IZQUIERDAS (Abertzale o no, poco importa) .....







Memoria histórica: 26 mayo 1979, California 47

A las once de la mañana, el cortejo fúnebre que acompañaba los ataúdes con los cadáveres del teniente general Gómez Hortigüela, los coroneles Laso y Ávalos y el conductor Gómez Borrero, asesinados por ETA el día anterior, salía por la puerta principal del Cuartel General del Ejército y enfilaba poco después la calle de Alcalá, hasta la Plaza de la Independencia, donde estaba prevista la despedida del duelo. Cerca de cinco mil personas se habían congregado en las inmediaciones y algunos lanzaban gritos de «Gobierno, dimisión», «Ejército al poder» y «Franco, Franco», así como insultos contra el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez y el vicepresidente, teniente general Gutiérrez Mellado. Aquel enlutado 26 de mayo de 1979 era sábado. Y Fernando Manso, de 37 años y vecino de Madrid, agente comercial, casado y con una hija que aún no había cumplido los cuatro años, acudió, junto a su suegro, a la manifestación contra estos crímenes.

Llovía sobre mojado. El día anterior, dos de los integrantes del comando del Grapo -Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, brazo armado del PCE-R-, que la víspera habían asesinado a un policía del Cuerpo Superior en Sevilla, y que se disponían a liquidar a un teniente coronel del Ejército, habían caído abatidos en Teruel durante un enfrentamiento con la Guardia Civil.

Días de miedo

«Los atentados eran constantes -recuerda María Luisa Ordoñez, viuda de Manso-. De hecho, ese sábado íbamos a sacar entradas para el cine que hay junto a California 47, para la sesión de la noche, ya que al día siguiente era mi cumpleaños, y, desistimos porque nos daba miedo andar a esas horas por la calle, así que pensamos que mejor merendaríamos en la cafetería de Goya, que tanto frecuentábamos. Llegamos a "California" minutos antes de las siete de la tarde y bajamos a la planta inferior, ya que la primera estaba hasta arriba. Como mi marido no se encontraba bien, entró al baño, y yo me quedé sentándome en la mesa con mi niña. Entonces estalló. Es un milagro que no tuviéramos heridas graves. Sufrí una conmoción y perdí el conocimiento. Me llevaron al Hospital Provincial. Desperté sobre una camilla hacia las nueve de la noche. Había un movimiento impresionante de enfermeros y de médicos. No sabía dónde estaba mi hija. Al parecer, los bomberos la sacaron y la dejaron fuera y un matrimonio que pasaba por allí la cogió y la llevó al Ruber. La niña estuvo desaparecida entre dos y tres horas».

«Al volver en mí, pregunté por mi marido. Tenía un presentimiento terrible. Me dijeron que estaba muy grave, pero supe que había pasado lo peor. Fernando falleció en el momento». «Nunca piensas que a ti te va a pasar. Antes que en California 47 ya habíamos conocido el ataque indiscriminado con el atentado de la calle de Correos. Pero a pesar de eso, lo sigues viendo como algo lejano. El Grapo estaba en su apogeo y enseguida nos enteramos de que habían sido ellos».

María Luisa ya no volvió nunca más a su casa. «Me llamaron para los juicios, pero no tuve valor. Me daba miedo enfrentarme a todo eso». Hoy, junto a la madre, se sienta la hija, María Luisa, la huérfana. Dice mirando fijamente a los ojos que «las víctimas del Grapo hemos sido olvidadas, somos víctimas de segunda» y su madre explica que «en aquella época hasta nos rechazaban. No se me olvidará cuando llamé al Ministerio de Trabajo para enterarme de las pensiones, ya que mi marido era autónomo y me quedé sin nada cuando murió, y al decir que era víctima del terrorismo me colgaban el teléfono. Tuve que vender mi casa. No tenía seguro. Mi familia nos ayudó a salir adelante. Al mes justo de enviudar, me puse a pedir trabajo. Ni el Gobierno ni la Casa del Rey, nadie se preocupó por nosotros. Así lo digo y así fue». Luego vino la ignominia. «¡Qué dolor y qué rabia tener que escuchar que habían volado la cafetería porque estaba llena de fascistas! ¡Éramos ciudadanos corrientes y molientes que merendaban un sábado por la tarde! Sí, había algunas mesas en la calle de Fuerza Nueva, donde vendían banderas y todo eso, pero nosotros no éramos de nada. Fue un crimen vil».

La bomba, en papel de regalo

Según el relato de los hechos que consta en la sentencia por la matanza de nueve personas y que causó heridas a 61 en la cafetería, «José María Sánchez Casas, dirigente de una banda perfectamente estructurada y provisto de armamento, dio orden a uno de sus subordinados, Alfonso Rodríguez García, de que en unión de la compañera de éste, María del Carmen López Anguita, colocaran una bomba de gran potencia en la cafetería California 47 de Madrid, el 26 de mayo de 1979».

La terrorista metió la bomba, envuelta en papel de regalo, en un armario de los servicios, en la planta inferior, y la conectó para que explosionara a las 18,50 horas. «Es de insistir -señaló el fiscal- que la bomba había sido especialmente preparada para un atentado de gran magnitud y excedía, con mucho, el tamaño y potencia de otros artefactos preparados hasta entonces».

A Julián Gómez Nava, camarero de 34 años, que había entrado a trabajar a la una de la tarde y que en ese momento atendía las mesas de la planta baja, la bomba le reventó «por la tripa y por mis partes, me rompió la dentadura, me abrasó las piernas y las manos, me hirió en la clavícula y el riñón, además de dejarme sordo del oído izquierdo. Me dieron por muerto. Estaba casado y tenía dos niñas chiquititas. Ese día -concluye- me destrozaron la vida».

Julián, que desde aquel maldito 26 de mayo no ha podido separarse de los ansiolíticos para poder vivir y, a duras penas dormir, sirvió al asesino. «El que hacía de jefe de la banda, ese tal Sánchez Casas, iba todos los días a comer a California 47 y yo le tomaba la comanda. Le conocía de cliente habitual; venía de los primeros y se sentaba en una mesa para dos. Comía y "adiós" , "adiós". No hablaba más. Les reconocí a él y a la chica que puso la bomba. Creo que por eso -explica con miedo y pesadumbre- me amenazaron durante un tiempo».

A los tres años del atentado, Julián Gómez Nava volvió a trabajar. «Me había curado de algunas heridas, otras no, porque no tienen solución. Volví con más gana y regresé, aunque me ofrecieron otra cafetería, a California 47. El primer día que volví a cruzar la puerta me dio pena y miedo; pero seguí ahí y nos pusimos el desafío de sacar adelante el local y lo logramos. Los clientes nos animaban mucho. Estuve hasta que se murieron los jefes, casi veinte años». Nunca recibió una peseta de indemnización y aún hoy batalla en el Supremo para recibir compensación por aquel golpe, que sólo le dejó sordera y desolación.

No hubo psicólogos

Otros, sin embargo, no volvieron más. Victoria de la Cuesta y su marido, Francisco de Juan, habían quedado aquella tarde con sus hermanos para merendar, después de una tarde de compras con su hija. «¿Quién nos iba a decir que aquel día nos iba a pasar una cosa así?», lamenta esta mujer a la vuelta de un cuarto de siglo desde el horror del atentado. «¿Quién no entraba a merendar a California?», repite. «¡Pues todo el mundo! Mi única hija no entró porque empezaba a salir con el chico que hoy es su marido y se marchó. Por eso no tuvo heridas físicas, pero ver casi muertos a sus padres -"corre para el Francisco Franco que tu padre no sale, corre para la Paz que operan a tu madre a vida o muerte"- le provocó tal conmoción que abandonó la carrera de Farmacia que estaba terminando. Ella sí que hubiera necesitado psicólogos, pero allí no había nadie que te echara una mano y cada uno se buscaba la vida como podía para tirar para adelante. Y qué le voy a decir de mí: ahora soy vieja, pero entonces estaba en lo mejor de mi vida y me arrancaron la cara. Cuando me encontraron, sin dientes, tenía el ojo derecho sobre la boca».

Cundió el pánico en Madrid. Tras el atentado, desalmados anónimos llamaban anunciando bombas en bares, lugares de trabajo, colegios y grandes almacenes. La crispación se adueñó de la calle. Cuatro días después, la misma jornada en que «Naranjito» -la mascota del Mundial-82- se daba a conocer al mundo, comparecía en el Congreso de los Diputados el presidente Adolfo Suárez. Su intervención decepcionó porque sus palabras no fueron más que un recopilatorio de las mismas condenas de siempre. Nada nuevo, nada decisivo.

Jordi Pujol, «de la minoría catalana», le espetó desde la tribuna: «El país espera algo más que palabras, espera una eficacia que le libre del miedo». Y el 4 de junio, a primeras horas de la tarde, el Grapo asesinaba a tiros a dos guardias civiles en Madrid.

Fuente: ABC

lunes, 10 de enero de 2011

LA TERCERA ROMA


EUGENIO d´ORS con sus tres hijos. De izquierda a derecha: Juan Pablo, Álvaro y Victor



«Para nosotros el imperio de Roma es un “eón”, una constante a través de los tiempos como frente a ella lo es Babel constante de la dispersión de los nombres, si Roma lo es de su unidad. Carlomagno, Sacro Imperio, y a su manera Napoleón, son revelaciones de esta constante». Eugenio D´ors

“Es evidente que en el hemisferio del Consumismo la vida es más llevadera, y no deja de haber aquí cierto aire de libertad, aunque las elecciones suelen estar muy condicionadas por la seducción de las masas, que ha alcanzado una perfección técnica irresistible, y que esta apariencia de libertad falta en el hemisferio comunista. Pero no es menos cierto que el deterioro humano del Consumismo, al ser más placentero e insensible, resulta por ello mismo mucho más letal que la brutal disciplina del Comunismo. Éste, por lo menos, puede hacer mártires, en tanto que el Consumismo no hace más que herejes y pervertidos.

HAY TODAVIA UNA VENTAJA EN EL ESTE que no suele tenerse en cuenta, pero que me parece muy importante: el Este no sufrió la corrupción protestante, de suerte que, bajo la larva marxista, se esconde todavía un cristianismo, aunque pueda ser cismático, menos contaminado que el del Oeste, corrompido por la Reforma Protestante. Si algún día esa larva marxista pudiera ser eliminada, quizás sería del Este de donde otra vez habría que esperar la Luz: ¡Ex Oriente Lux!. Y bajo el quizá Mito de Moscovia como LA TERCERA ROMA no sabemos si no late todavía una verdad misteriosa que el futuro nos pueda desvelar. Pero el futuro sólo es de Dios, y los hombres no podemos predecirlo sin una gracia especial para ello.

En definitiva, puede haber una guerra mundial o puede ésta no ser necesaria, pero, en todo caso, ese NUEVO ORDEN sólo puede venir por la “violencia de Dios”, la theou bía que decían los griegos… Las victorias implican siempre violencia: PARA UN NUEVO ORDEN, UNA NUEVA VIOLENCIA”.

“La Violencia y el Orden”. Tratado de Teología Política, 1986. Álvaro D’Ors

sábado, 8 de enero de 2011

Roma ciudad en pie!!


UNA CALLE EN ROMA PARA LOS CAIDOS DE ACCA LARENZIA

Ayer, 7 de enero, se conmemoró en Roma el 33 aniversario del asesinato de Franco Bigonzetti, Francesco Ciavatta y Stefano Recchioni, caídos en los sucesos de Acca Larenzia. Numerosas personas se dieron cita frente a la antigua sede del MSI para honrar la memoria de los jóvenes militantes caidos hace 30 años. Entre los presentes Teodoro Buontempo, presidente de La Destra, Giuliano Castellino, representante de Popolo di Roma, Gianluca Iannone, presidente de Casa Pound Italia y Fabio Sabbatini, del MPI. Los congregados honraron a los militantes caidos al grito de ¡Presente!y con el brazo derecho extendido.

Durante el mediodía una representación institucional dirigida por el alcalde de Roma Gianni Alemanno y la minista de la Juventud, Giorgia Meloni, antigua dirigente de Azione Giovani, se han congregado frente a la antigua sede misina para rendir honores a los caídos, confirmando el alcalde, que se nombrará proximamente la avenida donde se registraron los asesinatos con el nombre de Caidos de Acca Laranzia. Alemanno que ha sido recriminado por algunos partidos políticos izquierdistas por estos hechos y por haberse sabido que antiguos miembros de los NAR y de Terza Posizione tienen diferentes puestos políticos en el Ayuntamiento de Roma, ha respondido a la acusación de un periodista de que en los muros de la sede se encuentran símbolos fascistas, que la antigua sede del MSI, no es gestionado hoy día por el PDL-al que pertenece el alcalde- sino por otros grupos políticos que eligen la forma de recordar a estos caídos, y que esta elección no le compete. Alemanno ha añadido, según informa Il Messagiero.it que los sucesos de Acca Larenzia supusieron "una tragedia absolutamente inmotivada, gratuita y de desprecio por la vida humana" y ha recordado que con ellos "se inició el periodo más oscuro de los años de plomo, una espiral de violencia que duró diez años. Esto nos debe enseñar a no olvidar, sobretodo porque aún no ha sido hecha justicia, a pesar de que la metralleta Skorpion usada en Acca Larenzia había sido usada para otros homicidios por las Brigadas Rojas, lo que demuestra que las investigaciones sobre este suceso no fueron llevadas con la suficiente atención".
http://www.ilmessaggero.it/articolo.php?id=86783&sez=HOME_ROMA

viernes, 7 de enero de 2011

Acca Larentia. No quiero olvidar



Primero fueron dos niños, los hermanos Mattei, quemados por ser hijos de un dirigente local del MSI. Dos años después caía asesinado a golpes el estudiante del FUAN-Caravella Mikis Mantakas. Le seguirían durante los años siguientes Mario Zichieri y Bruno Giudici. Pero habría que esperar al año 1977 para que la izquierda diera un importante golpe contra el ambiente identitario romano.

Eran las 18:20 horas de la tarde del día 7 de enero de 1978. Tres jóvenes miembros del Frente de la Juventud del MSI regresaban de un concierto del grupo de música alternativa “Gli Amicci del vento” , hacia su sede local de Acca Larenzia, en el popular barrio romano de Tuscolino. En las inmediaciones de dicho local les esperaba un comando izquierdista que abrió fuego contra ellos, causando la muerte inmediata de Franco Bigonzetti, estudiante de medicina de 20 años y heridas de gravedad a Vincenzo Segneri y Francesco Ciavatta, estudiantes de 18 años. El primero pudo refugiarse tras la puerta blindada de la sede misina, el segundo sería rematado por la espalda mientras intentaba huir ya gravemente herido. El comando terrorista bajo las siglas Nucleos Armados de Contrapoder territorial reivindicaba el atentado de la siguiente manera: “Un núcleo armado después de un cuidadoso trabajo de contrainformación y control en el basurero de Via Acca Laranzia ha golpeado a los topos negros en el exacto momento en el cual estos estaban saliendo para realizar su enésima acción escuadrista. Que no se ilusionen los camaradas, la lista todavía es larga”.

Tras conocerse la noticia, miles de jóvenes tomaron las calles de Roma en actos de protesta por el atentado. En el marco de dichos disturbios caía asesinado de un tiro en la frente Stefano Recchioni, de 19 años, miembro de la sección de Colle Oppio del FdG y guitarrista del grupo “Janus”. El autor de los disparos fue el capitán de carabineros Eduardo Sivori, absuelto de cualquier cargo posteriormente. Justo un año después, en el curso de una manifestación de protesta por el atentado y sobretodo por la pasividad estatal ante estos hechos, muere también abatido a tiros por la policía el militante misino Alberto Giaquinto de 17 años, también su asesino fue absuelto sin cargos. Los asesinatos de Acca Larenzia marcan el inicio de los llamados “años de plomo”, una época en la que “matar a un fascista no era delito” y en la que las sedes de las secciones juveniles del Movimiento Social Italiano eran poco menos que fortines militares en plena guerra civil. Los asesinatos por parte de la izquierda ante la pasividad y en ocasiones complicidad estatal continuarán, y muchos miembros del Frente de la Juventud y del FUAN, siendo conscientes de que comunistas y democristianos eran enemigos por igual, se verán envueltos en una vorágine de sangre y violencia en muchos casos sin retorno. Como declararía Peppe Dimitri, militante identitario romano de primera línea, “Aquel día es como si hubiera desaparecido para nosotros cualquier tipo de esperanza. (…) Nos sentimos verdaderamente solos contra todos”. La cruda realidad del aislamiento y del hecho de tener en contra a todos los poderes despertaba bruscamente a los militantes dentitarios y nacionalistas italianos de los años setenta, ya huerfanos de Romualdi y de Évola.

miércoles, 5 de enero de 2011

lunes, 3 de enero de 2011

Hernan Perez y la Toma de Granada


QUEBRAR Y NO DOBLAR... Este era el lema de Hernán Pérez del Pulgar, apodado el de las Hazañas. Este caballero manchego, nacido en Ciudad Real, fue una noche del año 1490 el protagonista de una hazaña que lo inmortalizaría.

Con 15 caballeros y la compañía de su escudero Pedro, atravéso las líneas moras, burló sus guardias y penetró en la ciudad sitiada de Granada. Su intención parecía ser prender fuego a la mezquita, pero al no poder incendiarla clavó sobre la puerta principal un cartel, escrito por el propio Pulgar; en dicho pergamino se podía leer el Ave María, y a continuación la frase «Sed testigos de la toma de posesión que realizo en nombre de los reyes y del compromiso que contraigo de venir a rescatar a la Virgen María a quien dejo prisionera entre los infieles».

Tras aquella valerosa hazaña, se fue a la Alcaicería y le prendió fuego, saliendo a su encuentro la guardia granadina, a la que derrotó en su propia ciudad a pesar de ser más los enemigos. Puesto a salvo, fue alabada su proeza y los Reyes Católicos cargaron con flamantes blasones su escudo de armas. También ganó por aquella hazaña el derecho a ser sepeliado en lo que sería poco después la Sacra Iglesia Catedral de Granada, que vino a ser construida sobre la mezquita que simbólicamente tomó este caballero.

Al clarear las primeras luces del alba, el día 2 de enero de 1492, los capitanes y soldados del ejército cristiano, vestidos de punta en blanco, y acaudillados por el Cardenal Mendoza, fueron aproximándose a Granada. Penetraron en la ciudad, en los jardines del palacio de la Alhambra, y en lo más alto de la Torre de la Vela izaron una gran cruz de plata maciza y el estandarte de Castilla.

Retumbaban en el espacio los truenos de los cañones, sonaban los atabales y pífanos, y los gritos de júbilo aclamaban a los muy grandes y poderosos Reyes Católicos, Fernando de Aragón e Isabel de Castilla:

¡Granada, Granada, por los Reyes Don Fernando y Doña Isabel!

Boabdil, quebrado y no doblado, hincaba la rodilla ante los Reyes Católicos y entregaba las Llaves de la Alhambra a Don Fernando, diciéndole con lágrimas en los ojos:

"Tuyos somos, rey poderoso y ensalzado; éstas son, señor, las llaves de ese paraíso!"

Y Granada fue devuelta a la civilización.