jueves, 3 de junio de 2010

Ofensiva contra nuestras tradiciones. Corpus Christi Toledo




Chacón se sale con la suya: sin honores, sin himno y sin bandera en el Corpus de Toledo

Aparentemente, el acto fue igual de lucido que siempre, pero con un pequeño detalle: sin la tradicional participación militar a la salida de la custodia del Corpus Christi

La ministra de Defensa, Carme Chacón, le había dado garantías al presidente de Castilla-La Mancha, el también socialista José María Barreda, de que la procesión del Corpus este jueves en Toledo iba a ser como siempre. Y así parecía que iba a ocurrir. Los cadetes formaron con su uniforme de gala y sable pero, para sorpresa de muchos, no presentaron armas al Santísimo, no llevaban la bandera nacional y la banda de la Academia no interpretó el himno de España.



Dicho de otra manera: la ministra se salió finalmente con la suya y volvió al polémico plan inicial, denunciado por LA RAZÓN, de modificar la tradicional celebración en el día grande de Toledo e impedir que los militares rindan honores.



Toledo vivió hoy, por tanto, un Corpus sin honores militares, sin himno y sin bandera, y sin la tradicional participación militar a la salida de la custodia. Esta circunstancia provocó la indignación entre la mayoría de los asistentes, hasta el punto de que, como era de esperar, fue el comentario generalizado durante toda la celebración.



"¡Qué poca vergüenza no dejar tocar el himno a los militares!", se lamentaba una mujer en medio de "vivas" a la procesión. "Ahora tenía que pasar la ministra para saber lo que es bueno", se lamentaba otra de las asistentes. Más pesimista era otro de los toledanos que acudió a la celebración: "Si al final será el último año que saldrán los militares", señaló.



El acto, al que no asistió la ministra de Defensa, estuvo presidido por el presidente regional, José María Barreda, a quien acompañó el presidente del PP, Mariano Rajoy. Como máxima autoridad militar acudió el teniente general Fernando Lens.

LA RAZON

28 comentarios:

Jesús Zamora Bonilla dijo...

La tradición no puede justificar lo que es intrínsecamente una injusticia.
Si el ejército (o cualquier otro organismo público) "rinde honores" a un símbolo religioso, ese ejército es el que está siendo sufragado con los impuestos de todos los ciudadanos, incluídos los agnósticos, musulmanes, protestantes, o budistas. Si el ejército participa, lo hace representando a los ciudadanos españoles, pero hay muchos a los que les ofende esa rendición de pleitesía a un símbolo en el que no creen.
Lo único justo, por lo tanto, es que todo aquello que se haga en nombre del Estado, se haga desde la absoluta neutralidad religiosa.
Esto no es óbice, por supuesto, para que cualquier ciudadano particular esté en su pleno derecho a participar en cualquier manifestación religiosa que le parezca. Los cadetes, policías, bomberos, profesores de bachillerato, médicos de la seguridad social, conductores de autobús, etc., que sientan que su fe les pide participar en una procesión, tienen TODO el derecho de hacerlo. Lo que no tienen es el derecho a hacerlo REPRESENTANDO A ESPAÑA, que es un estado neutral ante las convicciones religiosas de sus ciudadanos.
¿O acaso a usted le gustaría que, si un musulmán llegase al cargo de director del instituto de la salud de Albacete (pongamos), obligase a partir de entonces a que todos los médicos tuvieran que celebrar el ramadán, o les mandase acudir COMO REPRESENTANTES de los poderes públicos a las procesiones musulmanas?

José Luis Rubio dijo...

Desde ese punto de vista, si el ejercito rinde honores en actos católicos, por que no ha de hacerlo en actos musulmanes, de los testigos de jehova, de los judios, etc... Y si algún cadete es no creyente, protestante o budista, ¿tiene que asistir a un acto católico y rendir honores a algo en lo que no cree? Dejemos al ejército hacer sus tareas constitucionales y estar al servicio de TODOS los españoles.

Anónimo dijo...

La identidad de España y del ejercito va intimamente unida al cristianismo mas alla del hecho religioso concreto. Las tradiciones que forman parte de la identidad de España son al igual que la bandera simbolos que van mas alla de la de la religion y por lo tanto es necesario honrar a los simbolos que forman parte de nuestra identidad. Otra cosa es que queramos construir una identidad o nacion discutida o discutible como quiere ZP

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Discúlpeme que no me incluya en el "nosotros" del que habla usted cuando habla de "nuestra" identidad.
También las peleas de gladiadores formaban parte de la identidad de Roma, y han sido muy justamente eliminadas de dicha identidad.

Hernan Perez dijo...

¿Cual es pues su identidad? O quizas prefiere no tener identidad en un mundo moderno donde las identidades colectivas no tienen razon de ser frente al mercado globalizante y la tirania de las multinacionales.

"La identidad religiosa es una forma de identidad, pero no la única. El sistema de identidades es un sistema de reconocimientos y de referencias. Por eso es importante conocer la propia identidad. La identidad tiene mucho que ver con la globalización:por eso ZP es el hombre sin identidad, el político surgido de las letrinas de la globalización."

Jesús Zamora Bonilla dijo...

No creo que el concepto de "identidad" tenga el más mínimo valor científico. Es una peculiaridad cultural de nuestra época.
.
Yo soy español, si por eso se entiende que hablo el castellano como hablante nativo, comparto ciertas costumbres con muchos de los que viven en España (pero hay MÁS costumbres que tienen muchos españoles, y que yo NO tengo, que costumbres que tengan muchos españoles y que yo tenga; p.ej., no tengo la costumbre de ir a misa o a las procesiones, ni de ir al fútbol, ni de escupir en el suelo, ni de escuchar tonadillas, ni de bailar el chotis).
Lo de ser español me lo tomo más bien como lo de ser rubio, medir uno ochenta, o ser varón, tener pelos en los brazos, o dos orejas: ¡es lo que me ha "tocao"!, pero como no lo he elegido yo, no siento ni orgullo ni vergüenza por ello. Si al nacer me hubieran dado en adopción a una familia sueca o iraní, habría sido un sueco de lo más normal (obviamente, si me hubieran dado en adopción a una familia de bantúes o de japoneses, habría dado más el cante).

José Luis Rubio dijo...

No sé yo muy bien que tiene que ver ZP en esta historia. El ejercito, si es que tiene que existir, pero esa es otra discusión, representa y está al servicio de todos los españoles: católicos, judios, musulmanes, testigos de jehova, protestantes, budistas, ateos, etc. Por eso no debe de identificarse con una fracción, aunque sea muy mayoritaria. La identificación "España-Religión-Ejército" es un montaje ideológico franquista para señalar que el Ejército estaba al servicio de "su" Estado fascista y además para señalar que aquellos que no aceptaban ese "trinomio" eran malos españoles y por lo tanto enemigos de España. Pero esos tiempos están resolutos, aunque muchos los añoran, y la religión, cualquier religión, debe de volver al ámbito de lo privado y el Ejército estar al servicio de todos, como la Educación, la Salud... El espacio público es de todos, por lo tanto neutro, por lo tanto laico. El Ejército, que forma parte de las instituciones del Estado, debe de ser laico.

Hernan Perez dijo...

Estimado amigo, no se a que te refieres conque la identidad no tiene valor científico. Las identidades colectivas al igual que los individuos, si son neutros, si no tienen carácter o identidad son fácilmente manipulables. La identidad es fundamental desde el punto de vista sociológico. Los arboles con raíces superficiales son fácilmente arrastrados por el viento, los arboles de raíces profundas resisten sus embates.

La identidad de España va unida de manera indiscutible a la Cristiandad desde el siglo IV por lo menos. El Ejercito español se ha forjado identificándose con el cristianismo, la propia forja de lo hispano se ha alimentado del cristianismo frente al Islam. Decir que España es neutra identitariamente habla es una falacia alimentada por aquellos a quienes interesa que los pueblos sean realidades discutidas y discutibles y por lo tanto manipulables. En el actual estado de cosas es importante ser consciente de nuestra identidad al igual que se ha de ser consciente de la realidad del mundo pero cualquier hecho de trate de manera radical de destruir nuestra idiosincrasia no hace mas que favorecer los intereses de aquellos que pretenden un mundo neutro, sin identidades y poblado solamente por consumidores que tengan identidades basadas en el consumo y donde la espiritualidad y la historia sean eliminadas. Te mando un fragmento de la identidad según Pio Moa. Yo no creo que la identidad de España sea fruto de una constitución o un contrato social sino que es previo. En este blog puede ver un pensamiento distinto al que tú propones y que el propio sistema fomenta. CADA UNO PODEMOS DISCUTIR EN LIBERTAD. Un saludo
¿Qué es España, para Moa? Una realidad humana surgida de la simbiosis y el mestizaje entre Roma y los pueblos de Iberia; si queremos una fecha y un lugar de nacimiento para nuestro país no sería ni en Atapuerca ni en Altamira, porque allí y entonces sí que España sería sólo un concepto geográfico. Tampoco, se diga lo que se quiera, ni en Sagunto, ni en Numancia. El embrión de España existe desde que, en 218 antes de Cristo, los Escipiones desembarcaron en nuestras costas. Roma dio a España el nombre y el ser, creando una unidad espiritual, material, biológica y vital. Hispania fue Roma y Roma fue Hispania, un hecho que el cristianismo ha culminado y prologado durante los siglos siguientes. Un español, sean cuales sean sus creencias y convicciones, es hijo de Roma y de la Cruz.

Lo demás vino por añadidura. Los visigodos aportaron a una España ya unida una nueva minoría dirigente, sus tradiciones y, hecho decisivo, la independencia; pero una independencia que prolongó y no anuló lo anterior, de modo que Hispania no devino Gothia, del mismo modo que Italia no se hizo Lombardía pero a diferencia de unas Galias que sí se hicieron Francia o de una Britania que es hoy Inglaterra. Unida, independiente, bautizada y cristiana, España fue invadida en 711, y agonizó sin morir. La Reconquista fue el largo proyecto en común, imposible pero claramente formulado, de recuperar lo perdido; pero como a esa empresa se entregaron comunidades diferentes y a duras penas comunicadas, de ella surgieron las diferencias regionales. Importante es recordar que todas ellas son medievales y ninguna anterior a la ofensiva islámica.

Culminada la empresa, España se encontró en una encrucijada histórica, la de finales del siglo XV. Desde ella hasta las revoluciones España fue gran potencia e incluso grandísima por momentos, aunque andando el tiempo Portugal se separó del cuerpo vivo al que durante bastante más de mil años había pertenecido; y las revoluciones, aunque trajeron modernidad y una nueva forma de libertad, no crearon España sino que revistieron la vieja realidad con los nuevos oropeles de la Nación y el Estado. Importa recordar, con Moa, que España es más y es antes que estos conceptos.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Hernán:
coincido totalmente con lo que dices sobre la importancia de discutir en libertad, y te agradezco que lo permitas en tu blog, como yo lo permito en el mío. Lamentablemente, los defensores de la "identidad hispana" no han sido, a lo largo de las centurias, igual de respetuosos que tú con la libertad de pensamiento y de discusión.
.
Dicho esto, no puedo sino manifestar que tu visión de España como una especie de esencia metafísica continua desde los tiempos de Escipión hasta los de Cristiano Ronaldo es mera pseudociencia (y la referencia a la "autoridad intelectual" del delirante Pío Moa no hace sino confirmarlo). En cualquier caso, supongo que, al admitir que la "esencia identitaria" de España ha ido evolucionando, admitirás que podrá seguir haciéndolo, de tal manera que es POSIBLE que dentro de quinientos años el catolicismo y el militarismo les parezca a los españoles de entonces algo tan propio de su cultura como las quemas de herejes y de judeoconversos lo son de la tuya y la mía.
Un saludo

Hernan Perez dijo...

Bueno Jesús, tampoco los defensores de las libertades ilustradas (1789), de las ideas de la modernidad o de la ciencia de los últimos dos siglos han sido unas hermanitas de la caridad, de hecho los últimos dos siglos con el alumbramiento de las ideas que tanto defiendes son los más sangrientos de toda la historia de la humanidad, eso si la retorica democrática, la igualdad y los derechos humanos están en boca de todos los tiranos.
Claudio Sánchez Albornoz, Menéndez Pidal, Américo Castro... Tienen teorías coincidentes y enfrentadas pero la conclusión de que la Identidad de España va unida a la cristiandad es algo absolutamente indubitable para todos. La identidad de España ha conformado nuestro carácter y de ese bagaje forma parte el cristianismo, la quema de herejes o el circo romano, y por ello somos ahora así. Si quieres borrar, rechazar o ignorar de manera absoluta todo lo anterior, como si no hubiera existido, estarás creando algo nuevo o neutro que no se llamara España.

De igual manera que el carácter de una persona se conforma por sus experiencias vitales y su aprendizaje evolutivo, las naciones se perfilan por su historia. Para que sigan existiendo como identidad propia deben acoplarse a la modernidad pero sin olvidar su carácter identitario o tradición.
Según he leído este año se han presentado VOLUNTARIOS más soldados que nunca a la procesión del corpus, tu ¿Prohibirías a la gente que quiere conservar dicha tradición el poder celebrarla como militares y como siempre se ha hecho? ¿Porque no se lleva a cabo un referéndum en el ejército para que los implicados opinen?
Vosotros estáis imponiendo una nueva religión neutra y laica a España que destruye sus cimientos como entidad diferenciada.
Yo quiero una España cuyos hombres sepan vivir sus tradiciones y dialogar idealmente con Séneca, Saavedra Fajardo y Marco Aurelio mientras conducen automóviles veloces, utilizan instrumentos de comunicación satelital, y hacen operaciones quirúrgicas con el láser.
No es incompatible modernidad y tradición, ese es el equilibrio que se necesita para no estar a expensas de la globalización.
Un saludo

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Hernán,
las mayores sangrías de los dos últimos siglos no han sido precisamente a causa de la defensa de las "libertades ilustradas", sino a causa de ideologías totalitarias (fascismo, nazismo y comunismo); y si las revoluciones liberales fueron bastante sangrientas en muchos casos, no sólo fue por el fanatismo de algunos de sus instigadores, sino también por el de los defensores del "Antiguo Régimen", que estaban dispuestos a llevarse por medio a cualquiera, con tal de no perder sus injustificables privilegios.
.
Lo que no veo claro es la referencia que haces a "la ciencia". Tal vez a ti te gustaría volver a un mundo sin vacunas, sin anestesia, sin electricidad, sin automóviles, sin plaguicidas, pero eso sí, con la iglesia y el ejército dominándolo todo, como dios manda. A mí, y a la mayoría de los ciudadanos occidentales del presente, nos produce terror volver a un tal estado.
.
Que la "identidad" de España ha ido unida al catolicismo, en el sentido de que es un hecho histórico que los españoles han sido mayoritariamente católicos a lo largo de los últimos 1.600 años -salvo en los lugares de dominación musulmana, claro-, que la iglesia católica ha tenido un gran poder en España, y que ha influido enormemente en sus manifestaciones culturales e ideológcias, ¿quién va a ponerlo en duda? Lo que yo digo que es anticientífico es el intentar extraer a partir de ahí ningún enunciado normativo, sobre cuáles DEBEN ser las políticas y las costumbres ACTUALES y FUTURAS. Insisto, los romanos tuvieron luchas de gladiadores durante mil años, pero el ser una tradición no justifica el que su hubieran mantenido.
.
A mí, en particular, no me preocupa lo más mínimo que algo así como España "siga existiendo con identidad propia" en los próximos siglos. El reino de los faraones dejó de existir, la roma clásica dejó de existir, Prusia dejó de existir, el imperio ateniense dejó de existir, el reino de Navarra dejó de existir, la sociedad azteca dejó de existir, el imperio Austro-Húngaro dejó de existir, y el mundo no es peor por ello. A mí me gustaría que los ciudadanos que vivan en la península ibérica dentro de 500 años sean felices con independencia de su color, de sus costumbres, del idioma que hablen, de la moneda que tengan, etc., etc., y me gustaría que considerasen que hemos contribuido a su felicidad, en lugar de pensar de nosotros como nosotros pensamos de la inmensa mayoría de nuestros bestias antepasados que se han dedicado a regar el suelo que pisamos con la sangre de quienes no pensaban como ellos.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

¿Prohibirías a la gente que quiere conservar dicha tradición el poder celebrarla como militares y como siempre se ha hecho?
Para que lo celebren "como militares", evidentemente NO lo prohibiría; como si quieren celebrarlo como hinchas del Toledo F.C.. Para que lo celebren "como siempre se ha hecho", evidentemente SÍ lo prohibiría, en la medida en que con ese "como siempre se ha hecho" estés utilizando un eufemismo para decir "en representación de TODOS los españoles, incluso de aquellos a que no creen en la religión católica".
.
Vosotros estáis imponiendo una nueva religión neutra y laica a España
Podrás llamarlo como te parezca, pero no se trata de ninguna "religión", precisamente, sino del mantenimiento de CUALQUIER religión en el ámbito privado.
.
que destruye sus cimientos como entidad diferenciada
Y no sólo eso, sino que además vendrá Zapatero vestido de coco malo para comerse con patatas a los que acudan a la procesión.
.
Yo quiero una España cuyos hombres sepan vivir sus tradiciones y dialogar idealmente con Séneca, Saavedra Fajardo y Marco Aurelio
(No sabía que Marco Aurelio hubiera sido hispano, por cierto).
Y yo quiero una España cuyos ciudadanos sean capaces de decidir libremente qué costumbres seguir, y que dialoguen con todos esos que dices, además de con Kant, Galileo, Aristóteles, Ortega, Francisco Sánchez, Bakunin, von Klausewitz, al-Juwarizmi, Lao Tse, y todo aquel que haya dicho, diga o vaya a decir algo interesante para el pensamiento. Lo que clama la cielo es defender, desde la "libertad de diálogo", una tradición que se ha caracterizado PRECISAMENTE por reprimir de la manera más bestial cualquier atisbo de "heterodoxia".
.
¡Claro que no es incompatible "modernidad" y "tradición"! Pero el que tiene finalmente el coraje de admitir la libertad de pensamiento, tiene que admitir que esa misma libertad puede llevar a la gente a renunciar libremente a cualquiera de sus tradiciones, si su proceso de reflexión les lleva a concluir que dichas tradiciones no merecen ser continuadas. Lo contrario es decir: "vale, piensa lo que quieras, SALVO si vas a llegar a la conclusión de que no hay que ser católico apostólico romano".

Hernan Perez dijo...

El totalitarismo moderno es fruto de la modernidad y gran parte de esas ideologías son puramente fruto de las ideas racionalistas y de las nuevas tendencias de la modernidad. La conclusión a la que llegas sobre las nuevas ideas de la ilustración y el apego a sus privilegios de los miembros del antiguo régimen como justificación de las masacres, son las mismas a la que llegaron los comunistas para justificar sus sangrías pues los burgueses se aferraban a sus derechos de clase, o el racismo puramente materialista para la eliminación de un colectivo. El materialismo puro y duro es producto de la ilustración y es el causante de las sangrías de estos dos siglos.

Con respecto a lo que dices en tu segundo párrafo no lo entiendo, lo que te he dicho es que modernidad e identidad son compatibles siempre que exista un equilibrio y un respeto. Los talibanes de la ilustración destructores de la tradición son iguales a los talibanes de la religión de forma inversa.

Ya se que por ti se arrasaría la identidad de España y se destruiría todo aquello que consideras que está en la caverna o en las antípodas de esa felicidad material que yo no comparto, considero que la felicidad va mucho mas allá de un objetivo material, recuerda Un mundo Feliz de Aldous Huxley y si quieres llegar a ese nivel de progreso material y de felicidad lucha por ello pero respeta el que yo luche por lo contrario.
Un saludo

Jesús Zamora Bonilla dijo...

El totalitarismo moderno es fruto de la modernidad
Claro, y el totalitarismo antiguo es fruto de la antigüedad. Y la quema de negros por parte de los miembros del Ku-Klux-Klan es fruto de las enseñanzas de Jesús de Nazareth (eso dicen ellos). Pero igual que supongo que tú admites que Jesús de Nazareth no tiene la culpa de que los bestias del Ku-Klux-Klan "malinterpreten" su mensaje de paz y amor, también tienes que admitir que los totalitarismos modernos han "malinterpretado" las ideas básicas de los derechos humanos que son la esencia de la "modernidad" (aunque incluso para describirlo así hay que forzar bastante la lectura de la "modernidad", pues al fin y al cabo, Hitler, Lenin, Franco, Mao, Pinochet y otros dictadores totalitarios han puesto mucho cuidado en dejar siempre bien clarito que ellos se OPONÍAN a la declaración de los derechos del hombre y esas lindezas liberales.
.
gran parte de esas ideologías son puramente fruto de las ideas racionalistas y de las nuevas tendencias de la modernidad
En parte, hay que reconocer que muchos "racionalistas" han dicho muchas tonterías (como muchos "anti-racionalistas"). Por otra parte, si las "nuevas tendencias de la modernidad" incluyen el fascismo, el comunismo, el nacionalismo exacervado, el militarismo, etc., etc., ¿cómo no estar de acuerdo contigo? Lo que no veo es mucha relación entre el "racionalismo" y gente como Hitler, Stalin, Franco, Pinochet, etc.
.
El materialismo puro y duro es producto de la ilustración y es el causante de las sangrías de estos dos siglos.
El nazismo tenía poco (por no decir NADA) de "materialista". El comunismo, obviamente, sí. Pero el materialismo de Marx y Lenin se parece al materialismo de Bertrand Russell mucho menos que el cristianismo de San Francisco de Asís al de Torquemada.
.
Los talibanes de la ilustración destructores de la tradición son iguales a los talibanes de la religión de forma inversa
Es que nadie pretende "destruir la tradición". Sólo dejar libertad para que cada cual siga las tradiciones que le parezca bien, y siempre que al hacerlo se respeten los derechos de los demás.
.
esa felicidad material que yo no comparto
¿Dónde he dicho yo algo que te lleve a pensar que al hablar de felicidad, hablaba de "felicidad material"? En mi opinión, cada uno debe ser libre de encontrar la felicidad en lo que le parezca, sea en lo "material" o en lo "espiritual". Pero tal vez dentro de 500 años los españoles tengan una felicidad espiritual estupenda, basada en el budismo, y no en el catolicismo.
.
pero respeta el que yo luche por lo contrario
Lo respetaré profundamente, siempre que eso por lo que tú luchas no consista en OBLIGARME A MÍ a aceptar tradiciones que yo no comparto, bien sea por obligarme a tener las fiestas en fechas determinadas por la religión, o bien sea por obligarme a aguantar que funcionarios REPRESENTÁNDOME A MÍ actúen públicamente como aduladores de símbolos religiosos que yo no comparto.

Hernan Perez dijo...

Bueno yo necesito trabajar y no puedo estar discutiendo todo el dia... Luego seguimos

Te enviO articulos sobre la ESTAFA LIBERAL y otros interesantes para que sigamos mas adelante

http://www.elsemanaldigital.com/blog.asp?idarticulo=104126&cod_aut=


El liberalismo y las identidades

Eduardo Arroyo

http://foster.20megsfree.com/53.htm


Mas sobre el liberalismo

http://www.elsemanaldigital.com/blog.asp?idarticulo=104301&mes=&ano=

Hernan Perez dijo...

"El liberalismo, en términos históricos, no es que reivindique la libertad de los individuos, sino que lo que realmente reivindica es la libertad de las nuevas fuerzas de poder que nacen frente al Estado y de quienes las manejan. De ahí que la crítica liberal al poder del Estado enmudece frente a las concentraciones de poder, a menudo mucho más poderosas, de las empresas transnacionales. El liberalismo ha constituido el armazón intelectual para justificar la emancipación de la función económica respecto de lo político. La estrategia seguida es criticar "al poder" personificado en exclusiva por el Estado –jamás por los mastodónticos trusts bancarios o las multinacionales- subrayando su "ineficacia" y los peligros de la "ausencia de límites del poder".

Además, el liberalismo aspira a vaciar al Estado de todo contenido político y relegar lo político a una esfera subordinada a los intereses económicos. La jerarquía natural queda así invertida, de manera que el Estado y su gobierno solo deben mantener la seguridad y la paz que garanticen la libertad de comercio. La función gubernamental bascula desde el Estado hacia los gurús de la economía, donde está la verdadera ley determinante de lo social, hasta que el Estado mismo se ve relegado a un mal necesario y llevadero, en trance de desaparecer, en la misma línea que la "sociedad sin clases" del marxismo.

Esta visión de las cosas, tan crítica en apariencia con las "desigualdades humanas", sustituye las desigualdades no económicas –consideradas despectivamente como "privilegios"- por otras económicas. El éxito económico es el éxito sin más y son las leyes de la economía quienes seleccionan a "los más capaces". La desigualdad económica, que en otro tiempo solo se justificaba por la desigualdad espiritual, pasa a ser la única válida y las aristocracias de todo tipo desaparecen mientras se implementa, con pretensiones de universalidad, la jungla económica en nombre de la "libertad" y la "igualdad". Los que fracasan en semejante entorno son solo adscribibles, como nuestra empresaria andaluza, al club de los "perezosos" o al de aquellos que no han sabido "adaptarse al mercado". En la selva económica desaparece cualquier signo de identidad colectiva no económica. Entre el "individuo" y la "humanidad" no existe más que el Estado, un mal relativamente tolerable, pero jamás el pueblo. Los pueblos, las culturas, las étnias, etc, pasan a ser sustituidos por meros agregados de ciudadanía en los que prima el interés individual. Los "derechos del hombre" se refieren exclusivamente al individuo aislado "libre e igual". Los pueblos se transforman en "la población" y los compatriotas son ahora "los ciudadanos" o "los habitantes". La "soberanía nacional" es ahora el agregado de los millones de voluntades manipulables de los "individuos" que delegan en un poder abstracto, el cual rinde cuentas como si fuera un consejo de administración de un banco. "

Hernan Perez dijo...

Toda referencia real a la trascendencia ha desaparecido en la vida humana. Todos los desarrollos del nihilismo están virtualmente contenidos en este hecho. Tras la muerte de Dios y para intentar ocultar esta a la conciencia, aparece un primer fenómeno: una moral desde ahora independiente de la teología y de la metafísica, fundada sobre la mera autoridad de la razón, lo que se llama "moral autónoma". Desde el nivel de lo sagrado -perdido ya- lo absoluto desciende a la moral puramente humana; tal es lo propio de la fase racionalista del "estoicismo del deber", del "fetichismo moral". Es entre otras una de las características del protestantismo. En el plano especulativo esta fase está simbolizada por la teoría kantiana del imperativo categórico, el racionalismo ético, la "moral autónoma".

Pero, al haber perdido sus raíces, es decir, el lazo efectivo y original del hombre con el mundo superior, la moral cesa de tener una base invulnerable, la crítica puede destruirla rápidamente. La moral “autónoma", es decir laica y racional, ya no puede oponer a los impulsos naturales, más que un mandamiento vacío y rígido, un "debes" -simple eco de la antigua ley viva-. Y cuando se intenta dar algún contenido concreto al "tú debes" y justificarlo, falta base. No hay ningún punto de apoyo para aquel que no sabe pensar hasta el final. Esto se aplica ya a la ética kantiana. En realidad, en este estadio, no existe ya un "imperativo" que no suponga otro no expresado a su vez, que atribuye un valor de axioma a ciertas premisas implícitas dependientes sencillamente de una ecuación personal o de la estructura de hecho -aceptada- de una sociedad determinada.

Después del racionalismo ético, el período de disolución prosigue con la ética utilitaria o "social". Renunciando a encontrar un fundamento intrínseco y absoluto del "bien" y del "mal", se propone justificar lo que queda de norma moral por lo que recomiendan al individuo su interés y la búsqueda de su tranquilidad material en la vida social. Pero esta moral está ya impregnada de nihilismo. Como ya no existe ningún lazo interior, todo acto, cualquier comportamiento se vuelven lícitos cuando se puede evitar la sanción exterior, jurídicosocial, o cuando uno es indiferente a ella. Ya nada tiene carácter interiormente normativo e imperativo, todo se reduce a amoldarse a los códigos de la sociedad, que reemplazan a la ley religiosa derribada. Tras haber pasado por el puritanismo y el rigorismo ético, el mundo burgués se orienta hacia formas de idolatría social y a un conformismo fundamentado sobre el interés, la cobardía, la hipocresía o la inercia. Pero el individualismo de finales del siglo pasado ha mascado a su vez el principio de una disolución anárquica que se ha extendido y agravado rápidamente, El individualismo ha preparado el caos tras la fachada de todo lo que es orden aparente.

Julius Evola

http://juliusevola.blogia.com/2006/091909-cabalgar-el-tigre-03-en-un-mundo-donde-dios-ha-muerto.-el-nihilismo-y-la-disoluc.php

Hernan Perez dijo...

Estimado contertulio, la modernidad, el progreso y el racionalismo que tu veneras no es un camino de Rosas e impone y destruye todo aquello que se le opone desde hace dos siglos. Es una verdadera apisonadora que mata y aplasta a los disidentes. No obstante la critica a este mundo moderno se ha dado por muchos intelectuales. La revolución conservadora por ejemplo es en parte una reacción contra el liberalismo y el marxismo materialista pues defendía el aspecto espiritual y transcendente del ser humano.
Hay muchos pensadores que consideran que la revolución de 1789 no es lo definitivo y las convulsiones del siglo XX son una prueba de ello. No obstante el comunismo marxista es respetado y defendido aun hoy en el siglo XXI y aun existen países que defienden y aplican esta ideologia sin que las buenistas instituciones de la ONU digan esta boca es mía. El marxismo y el capitalismo son dos caras de la misma moneda que sirven para justificar e impulsar los objetivos de la modernidad. Entre esos objetivos esta la destrucción de las identidades colectivas y la visión transcendente de las personas y de los pueblos.
Te enumero algunos autores que han criticado de una u otra manera aspectos de lo políticamente correcto que pregonas:
EDMUND BURKE, ERNST JUNGER, ERNST VON SALOMMON, ORTEGA Y GASSET, GREGORIO MARAÑON, PEREZ DE AYALA, RAMIRO DE MAEZTU, VICTOR PRADERA, MUÑOZ SECA, JACINTO BENAVENTE, AZORIN, MANUEL MACHADO, D'ORS Y JOSEP PLA, MENENDEZ PIDAL, ERNESTO GIMÉNEZ CABALLERO, AGUSTÍN DE FOXA, VICTOR DE LA SERNA, EUGENIO MONTES, GARCÍA VALDECASAS, WENCESLAO FERNÁNDEZ FLORES, JULIO CAMBA, COSSIO, ALVARO CUNQUEIRO, GERARDO DIEGO Y LAIN ENTRALGO, POMBO ANGULO, EDUARDO MARQUINA, JARDIEL PONCELA, RAMIRO DE LEDESMA RAMOS, JOSE MARIA PEMAN, BERNARD SHAW, DRIEU LA ROCHELLE, FERDINAND CELINE, “JE SUIS PARTOUT”, ROBERT BRASILLACH, LUCIEN REBATET, HENRI DE MONTHERLANT, ABEL BONNARD, ALFRED FABRE-LUCE, JEAN ANOUILH, MARCEL AYME, JACQUES BENOIST MECHIN, LA VARENDE, PIERRE BENOIT, ALPHONSE DE CHATEAUBRIANT, PIERRE-ANTOINE COUSTEAU, CHARLES MAURRAS, LEON DAUDET, MAURICE BARRES, HENRI BERAUD, GUSTAVO LE BON, WERNER SOMBART, HOUTON STEWART CHAMBERLAIN, OSWALD SPENGLER, ERNEST RENAN, F. NIETZSCHE, H. TAINE, EDUARD DRUMONT, GEORGES SOREL, E. SCHURE, SCHOPENHAUER, RICHARD WAGNER, ARTHUR GOBINEAU, CHACK, PAUL, DE BRINON, FERNAND, GAXOTTE, PIERRE, HEROLD-PAQUIS, JEAN, LAFITTE, PAUL, MAUCLAIR, MONTANDON, GEORGES QUINSON, AIMÉ HENRI, LUDWIG SCHEMANN, OTHMAR SPANN, CONDE DE KEYSERLING, FRIEDRICH VON BERNHARDI, HEINRICH VON TREITCHSKE, HANS FRIEDRICH BLUNCK, EMIL STRAUSS, GERHARDT HAUPTMANN, HANS GRIMM, BRUNO BREHM, HANS JOHST, HANS CAROSSA, CARL SCHMITT, HANS FALLADA, HANS HEINZ EWERS, KURT KLUGE, GOTTFRIED BENN, ERWIN GUIDO, KOLBENHAYER, WILHELM SCHAFER, FRANZ TUMLER, WILHELM VON SCHOLZ, EBERHARD WOLFANG MOELLER, GERTRUD VON LE FORT,KARL HEINRICH WAGGERL, ERWIN WITTSTOCK, HERBERT VON HOERNER, AGNES MIEGEL, LUIS TRENKER, HYBERT MENZEL, HANS GÜNTHER, L. F. CLAUSS , GORDON CHILDE, A.K. CHESTERTON, H. WILLIAMSON, WODEHOUSE, D.H. LAWRENCE, MULLINS, MADISON GRANT, SAVITRI DEVI, CHARLES COUGHLIN,
STUART CLOETE, FRANCIS PARKER YOCKEY, EDGARD A. POE Y H. P. LOVECRAFT, ALEXIS CARREL, EZRA POUND, GABRIELE D’ANNUNZIO, F. T. MARINETTI, GIOVANNI GENTILE, LUIGI PIRANDELLO, CURZIO MALAPARTE, GIOVANNI PAPINI, KNUT HAMSUN, SVEN HEDIN, GUSTAV FRODING, GAETANO MOSCA, WIFREDO PARETO, THOMAS MOLNAR, JULES MONNEROT....... , MAX WEBER, ROBERT MICHELS Y JAMES BURNHAM, HENRY DE MAN, MARCEL DEAT, ALEXANDER SOLJENITSYN, VINTILA HORIA, JORGE LUIS BORGES, JUAN EDUARDO CIRLOT, FRANCISCO ELIAS DE TEJADA, ANGEL PALOMINO, JULIO GARCIA DE DURANGO, ANTONIO MEDRANO, UGO SPIRITO, LEON DE PONCINS, JEAN HAUPT, JEAN RASPAIL, HENRY COSTON, JEAN CAU, ALAIN DE BENOIST, RENE GUENON, JULIUS EVOLA, YUKIO MISHIMA, MAURICE BARDÉCHE, GEORGE ORWELL, SAINT LOUP, SAINT PAULIEN, RENÉ BINET, ANTONIO SARDINA, ANTONIO JOSE DE BRITO, GOULART NOGUEIRA, RODRIGO EMILIO, ALFREDO PIMENTA, FERNANDO PESSOA, CARLOS EDUARDO DE SOVERAL, FRANCISCO DE BARCELOS ROLAO PRETO, AMÂNDIO CÉSAR, JOAO ÁMELA….

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Hernán,
si en la lista mastodóntica de autores que me has copiopegado quieres incluir a todo aquel que ha dicho alguna vez que el liberalismo tiene cosas malas, pues puedes incluir a todo el mundo (p.ej., a MÍ; y yo diría que hasta a Hayek).
.
En todo caso, creo que estás confundiendo CUATRO cosas:
a) el capitalismo y la ideología liberal
b) las ideologías totalitarias con base materialista
c) los derechos fundamentales, y
d) la base filosófica de la modernidad.
Es cierto que las cuatro cosas son propias de la época inaugurada por Spinoza, Locke y gente así, pero son bastante diferentes, y aceptar una de ellas no implica aceptar la otra (también las ratas y los caballos árabes descienden todos de los mamíferos primordiales, pero no valoramos igual que a éstos). Decir que "la modernidad" es la causa de todos los males y hay que renunciar a ella, es tan absurdo como decir que, puesto que los coches causan accidentes y contaminación, son un invento del demonio al que hemos de renunciar absolutamente. Pues no: la "modernidad" ha traido cosas malas (igual que las tenía la "antigüedad"), pero tenemos que ser lo suficientemente inteligentes para ir rechazando las malas y quedarnos con las buenas. En particular, la inmensa mayoría de la gente sensata rechazamos hoy en día el comunismo (algunos lo hemos rechazado siempre, no como el Sr. Moa, que muestra en eso la irracionalidad de su amor por los extremos). Pero lo que me parece irrenunciable son los derechos fundamentales (ciertamente, inspirados por ALGUNAS de las ideas de la tradición cristiana). Si tú quieres hacerles alguna enmienda, pues eres muy libre, pero dudo que encuentres en eso muchos seguidores, ni siquiera en la procesión del Corpus.
.
Por otro lado, no sé si "el" capitalismo o "el" liberalismo (entendido como un ser que piensa por sí mismo ¿?) "pretende el fin de la política, el Estado, la autoridad, las comunidades, las identidades, etc., etc."; lo que sí te puedo asegurar es que las familias propietarias de grandes fortunas y grandes empresas suelen ser bastante defensoras de la Iglesia Católica (o de alguna religión de su país), en mucha mayor medida que los "trabajadores", lo que no les priva de defender la libertad de empresa.
.
En fin, puedes criticar todo lo que se te antoje, cuando conversas conmigo, al liberalismo hayekiano o al marxismo leninista. Como yo soy tan crítico con ellos como con Joseph Ratzinger, no me daré por aludido. Insisto: lo que yo defiendo son los derechos humanos; no "ataco" ni quiero eliminar las "tradiciones", ni quiero OBLIGAR a la gente a "dejar de sentir su identidad", ni a que dejen de emocinarse cuando su selección gana la Eurocopa. Lo que pretendo es el derecho a NO SER OBLIGADO a comportarme igual, y a que esas cosas NO SE HAGAN EN MI NOMBRE.

Hernan Perez dijo...

Lo que no entiendo es que te moleste que como entidad colectiva se rinda homenaje a una tradición con base religiosa cuando tú desde tu individualismo racionalista si quieres no compartirla apagas la tele y punto. Un soldado mahometano puede ir o no a la procesión si quiere, a nadie le obligan.

Que el ejército español tiene esta tradición en su propio origen, como los pueblos sus romerías de la virgen y sus fiestas populares, no entiendo que un burócrata haga experimentos de ingeniería social extirpándolo como si se tratara de un cáncer en el cuerpo, esto no es como quemar herejes o las luchas de gladiadores esto es algo que el pueblo aclama, y disfruta con ello, no entiendo que tiene de malo.

Forma parte de nosotros mismos como nación y pueblo.

Te recomiendo esto articulos http://www.alaindebenoist.com/pdf/como_se_ha_roto_el_lazo_social.pdf

http://manifiesto.org/benoist.htm

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Lo que no entiendo es que te moleste que como entidad colectiva se rinda homenaje a una tradición con base religiosa cuando tú desde tu individualismo racionalista si quieres no compartirla apagas la tele y punto. Un soldado mahometano puede ir o no a la procesión si quiere, a nadie le obligan
.
Es que son dos cosas distintas, y por lo que te he leído, me parece que tienes capacidad suficiente para distinguirlas. El soldado o coronel, mahometano, budista, masón, o miembro del opus, "puede ir a la procesión o no", y está en su perfecto derecho. Pero el ejército COMO ENTIDAD COLECTIVA no puede, porque, COMO ENTIDAD COLECTIVA, representa a TODOS los españoles, tanto a los católicos como a los masones, mahometanos, evangélicos o agnósticos, y por lo tanto, me molesta tanto como te molestaría A TI que una unidad del ejército español, formada por soldados mahometanos, peregrinase a la meca EN REPRESENTACIÓN DEL COLECTIVO LLAMADO "EJÉRCITO ESPAÑOL", y diciendo (implícita o explícitamente) algo así "el ejército español rinde honores a Alah y a su profeta Mahoma".
.
Que el ejército español tiene esta tradición en su propio origen
Tiene esa tradición porque CUANDO se creó el ejército español sucedían dos cosas:
a) la práctica totalidad de los españoles eran católicos practicantes, y
b) la Iglesia Católica era una institución con poder sobre el Estado.
Como AHORA no se dan ninguna de las dos condiciones (la segunda, por suerte; la primera, me resulta indiferente), pues esa "tradición" deja de tener sentido. También es una tradición en muchos pueblos el tirar las cabras desde el campanario, y era tradición el tirar a los forasteros al pilón si querían cortejar a una chicha del pueblo, y no porque eso FUERAN tradiciones hay que mantenerlas.
.
Forma parte de nosotros mismos como nación y pueblo.
Formará parte de "vosotros mismos". De mí mismo, desde luego, no "forma parte": es sencillamente algo que he visto hacer a mi alrededor, y que desde que tengo uso de razón me parece una tontería.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Gracias por los links; los veré con atención.
Yo también te puedo recomendar unos cuantos:
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=704220
.
http://www.ifs.csic.es/prensa/velasco2.pdf
.
http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/23584061091481851665679/doxa25_07.pdf
.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Por cierto, ya he empezado a leer lo de Benoit, y empezamos mal:
Cuando dice: el individualismo consiste en pensar que la legitimidad de las sociedades reposa sobre un individuo abstracto, separado de sus vínculos
Pues no, el individualismo no concibe al individuo "separado de sus vínculos"; cada individuo tiene las características que tiene: tiene cierta altura, ciertas capacidades intelectuales, habla cierto idioma, tiene ciertas costumbres, etc., etc. Igual que no es LÓGICO pretender que haya las mismas COSTUMBRES en una comunidad que vive en el desierto del Sahara, que en una comunidad que vive en Alaska, o que vive en Manhattan, tampco es lógico pretender que se rijan por las mismas LEYES.
Lo que dice el individualismo es que esos vínculos, que son efectivamente reales, NO DEBEN SUPONER UNA TIRANÍA PARA LOS INDIVIDUOS; en particular, que unos individuos no deben tener el poder legal de IMPONER a otros los vínculos que A LOS PRIMEROS les parezca.
Es decir, yo no pienso que YO sea "un individuo abstracto"; al contrario, soy un individuo de carne y hueso, con mis valores, con mi historia personal, etc., etc. Lo que niego es TU derecho a asignarme a MÍ una tradición determinada (y viceversa) como algo que OBLIGATORIAMENTE debo seguir.
.
Dicho de otra manera: el individualismo bien entendido (no el "hombre de paja" que se critica en los artículos que me has mostrado) no niega que el individuo tenga "vínculos" sociales, culturales, etc., sino que insiste en que la AUTONOMÍA MORAL del individuo tiene un VALOR MORAL superior al de esos vínculos (por esa razón, p.ej., si la tradición de un pueblo consiste en quemar a las viudas cuando muere el marido, o a los herejes, entonces esa tradición DEBE ser erradicada... si es que pretendemos vivir en una democracia).

Hernan Perez dijo...

Te mando una editorial de obras politicas distintas a lo politicamente correcto ya que eres un estudioso en este campo te gustara tener otras referencias filosficas-politica-historicas

http://www.laeditorialvirtual.com.ar/

"La tremenda subestimación del tesoro cognitivo cultural no-racional y la correspondiente sobrevaloración de todo aquello que el ser humano, en tanto Homo Faber, puede poner sobre este mundo, no constituyen, sin embargo y de ningún modo, los únicos factores que amenazan con aniquilar nuestra cultura. Ni siquiera son los decisivos. Una ilustración arrogante no tendría motivos para enfrentar con manifiesta animosidad el legado de la tradición. En todo caso, la trataría de un modo similar a como un biólogo trata a una anciana campesina que insiste en asegurar que las pulgas surgen del aserrín impregnado en orina. La actitud que gran parte de la actual generación de jóvenes tiene para con la generación de sus padres, si bien posee una generosa medida de arrogante desprecio, no tiene sin embargo nada de bonachona. La revolución de la juventud actual está impulsada por el rencor y, específicamente, por uno que constituye la animadversión más peligrosa y más difícil de superar y que está estrechamente emparentada con el chauvinismo político. En otras palabras: la juventud sublevada reacciona contra la generación precedente del mismo modo en que usualmente un grupo cultural o “étnico” reacciona frente a otro grupo extraño y hostil."

Konrad Lorenz (Premio Nobel 1973) fundador de la moderna etología

Jesús Zamora Bonilla dijo...

¿Cómo que "distinto a lo políticamente correcto"?
Es lo "políticamente correcto" del Vaticano (del de ahora, no del de Juan XXIII), del Concilio de Trento, y de por aquí hasta hace cuatro días.

Hernan Perez dijo...

EXACTAMENTE, DISTINTO A LO POLITICAMENTE CORRECTO AUNQUE SEA DESDE HACE CUATRO DIAS.

Antes era el Concilio de TRENTO cuya vocacion era en gran parte moral y de servicio y hoy es el Club Bildelberg, La trilateral o la CFR todas ellas muy liberales. y con objetivos puramente materiales.

Aparte el Vaticano ejerce una influencia moral a quien se siente catolico ¿Tambien os molesta eso? Si la historia es distinta a como os gustaria no es problema del cristianismo.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

el Concilio de TRENTO cuya vocacion era en gran parte moral y de servicio
Y de paso, mantener en el poder a una reata de tiranos, frente a la amenaza de los príncipes protestantes (no menos tiranos, por otro lado). Eso sí, lo de la "vocación de servicio" me suena a "cómo quemar herejes de modo políticamente correcto"
.
hoy es el Club Bildelberg, La trilateral o la CFR todas ellas muy liberales. y con objetivos puramente materiales
El poder siempre ha tenido un interés "puramente material", ya sea desde la ideología de la república romana, desde la de la religión sumeria, desde la del agustinismo medieval, o desde la del liberlismo. Eso lo doy por descontado.
Pero por mucho que me esfuerzo, y más allá de la "teología de la liberación", no encuentro ningún movimiento dentro del tradicionalimso católico que esté haciendo el más mínimo esfuerzo para desalojar del poder a los del Club de Bilderberg, al G8, al grupo de Davos, y otras pandas de ricachones, y devolvérselo a la gente de a pie (bueno, dárselo, porque devolvérselo implicaría que alguna vez lo ha tenido).
.
el Vaticano ejerce una influencia moral a quien se siente catolico ¿Tambien os molesta eso?
En absoluto. Mencionaba el Vaticano simplemente para hacerte ver que si a ti te molesta una cosa por ser "políticamente correcta", ése no es un fenómeno nuevo, ni que se dé únicamente en los pasillos del ministerio de Igualdad.
.
Si la historia es distinta a como os gustaria no es problema del cristianismo.
Hombre. Pues a mí me habría gustado que no se hubieran hecho quemas de herejes en nombre del cristianismo, por ejemplo, o que el cristianismo se hubiera convertido en una religión y una moral OBLIGATORIAS en tantos y tantos países. El cristianismo ha tenido muchísimas cosas buenas, pero eso no nos debe cegar ante las barbaridades que se han cometido en su nombre.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Perdón, donde dije:
Pues a mí me habría gustado que no se hubieran hecho quemas de herejes en nombre del cristianismo, por ejemplo, o que el cristianismo se hubiera convertido en una religión y una moral OBLIGATORIAS en tantos y tantos países
quería decir, obviamente:
que el cristianismo NO se hubiera convertido en una religión y una moral obligatorias