viernes, 1 de abril de 2011

Memoria historica. El fascismo



El «fascismo» no tiene nada que ver con el «nacionalismo». Es justamente lo contrario. Nacionalista es un Barrés, con sus bastiones de muertos. Un D'Annunzio, con sus Fiumes irredentos. Si el fascismo hubiera sido un «nacionalismo», una fórmula restricta, romántica y moderna, como es todo nacionalismo, hace tiempo que hubiera periclitado. Y periclitará apenas restrinja su significado romano, católico, esto es, universal y social, a un sentido nacional y fronterizo. Así lo acaba de subrayar en voz de alarma Giergio Pini en su «Civiltá di Mussolini fra l'Oriente e l'Occidente». Pero antes que Pini ya lo habíamos dicho –predicho– algunos.

Ernesto Gimenez Caballero

No hay comentarios: