viernes, 26 de noviembre de 2010

Yukio Mishima. Saliendo del cerco



Il sindaco Alemanno è intervenuto alla conferenza stampa di presentazione “Yukio Mishima – il ruolo dell’identità nel contesto del rapporto tra Oriente e Occidente”, rassegna di cinema e conferenze a giugno 2011 sullo scrittore giapponese più noto in Italia.

Hanno partecipato l’assessore alle Politiche Culturali e della Comunicazione Umberto Croppi, l’ambasciatore giapponese in Italia Hiroyasu Ando, il direttore dell’Istituto giapponese di Cultura Fumio Matsunaga e il prof. Franco Mazzei.


http://duepuntozero.alemanno.it/2010/11/25/presentazione-“yukio-mishima.html

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Divorcio a la italiana



domingo 29 de agosto de 2010
Divorcio a la italiana

La derecha italiana es la más sólida intelectual, cultural, propagandística y socialmente de Europa. Como tratamos por medio de un interesante video, todo ello es fruto de un concienzudo y honesto trabajo de años en el plano de las ideas que no se ha dado en el resto de países de nuestro continente, en los cuales se ha seguido el camino opuesto, -esto es, la rendición ante el modelo de sociedad progresista y la renuncia a la propia alma ideológica-. El resultado de ello es que la derecha italiana ha desarmado por completo a la izquierda, la cual se ve incapaz de poder plantarle cara electoralmente desde unos años para acá y que vacila entre un intento de “Viva Zapatero”, por parte de los radicales, y una extraña síntesis entre el antiguo Partido Comunista Italiano y el sector de la Democracia Cristiana más centrista que sin Romano Prodi como candidato nunca le gana unas elecciones a Silvio Berlusconi. El ejemplo que mejor plasma el gratificante efecto, provocado por esta importante y eficaz tarea, es un detalle que sería sorprendente en el resto de países, especialmente en el nuestro, como es la hegemonía de la derecha entre aquellos jóvenes italianos más activos en política.

Sin embargo, el conservadurismo italiano, englobado electoralmente en una gran coalición –hoy partido- que en cada cita electoral suele abrirse para contener desde pequeños partidos liberales y democristianos hasta a reconocidos neofascistas, con la secesionista Liga Norte incluida, tiene un grave problema: su líder, Silvio Berlusconi.

“Il cavalieri”, tan zalamero con el votante conservador como oportunista para sus intereses personales, no tiene fondo ideológico ninguno y solamente es un anticomunista por conveniencia, la misma que le impulsó a coquetear en los 80 con el Partido Socialista cuando su amigo, el corrupto primer ministro Bettino Craxi, le abría camino para que pudiera construir su gran imperio empresarial (un dato fundamental para conocer al personaje y que interesadamente los medios de comunicación suelen ignorar). Contemplando como el padrino Craxi huía hacia Túnez, tras la debacle del régimen de partidos políticos tradicionales que supuso “tangetópolis”, Berlusconi decidió saltar a la arena política creando su propio partido que, al nombre del grito de los tifosi “Forza Italia” y con unos cuadros compuestos por el personal de sus empresas, inauguró la etapa de la política espectáculo. Pero para dar consistencia al proyecto, que ganaría las elecciones de 1994, necesitaba como aliados a aquellos que intentando quitarse la naftalina de la República de Saló de encima, llevaban más de una década marginando a los camaradas del plomo y revisando el programa neofascista para adecuarlo al de un conservadurismo democrático, social e identitario. El postfascista Movimiento Social Italiano -que el delfín del histórico Giorgio Almirante, Gianfranco Fini, dirigía hacia la renovación- , y la entonces Liga Lombarda del polémico secesionista Umberto Bossi, serían los extraños compañeros de viaje del partido de “il Cavalieri”. Si bien con Bossi –que haría caer ese primer gobierno a los nueve meses- comenzaría una inicial historia de amor-odio que finalmente desembocaría en un sólido matrimonio de conveniencia, Fini iba a ser un fiel lugarteniente que llegaría al punto de -15 años después- fusionar a su Alianza Nacional, mediante la que había conseguido desvestir la camisa negra del MSI, con Forza Italia en el nuevo partido “Popolo de la Libertà”. Pero para este viaje no se necesitaban las alforjas. La vertiginosa transmutación ideológica de Fini -que se ha acabado situando a la izquierda de Berlusconi, después de haber empezado muy a su derecha- y una mezcla de indignación, por la escandalosa trayectoria berlusconiana, con el puro interés de un sexagenario que ansía suceder de una vez al playboy y magnate metido a estadista, ha elevado la tensión hasta el punto de producir la salida de Fini del recién nacido partido, tras protagonizar una tensa escena pública, en plena convención, en la que uno y otro se reprocharon a gritos los agravios del uno con el otro.

Y como en todo divorcio, quienes salen perdiendo siempre son los hijos del matrimonio. La derecha italiana tiene un lastre en su máximo líder. (....) ... Berlusconi es un -amoral y corrupto- cáncer que a largo plazo puede acabar carcomiendo ese vigoroso cuerpo sociopolítico y cultural con el que hoy cuenta “la destra”. Pero la alternativa ya no puede ser un Fini que hace tiempo que se pasó de frenada, convirtiéndose en el “Gallardoni” italiano. Precisamente es en la alcaldía de la capital donde corren aires de esperanza. En la ciudad eterna de Roma, emerge, cual nuevo césar, un nombre de pasado, presente y futuro, Gianni Alemanno, que es el retrato que falta en ese anuncio de La Gaceta en Intereconomía sobre la derecha en Europa.

http://aticoderecha.blogspot.com/

lunes, 22 de noviembre de 2010

domingo, 21 de noviembre de 2010

Memoria Historica. 20 Noviembre



Fue un error por parte de la República el fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera; españoles de esa talla, patriotas como él, no son peligrosos ni siquiera en las filas enemigas. (…) ¡Cuánto hubiera cambiado el destino de España, si un acuerdo entre nosotros hubiera sido tácticamente posible, según los deseos de Primo de Rivera!”. Diego Abad de Santillán, dirigente anarquista.

“Considero una insensatez y un error capital condenar y fusilar a José Antonio en estos momentos… Sinceramente, y, hablando entre nosotros, no reconozco ninguna razón o pretexto que aconseje, y mucho menos justifique, tan precipitada e insólita decisión. Más que una gravísima falta de tacto político de nuestro Gobierno, la condena de Primo de Rivera tiene todas las trazas de obedecer a una turbia maniobra planeada por una camarilla de individuos de indudable peso político en las altas esferas del ejecutivo republicano interesados en echar más leña al fuego de la discordia civil; en exacerbar aún más las pasiones ya desatadas y desbordas hasta límites inverosímiles en los cuatro cuadrantes de nuestra España en llamas”. Buenaventura Durruti, dirigente anarquista, muerto en extrañas circunstancias el mismo 20 de noviembre de 1936.


“La muerte de José Antonio cambió profundamente la historia de España. Con José Antonio desaparece, en mi opinión, la España con preocupación social y revolucionaria fuera de las ideas socialistas, y se vuelve a la España del capitalismo y de la aristocracia, que hoy tiene fuerte entronque con la banca y las compañías eléctricas”. Manuel Murillo, Secretario General del Partido Socialista Federal.


"Por eso solía decir que a España no se la puede mirar desde una sola perspectiva, desde un solo flanco, sino por entero, en su plenitud. Cara a cara y en los ojos y con los ojos de lo eterno. Eterno para él no era sólo, ni sobre todo, un pasado intemporal continuado en el ayer, pues claro está que una eternidad que no contuviera en su seno el presente no sería tal. Y en el presente sentía la palpitación y el augurio del futuro. Una gran codicia de provenir español le movía, y sin entregarse a optimismo ilusorios ni habitar nunca el país de la utopía, tenía la creencia de que España, país en ascenso, a pesar de los pesares, podía lograr un alto y digno puesto en el acontecer universal a condición de unir los valores vitales innegables que posee a los valores del espíritu, de la inteligencia, de la abnegación y de la unión, que le han solido fallar. Por ello, la guerra civil se le parecía como el mal perpetuo de la vida española, como el peor cáncer que devoraba toda la voluntad de ascenso de la nación en la Historia contemporánea, pero no se le ocultaba a sus claros ojos que sólo por medio de una guerra civil, violenta, podía acabarse esa pugna sorda y latente que nos estaba envenenando desde hacía siglo y medio. Así sus últimas palabras fueron para desear y esperar que la sangre tan abundantemente vertida en nuestros campos fuera la última de las discordias civiles hispánicas y abono para una siembra fecunda en el mañana. A cuantos compartimos sus alegrías y sus tristezas, sus desesperadas esperanzas, sus razones y sus pasiones, y su fe sobrerracional, corresponde ahora que no queden en polvo tan generosos y bellos sueños."

Eugenio Montes

La voz del Espiritu Heroico

jueves, 18 de noviembre de 2010

lunes, 15 de noviembre de 2010

Fuera Marruecos del Sahara



Las ciudades españolas de Africa y el Sáhara Occidental. La España desconocida

Existe un desconocimiento peligroso de la presencia española en África. Desde el año 42, el norte del vecino continente formó parte del Imperio Romano, y desde el 285, la parte tingitana dependía de la diócesis Hispaniarum. Después vendrán los vándalos, quienes dieron el nombre a Andalucía, y finalmente los musulmanes, que se enseñorearon de ambas partes del estrecho. Sin embargo, siete siglos después, la decadencia islámica se materializó en un puzzle de estados que fueron sucumbiendo bajo el empuje cristiano.

En 1415 Juan I de Portugal recuperaba la antigua ciudad fenicia de Ceuta. Por parte española, tras la unión de las coronas castellana y aragonesa, se liberaba en 1492 Granada, poniendo fin al poder islámico en la península.

No obstante, desde los reinos norteafricanos, que dieron refugio a los musulmanes expulsos, la piratería berberisca obligó a la España renacida a seguir una política de aseguramiento de fronteras en el continente vecino. Pedro de Estupiñán iniciaba aquella política con la toma de Melilla en 1497. Será después, el cardenal Cisneros quien la prosiga bajo su regencia, y la de Fernando el Católico, con la ocupación de las plazas piratas de Mazalquivir (1505), Peñón de Vélez de la Gomera (1508), Orán (1509), Bugía (1510) y Trípoli (1510).

Quien tomó parte en casi todas aquellas conquistas, fue Pedro Navarro, conde de Oliveto, natural de Navarra, al servicio de España, antes incluso de que el viejo reino pirenaico fuese anexionado. Este hidalgo navarro, es uno de los mayores ingenieros militares y artilleros de la historia militar española. Al cual se le atribuye el éxito de la conquista de aquellos nidos fortificados de piratas.

Los acontecimientos posteriores impidieron proseguir el avance africano. Pero las correrías de los piratas berberiscos provocaron la toma del Peñón de Alhucemas en 1673.

Para entonces es el nacimiento del reino de Marruecos, cuando en 1660 los alauies, actuales gobernantes marroquíes, unificaron varios de los reinos norteafricanos formando el sultanato marroquí, que ocupaba menos de la mitad del actual reino, sin el Sahara occidental. De aquellos territorios, permanecieron para España, hasta hoy, las ciudades de Ceuta y Melilla, y los dos peñones. La ciudad de Ceuta, pasó a la monarquía española en 1580, como el resto del reino luso, pero cuando se independizó de España en 1640, Ceuta se mantuvo española hasta hoy. A estos territorios metropolitanos se añadirían por razones de seguridad contra la piratería, las islas Chafarinas en 1848 y la de Alborán en 1860.

Será a inicios del siglo XX, cuando las grandes potencias europeas se repartan el continente africano, cuando el sultanato de Marruecos quedó bajo protección francesa, excepto el norte rebelde a su dominio, que fue entregado a España. Estos territorios coloniales fueron devueltos en 1956 a Marruecos cuando recobró su independencia de Francia. No así las ciudades de Ceuta y melilla, ni los peñones, ya que nunca formaron parte de Marruecos, siendo españoles siglos antes de la constitución del primer estado marroquí en 1660.

La población de las actuales ciudades autonómicas es española, siendo la religión católica la mayoritaria, siendo su minoría bereber de reciente incorporación. La población de ambas ciudades norteafricanas ronda en torno a las 140.000 personas. En cuanto a los peñones, la población civil era de 300 en cada islote. Sin embargo, las dificultades obligaron a su población a instalarse en Ceuta y Melilla, siendo sus habitantes, personal militar exclusivamente.

Sáhara, Eldorado perdido

Una rápida descripción del Sahara nos permite descubrir como aquel erial, hermoso para los exploradores, y recorrido históricamente por algunas tribus nómadas de larga ascendencia árabe, podría con el tiempo convertirse en un Eldorado, gracias al trabajo de miles de españoles que pusieron su ilusión en aquel territorio. La soberanía española en aquel desierto prestó su protección a una serie de tribus nómadas que de ese modo, después de haber evitado la soberanía del sultán marroquí, no querían quedar bajo la colonial francesa. Aquel enorme territorio planteó los problemas de controlar los límites y censar una población, que por los hábitos del lugar, quedan condenados a vivir del nomadeo continuo junto a sus camellos y sus cabras. En 1950, la administración española cifraba en 13.627 personas la población del territorio, de los cuales 1.120 eran europeos.

Las poblaciones más importantes eran El Aaiun con 1.291 habitantes, Villa Cisneros con 922 y Villa Bens con 2.256. Tendría que pasar el tiempo, para que en 1960 se llegase a los 23.283 habitantes. Con aquellas cifras, había un par de matrimonios anuales de españoles europeos y una veintena de nacimientos, con respecto a la población autóctona, los matrimonios eran de doscientos cincuenta y unos quinientos nacimientos. Cifras que contrastan con las posteriores del censo de 1970, único reconocido para un referéndum por la ONU, donde la población total era de 76.425 habitantes, de los cuales 16.648 eran europeos y 59.777 autóctonos. La capital El Aaiun se había transformado en una moderna ciudad de servicios con 24 mil habitantes, de los cuales la mitad eran europeos.

El milagro de aquella transformación se debía a los fosfatos y a los recursos pesqueros. España estableció una alfabetización primaria casi universal, en todos los centros sedentarios para la totalidad de la población, a pesar de la dificultad de un territorio muy extenso con parte de la población viviendo de la trashumancia de sus rebaños. Sin embargo, era cada vez mayor la sedentarización de la población autóctona y la atracción que sufrían sus familiares más allá de las fronteras oficiales, en emprender una nueva vida ofertada por España.

El Sahara disponía de una biblioteca, dos cines, dos campos de fútbol, dos piscinas, cuatro parroquias, dos conventos, tres capillas y tres mezquitas. El personal religioso católico estaba compuesto en su máxima amplitud por catorce capellanes militares y una decena de misioneros oblatos. De esto últimos todavía hay una minúscula representación.

Antes era una iglesia naciente con varios miles de españoles y algún nómada converso. Ahora los técnicos extranjeros son los únicos asistentes a la única parroquia que celebra la Misa en inglés. Los tiempos de una provincia que crecía y se convertía en un polo de desarrollo acabaron con su abandono en 1975. La solución hubiese sido el establecimiento de un Estado Libre Saharaui, soberano sobre su gente, pero protegido por España en sus relaciones internacionales y defensivas. Tanto Marruecos como Argelia, peones de EEUU y la antigua URSS, han jugado sus bazas con la gente de aquel lugar. De momento, para la ONU, España sigue siendo la depositaria del Sahara, por la imposibilidad de reconocer un abandono unilateral, en desacuerdo con la opinión del pueblo saharaui.

cronología

Siglo XV.- Establecimiento de Santa Cruz del Mar Pequeña por pescadores canarios
1884.- Se inicia la colonización española en Río de Oro.
1934-36.- Ocupación efectiva del territorio por parte española.
1956.- Se proclama la independencia del Reino de Marruecos.
1958.- Se designa al Sahara como provincia española
1965.- La ONU pide a España la descolonización.
1973.- El Polisario ataca Tifariti y en dos días de combates mueren 100 soldados españoles.
1974.- España anuncia a la ONU la intención de celebrar un referéndum.
16-X-1975.- Hassan II anuncia la Marcha Verde después de que el Tribunal Internacional de Justicia dictaminara que no existen vínculos entre Marruecos y el Sahara.
1-XI-75.- El príncipe Juan Carlos visita El Aaiún.
6-XI-1975.- La Marcha Verde cruza la frontera.
20-XI-1975.- Muere Franco.
11-XII-1975.- Tropas marroquíes llegan a El Aaiún. Mauritania invade el sur.
28-II-1976.- El teniente coronel Valdés arría la bandera española

·- ·-· -······-·
José Luis Virolay

ARBIL

martes, 9 de noviembre de 2010

Eduardo Garcia Serrano. Con otro punto de vista


Entre tus manos, querido lector, tienes un libro arriesgado, valiente y sincero, tanto que la «policía del pensamiento» no dudará en calificar como peligroso y subversivo, y pronto, muy pronto tratará de ocultar, censurar e incluso quemar. Como bien sabes, el poder político y sus terminales mediáticas instaladas en el «Mátrix progre» de lo «políticamente correcto», amordazan y asfixian cualquier intento de rebeldía o disidencia que cuestione su «stablishment», su «jerarquía de valores», su «Sistema».

Encontrarás en esta trinchera, la voz altanera, honesta y humilde del emboscado, del disidente, del patriota, del «maldito» que se arroja a la arena del circo imperante sin más armas que la palabra, y con la firme decisión de desenmascarar al totalitario «discurso dominante». Recuerda que siempre soplarán vientos de esperanza, de «gran esperanza», mientras exista un puñado de hombres buenos que levanten la bandera de nuestra Libertad.

No tengas miedo, acércate a estas páginas sin prejuicios y con el corazón abierto pues se te revelará un «nuevo mundo» lleno de matices y sensaciones diferentes, y que «Ellos», sólo «Ellos», habían intentado hurtar y pervertir. Ha llegado ya, estimado amigo, la hora de romper las cadenas de esta atávica omertá...

Intervenciones de Eduardo Garcia Serrano el 20 de mayo
http://www.intereconomia.com/video/gato-al-agua/resumen-eduardo-garcia-serrano

viernes, 5 de noviembre de 2010

No queremos ser fantasmas o repugnantes desertores...


“Aparte de que no es en la historia, en el pasado histórico, donde hemos de dar nosotros la batalla. Necesitamos, si ésta ha de ser eficaz, enemigos cercanos y concretos. Por eso, en vez de remontarse España atrás, en busca del hecho fatídico, el hombre culpable o las ideas virulentas a quienes imputar las responsabilidades por la Patria deficiente que hoy tenemos, nos corresponde percibir y descubrir los hechos, los hombres y las ideas de esta misma hora. En otro caso, correremos el peligro de luchar contra fantasmas y contra enemigos ilusorios, lo que nos convertiría a nosotros también en fantasmas y en repugnantes desertores.”

miércoles, 3 de noviembre de 2010

En busca de la derecha perdida


Presenta su libro “En busca de la derecha (perdida)”

Javier Esparza: “Labordeta tenía una sensibilidad completamente de derechas”Critica a la derecha política que es “incapaz de decir su nombre”

“Es mucho más cómodo trabajar en Intereconomía que en la COPE actual”

A Rajoy le diría que la derecha gana elecciones sin hacerse pasar por el enemigo
José Javier Esparza.

¿Qué es lo que hace que uno se sienta de derechas? ¿Cómo alguien con sensibilidad de derechas puede afrontar su condición en el siglo XXI? Son algunas de las respuestas que trata de ofrecer José Javier Esparza en su nuevo libro con el que elabora una aguda crítica a esa clase política actual que, de forma natural, debería de ocupar el espectro ideológico de la derecha.

"En busca de la derecha (perdida)" (Ed. Áltera) parte de la realidad definida por Esparza según la cual en España no hay una derecha política capaz de decir su nombre. Reaparece aquí un viejo complejo.

"La derecha, para ganar elecciones, tiene que parecer un poquito de izquierdas. Se trata de que le perdonen la vida"

Según José Javier Esparza, ese complejo también debería de quitárselo Mariano Rajoy.

Cree que el líder del Partido Popular haría bien en imitar a la derecha estadounidense o a la del resto de Europa.

"Han demostrado que ganan elecciones sin necesidad de hacerse pasar por el enemigo y enviando claramente sus mensajes al electorado".

Pero, sin duda, para Esparza el mejor ejemplo de "nadar entre dos aguas" es Alberto Ruiz-Gallardón. Ejemplo de aparentar ser un poco de izquierdas para ganar elecciones.

"Es una estafa parecer un poquito de izquierdas para ganar elecciones. Además, los votantes de Gallardón no le votan al él sino al PP para evitar la victoria del PSOE".

Para el autor de "En busca de la derecha (perdida)" tampoco se salva la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Esparza subraya que, a pesar de que el discurso de la derecha española se ha centrado en el liberalismo, éste es sólo una pequeña parte de la derecha política y cultural.

"Y Esperanza Aguirre representa característicamente a una derecha liberal. Y como tal, hay amplios territorios de la derecha que no transita".


José Javier Esparza llega a la conclusión de que con los años se ha entregado la iniciativa social y cultural a la izquierda. El autor de este ensayo asegura que valores típicamente de derechas son ahora asumidos por los progresistas. Pone el sorprendete ejemplo de José Antonio Labordeta para decir que

"José Antonio Labordeta, tipo al que yo adoraba, tenía una sensibilidad completamente de derechas. Pero él ni la derecha lo sabían. Un tipo pegado al terruño, a la memoria de los abuelos... Eso es ser más derechas que don Pelayo."

Para el autor, que cada tarde presenta el Telediario de Intereconomía, el problema surgió con un giro hacia lo que llama "el pijerío" que hizo que la derecha se apartara de cosas propias tan elementales como el amor a la tierra de donde uno es originario."

http://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/2010/09/23/javier-esparza-labordeta-sensibilidad-completamente-derechas--busca-derecha-perdida-rajoy-aguirre-gallardon.shtml

martes, 2 de noviembre de 2010

Sin Pudor


Sin pudor, por Arturo Pérez Reverte


Cada vez que doy un paseo veo más tiendas cerradas. Algunas, las de toda la vida, habían sobrevivido a guerras y conmociones diversas. Eran parte del paisaje. De pronto, el escaparate vacío, el rótulo desaparecido de la fachada, me dejan aturdido, como ocurre con las muertes súbitas o las desgracias inesperadas. Es una sensación de pérdida irreparable, aunque sólo haya echado vistazos al escaparate, sin entrar nunca. Otras de esas tiendas son negocios recientes: comercios abiertos hace un par de años, e incluso pocos meses; primero, los trabajos que precedían a la apertura, y después la inauguración, todo flamante, dueños y dependientes a la expectativa, esperanzados. Ahora paso por delante y advierto que los cristales están cubiertos y la puerta cerrada. Y me estremezco contagiado de la desilusión, la derrota que trasmite ese triste cristal pegado al cristal con las palabras se alquila o se traspasa.

En lo que va de año, la relación es como de una lista de bajas después de un combate sangriento. Entre las que conozco hay una parafarmacia, dos tiendas de complementos, una de música clásica, una estupenda tienda de vinos, una ferretería, una tienda de historietas, tres de regalos, dos de muebles, cuatro anticuarios, una librería, dos buenas panaderías, una galería de arte, una sombrerería, una mercería e innumerables tiendas de ropa. También -ésa fue un golpe duro, por lo simbólico- una juguetería grande y bien surtida. Me gustaba entrar en ella, recobrando la vieja sensación que, quienes fuimos niños cuando no había televisión, ni videoconsola, ni nos habíamos vuelto todos -críos incluidos- completamente cibergilipollas, conservamos del tiempo en que una juguetería con sus muñecas, trenes, soldados, escopetas, cocinitas, caballos de cartón, disfraces de torero y juegos reunidos Geyper, era el lugar más fascinante del mundo.

Ahora hablamos de crisis cada día. Hasta los putos políticos y las putas políticas, que no es lo mismo que políticas putas, ahórrenme las putas cartas, lo hacen con la misma impavidez con que antes afirmaban lo contrario. En todo caso, una cosa es manejar estadísticas; y otra, pisar la calle y haber conocido esas tiendas una por una, recordando los rostros de propietarios y dependientes, su desasosiego en los últimos tiempos, la esperanza, menor cada día, de que alguien se parase ante el escaparate, se animara y entrase a comprar, sabiendo que de ese acto dependían el bienestar, el futuro, la familia. Haber presenciado tanta angustia diaria, la ausencia de clientes, el miedo a que tal o cual crédito no llegara, o a no tener con qué pagarlo. El saberse condenados y sin esperanza mientras, en las tiendas desiertas que con tanta ilusión abrieron, languidecían su trabajo y sus ahorros. Morían tantos sueños.

Eso es lo peor, a mi juicio... Lo imperdonable. Todas esas ilusiones deshechas, trituradas por políticos golfos y sindicalistas sobornados que todavía hablan de clase empresarial como si todos los empresarios españoles tuvieran yate en Cerdeña y cuenta en las islas Caimán. Ignorando las ilusiones deshechas de tanta gente con ideas y fuerza, que arriesgó, peleó para salir adelante, y se vio arrastrada sin remedio por la tragedia económica de los últimos tiempos y también por la irresponsabilidad criminal de quienes tuvieron la obligación de prevenirlo y no quisieron, y ahora tienen el deber de solucionarlo, pero ni pueden ni saben. De esa gentuza encantada consigo misma que no sólo carece de eficacia y voluntad, sino que sigue impasible como don Tancredo, procurando ni parpadear ante los cuernos del toro que corretea llevándose a todo cristo por delante. Un Gobierno cínico, demagogo, embustero hasta el disparate. Sentenciándonos, entre unos y otros, a ser un país sin tejido industrial ni empresarial, sin clase media, condenado al dinero negro, al subsidio laboral con trabajo paralelo encubierto y a la economía clandestina. Con mucho Berlusconi en el horizonte. Un rebaño analfabeto, sumiso, de albañiles, putas y camareros, donde los únicos que de verdad van a estar a gusto, sinvergüenzas aparte, serán los jubilados guiris, los mafiosos nacionales e importados, y los hooligans de viaje y tres noches de hotel, borrachera y vómito incluidos, por veinticinco euros. Para entonces, los responsables del desastre se habrán retirado confortablemente al cobijo de sus partidos, de sus varios sueldos oficiales, de sus pingües jubilaciones por los servicios prestados a sí mismos. A dar conferencias a Nueva York sobre cómo nos reventaron a todos, dejando el paisaje lleno de tiendas cerradas y de vidas con el rótulo se traspasa. Así que malditos sean su sangre y todos sus muertos . En otros tiempos, al menos tenías la esperanza de verlos colgados de una farola.

lunes, 1 de noviembre de 2010