lunes, 28 de septiembre de 2009

domingo, 27 de septiembre de 2009


"El capitalismo, tan desdeñoso, tan refractario a una posible socialización de sus ganancias, en cuanto vienen las cosas mal es el primero en solicitar una socialización de las pérdidas" - José Antonio (conferencia en el Círculo Mercantil de Madrid, 9 de Abril de 1935).

sábado, 26 de septiembre de 2009

LA CONSTITUCIÓN NO ES NUESTRA MADRE


LA CONSTITUCIÓN NO ES NUESTRA MADRE



Artículo de José Javier Esparza en “El Semanal Digital” del 05.12.05


5 de diciembre de 2005. Está muy bien defender la Constitución, aun en solitario. La Constitución garantiza (o debería) la unidad nacional y las libertades; su defensa sólo puede molestar a quien desea privarnos de tales cosas. Por eso lo escandaloso de la manifestación del sábado no fue que el PP la convocara, sino que el PSOE la censurase. En esa irritación socialista hay algo oscuro, sobre todo si observamos quiénes componen el coro. He aquí a un Gobierno de la nación cuyos aliados son los enemigos declarados de la nación. Pasmoso.

Lo que quizá sea oportuno decir es que, en la hora actual, no basta con defender la Constitución. Porque lo que está bajo amenaza no es la Constitución, sino la vigencia de España como identidad nacional. Parapetar la defensa de España tras la defensa de la Constitución es un ejercicio que comporta riesgos. Por ejemplo, puede hacer pensar que España sólo es defendible si se rige por un orden constitucional. Pero una nación no es un régimen; es una tradición, es decir, un legado (traditio). Un régimen es algo contingente, perecedero; una pertenencia nacional es un hecho de vida, algo que nos acompañará siempre. Si nuestro régimen nos escandaliza, nos humilla, nos avergüenza, podemos luchar por cambiarlo: así habremos servido a la nación. Pero si por vergüenza de un régimen abomináramos de nuestra nación, entonces estaríamos actuando como el niño que rompe un juguete por no poder poseerlo. Ésa ha sido la actitud de la izquierda española desde los años sesenta hasta bien entrada la transición –hasta hoy llega la pataleta-, y no fue el régimen de Franco, sino la nación española, quien está pagando ahora las consecuencias.

La Constitución es un instrumento al servicio de la nación; de su libertad, pero también de su unidad. La nación no es una entelequia pasional, tal y como machaconamente nos sugiere el discurso dominante; es la forma que la voluntad política de una comunidad adquiere en la historia. Esto no tiene nada que ver con esencialismos opresivos ni con coacciones tribales. Es, sencillamente, una realidad dada. Por supuesto que hay una histeria de la comunidad, pero también hay una histeria del individualismo –ese individualismo que lleva a creer que uno puede organizar su vida política al margen de la comunidad. Y hoy, en España, lo que falta no es conciencia individual, sino conciencia de comunidad.

Esto no quiere ser un reproche al PP, sino más bien un estímulo: que den ese último paso que todavía les separa de la abierta y nítida defensa de España como nación, que venzan ese visible complejo que todavía les obliga a envolverse en pretextos constitucionales. Lo que hoy está en juego no es la Constitución: es España misma, esa traditio que unos recusan y otros desdeñan.

Si no hubiera España, la Constitución no sería más importante que la ley de arrendamientos urbanos

viernes, 25 de septiembre de 2009

jueves, 24 de septiembre de 2009

Mauritis Cornelius Escher



Mauritis Cornelius Escher (1898-1972)

Mauritis Cornelius Escher nació Leeuwarden, Holanda, en el año 1898.

Recibió su primera formación artística en la escuela secundaria de Arnhem, donde su profesor le animó a desarrollar sus aptitudes aprendiendo a grabar en linóleo.

Entre 1919 y 1922 estudió en la Escuela de Arquitectura y Diseño Ornamental de Haarlem con S. Jessurun de Mesquita, cuya fuerte personalidad influenció su desarrollo artístico posterior.

Durante el año 1924 se trasladó a Roma desde donde realizará muchos viajes de estudios, visitando los Abruzzos, Costa de Marfil, Calabria, Sicilia, Córcega y España.

En 1934 deja Italia viajando por Suiza y Bélgica, hasta que en el año 1941 se instala definitivamente en Baarn, Holanda, donde residirá hasta su muerte en el año 1972.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Levantaos no temais


En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y se los llevó aparte a una montaña alta. Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz... Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: "Señor, ¡qué bien se está aquí! Si quieres, haré tres tiendas..." Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una voz desde la nube decía: "Éste es mi Hijo amado, mi predilecto. Escuchadle." Al oírlo, los discípulos cayeron, llenos de espanto. Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo: "Levantaos, no temáis."

martes, 22 de septiembre de 2009

lunes, 21 de septiembre de 2009

Coktail Molotov contra el Espacio Libre de Derechas GENS ROMANA



http://circoloflaminio.wordpress.com/


El pasado Sabado el centro social de derecha GENS ROMANA, fue atacado durante su inauguración con tres bombas incendiarias.

Miembros del club han hecho saber que "El jueves participará en la vigilia con velas en contra de la violencia, y el viernes vamos a organizar una reunión en el club abierto a todos los grupos que la cultura y la política en Roma, tanto de derecha como izquierda. El tema será: no la violencia en la política y las bombas ".

El Espacio Libre ha sido financiado por el municipio de Roma presidido por Alemanno.
http://taggatore.com/articoli/gens+romana

GALOPE




Las tierras, las tierras, las tierras de España,
las grandes, las solas, desiertas llanuras.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
al sol y a la luna.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

A corazón suenan, resuenan, resuenan
las tierras de España, en las herraduras.
Galopa, jinete del pueblo,
caballo cuatralbo,
caballo de espuma.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

Nadie, nadie, nadie, que enfrente no hay nadie;
que es nadie la muerte si va en tu montura.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
que la tierra es tuya.

¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

sábado, 19 de septiembre de 2009

Diotima. Friedrich Hölderlin




Callas y sufres, no te comprenden,
¡oh noble espíritu! Miras abajo y callas
al claro día, pues vanamente,
bajo el sol buscas los tuyos, hijos

de reyes, que antes como hermanos,
como en los bosques las cimas gemelas,
de amor y patria jubilosos
gozaban al recuerdo de su origen

bajo el abrazo infinito del cielo;
fieles y gratos llevaron sin duda
aun a la sima del Tártaro la alegría,
libres criaturas, hijos de los dioses,

almas henchidas de gracia, y ya extintas;
a ellas en estos años luctuosos
y al cotidiano clamor de estrellas
que fueron, llora nuestro corazón,

y este fúnebre trueno nunca fin habrá.
Mas el tiempo sana. Los seres divinos son fuertes
y raudos. Recobra la naturaleza
su antiguo y alegre dominio

¡Mira, amor! Aun antes de que nuestra colina
se hunda, un canto mortal ha de ver
el día, oh Diotima, que en pos de los dioses
y en pos de los héroes te nombre su igual.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Nuevo disco de la Compagnia. Musica de derecha



Corría en Italia la agitada década de los 70. Los ambientes más inconformistas de la población italiana: intelectuales y obreros, vivían inmersos en una constante agitación y violencia. Eran comunes los asesinatos por parte de grupos de izquierdas, las huelgas y el descontento de una población asqueada que veía la incompetencia y la demagogia de los dirigentes políticos. En ese ambiente nihilista, la única oposición real efectiva, intelectual y política era ejercida por grupos identitarios de la derecha como el Frente della Gioventú (FdG) Y EL Movimiento Sociale Italiano (MSI). Estos grupos no solo tenían que hacer frente al gobierno del Arcco Constituzionale, también a los ataques de grupúsculos izquierdistas, que una vez más demostraban de qué lado están y cual es su razón eterna de existencia.

En 1972, el gobierno “democrático”, impotente por la cada vez más fuerte discordia civil promulgó la denominada Carta para la criminalización de la Derecha. Con esta ley, el gobierno en un alarde de cobardía sin precedentes, dio vía libre a su policía para arrestar, torturar y criminalizar a los disidentes del sistema, y a las hordas izquierdistas a protagonizar su autodenominada “Caza al fascista”, cuando lo que realmente “cazaban” eran jóvenes estudiantes y obreros cuyo único delito era pronunciarse contra la injusticia y garantizarse el derecho a existir.

La primera canción de Música alternativa la protagonizó La Compagnia dell´Anello (por entonces llamada Gruppo Padivano di Protesta Nazionale G.P.d.P.N) en junio de 1974 tras el asesinato de Giuseppe Mazzola y Graciano Giralucci a manos de las Brigadas Rojas (que, siempre es bueno recordarlo, en aquellos años eran definidos por la prensa nacional como “sediciosos” y por la de izquierdas además como “fascistas”). Los miembros del recién nacido grupo: Loris Lombroni, Fabio Ragno, Gigi Toso, Roberto Meconcelli y Fabio Bortoluzzi eran todos militantes del FdG y del FUAN. Destacan las canciones: Padova 17 giugno´74 una emotiva canción en homenaje a Giuseppe Mazzola y Graciano Giralucci, La batalla del nero, Hey Jo, Corri di fratello, Jan Palach y La foiba de San Giuliano. Tras la estela de Gruppo Padovano de Protesta Nazionale nace en Milán otro grupo de este estilo: Amici del Vento.

La situación político-social seguía empeorando. En 1976 la represión del gobierno produjo en Padova miles de arrestos y requisas contra la comunidad estudiantil, lo cual perjudicó al nuevo GPdPN. No obstante, las represalias no callaron las voces de los integrantes del grupo que con rabia siguieron elevando sus voces contra la tiranía. Componiendo letras cargadas de ironía y toques de humor como Sunglasse´s policeman blues, mostrando al sistema que frente a su cobardía ellos les respondían con el honor y la nobleza características del pueblo que defendían en sus letras. Así en 1977, se convocó el I Campo Hobbit (convocatorias de diferentes actos culturales, intelectuales y políticos promovidos por jóvenes estudiantes de la época). En el que participaron con el nombre que conservarían hasta la actualidad: La Compagnia dell´Anello, por la expansión que tenía en la época la literatura de Tolkien, y con un mensaje claro: “El héroe que se espera está por llegar”, como ocurría en las obras de Tolkien.

Este evento supuso para La Compagnia dell´Anello un gran reconocimiento popular, y de aquí en adelante comenzó su expansión por toda Italia, estando presentes en cada vez más conciertos y actos por toda la geografía transalpina. Tras ellos nacieron nuevos cantautores de corrientes no-conformistas. Poco a poco el grupo fue perfeccionándose con la utilización de nuevos instrumentos, enfocando sus canciones hacia el Folk. Tradicional, y con toques medievales. Con la colaboración de Stefania Paternò vieron la luz en 1978 clásicos como La Rivolta degli Atenei, Alain Escoffier y Dedicato all´Europa; Un homenaje a nuestra tierra europea, y lo que esta realmente significa para sus gentes. En ese mismo año se presentaron al II Campo Hobbit donde se consagraron definitivamente como referente juvenil de la época, dedicándoles incluso la prensa del sistema páginas en sus periódicos.

En lo sucesivo la presencia de La Compagnia en cualquier acto juvenil de Italia era más que habitual, y estos no fallaron a su público, lo que es destacable porque no recibían dinero alguno por sus actuaciones, y tenían que compaginar su trabajo con la música

En la década de los 80, la situación política fue enfriándose en Italia, pero esto no supuso problema alguno para La Compagnia, ya que comenzaron a transmitir en sus letras una visión de la vida diferente; destacando valores ya olvidados como el honor, el afán de superación y el sacrificio, muy diferentes de los que nos propone hoy en día el sistema. Caben destacar de este periodo: Fiaba y Canzone del Lago. En 1982 se organizó el que sería tercer y último Campo Hobbit, la atmósfera que se respiraba en este campo era estupenda, y La Compagnia supo agradecer a los asistentes su entrega con canciones como Il domani appartiene a noi, que se convirtió en todo un himno para los jóvenes militantes de la derecha, Pensando a un amico y Sulla Strada.

Ya afianzada y admirada en Italia y Europa, La Compagnia prosiguió su actividad como hasta entonces. El grupo se iba renovando con entrada de nuevos componentes como Máximo y Marinilla di Nuncio, y Gino Pincini di Milano como pianista. En 1982, se les organizó un concierto en el Teatro Trianon de Roma en el que tocaron junto con el grupo francés Jack Marchal. Fue un éxito, la gente vibró con el primer LP de La Compagnia: Terra di Thule.

Entraron nuevos miembros: Mauricio Sebastianelli y Marco Priori, respectivamente al clavicémbalo y la bateria y Alessandro Chiarelli al violín. Otros dijeron adiós como Junio y Stefania. Sin embargo La Compagnia prosiguió su andadura con el mismo éxito de siempre, renovandose en lo técnico pero manteniendo el mismo mensaje, y ello lo demuestra su inmejorable discografía: Terra di Thule (1983), Concerto per Alamerigo(1987), In Rotta per Bisanzio (1990), Concerto del Ventennale (1997), Di la dell´aqua (2002).

De los jóvenes que fundaron el GPdPN sólo queda actualmente en el grupo Mario Bortoluzzi, pero la llama de entonces sigue intacta todavía gracias a la virtuosidad de los integrantes actuales: Alessandro Chiarelli, Marinilla Di Nunzio, Adolfo Morganti, Marco Priori, Andrea Di Nunzio y Alessandro di Nunzio al mixer; que han aportado nuevos acordes gracias a instrumentos como por ejemplo la cornamusa escocesa.

La Compagnia nos seguirá deleitando durante muchos años más, dándonos esperanza y apoyo con sus letras en nuestra tarea diaria.

La Compagnia dell´ Anello, ha conseguido lo inimaginable, habían salido del Ghetto donde el sistema relegaba a sus disidentes no vendiéndose ante él, sino con su sagaz crítica y lucha. Se han ganado al público con sus canciones llenas de esperanza y emotividad. Han sabido dar a la gente lo que la música comercial jamás podrá dar, escribiendo y cantando canciones capaces de evocar una visión de la vida no materialista y orientada hacia lo alto, mejorada continuamente en ejecución y arreglos. Y lo han logrado. Han supuesto un referente seguido por muchos otros grupos y cantautores que a pesar del bombardeo al que nos tiene acostumbrada la música comercial, siguen ganando seguidores día a día entre los jóvenes; y todos esperamos que siga así porque

…“creo que lo justo es seguir y continuar con la aventura comenzada porque vivir es luchar”

http://www.compagniadellanello.net/


ULTIMOS EVENTOS de la Compagnia:

Febrero 2008 recuerdo a las victimas de la Foiba
Mayo de 2008 Madrid Heroes del 2 de mayo
Mayo de 2008 Castello di Avio
Septiembre Atreju 2008 (Fiesta de las juventudes del Popolo de la Liberta)
Diciembre de 2008 40 años del 68
Julio de 2009 TIVOLI (LAZIO)

jueves, 17 de septiembre de 2009

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Similitudes historicas


“He aquí sobre la escena otra vez el más turbio ingrediente de los que componen el complejo catalanista. No olvidemos la Historia: el catalanismo nace políticamente cuando España pierde sus colonias, es decir, cuando los fabricantes barceloneses pierden sus mercados. No se oculta entonces a su pausada agudeza que es urgente conquistar el mercado interior. Tampoco se nos oculta que sus productos no pueden defenderse en una competencia puramente económica. Hay que imponerlos políticamente al resto de España. Y nada mejor para imponerlos que blandir un instrumento de amenaza al mismo tiempo que de negociación. Ese instrumento fue el catalanismo. Eso que antes era viejo poso sentimental, expresado en usos y bailes, fue sometido a un concienzudo cultivo de rencor. El alma popular catalana, fuerte y sencilla, fue llenándose de veneno. ...Cataluña llegó a estar crispada de hostilidad para con el resto de la patria. Y esta crispación era invocada por sus hombres representativos en cuanto llegaba la hora de negociar un nuevo arancel. Los representantes de la burguesía catalana alquilaban sus buenos oficios de apaciguadores del furor popular a cambio de obtener tarifas aduaneras más protectoras.

‘Este ha sido el tortuoso juego del catalanismo político durante treinta años. Lo que en Cataluña fermentaba como expresión de una milenaria melancolía popular, en Madrid se negociaba como un objeto de compraventa. El catalanismo era una especulación de la alta burguesía capitalista con la sentimentalidad de un pueblo... ‘Los gritos separatistas que aclamaban el avi frenético no hubieran sido posibles sin la cauta preparación de los capitalistas ocultos tras de la Lliga...” ........... “Cuando nosotros empleamos el nombre de España hay algo dentro de nosotros que se mueve muy por encima del deseo de agraviar a un régimen y muy por encima de agraviar a una tierra tan noble, tan grande, tan ilustre y tan querida como la tierra de Cataluña... ‘Que no pase de hoy el afirmar que Cataluña tiene que ser tratada desde ahora y para siempre con un amor, con una consideración, con un entendimiento que no recibió en todas las discusiones. Porque cuando en esta misma Cámara y cuando fuera de esta Cámara se planteó en diversas ocasiones el problema de la unidad de España, se mezcló con la noble defensa de la unidad de España una serie de pequeños agravios a Cataluña, una serie de exasperaciones en lo menor, que no eran otra cosa que un separatismo fomentado desde este lado del Ebro... ‘Yo aseguro al señor presidente, yo aseguro a la Cámara, que creo que todos pensamos sólo en esa España grande cuando la vitoreamos o cuando la echamos de menos en algunas conmemoraciones... Todos los que sienten a España dicen viva Cataluña y vivan todas las tierras hermanas en esta admirable misión, indestructible y gloriosa, que nos legaron varios isglos de esfuerzo con el nombre de España”. (Del discurso pronunciado en las Cortes el 4 de enero de 1934.)

lunes, 14 de septiembre de 2009

asistimos al final de una época


Que asistimos al final de una época es cosa que ya casi nadie, como no sea por miras interesadas, se atreve a negar. Ha sido una época, esta que ahora agoniza, corta y brillante; su nacimiento se puede señalar en la tercera década de] siglo XVIII; su motor interno acaso se expresa con una palabra: el optimismo. El siglo XIX –desarrollado bajo las sombras tutelares de Snúth y Rousseau– creyó, en efecto, que dejando las cosas a si mismas producirían los resultados mejores, en lo económico y en lo político. Se esperaba que el libre cambio, la entrega de la economía a su espontaneidad, determinaría un bienestar indefinidamente creciente. Y se suponía que el liberalismo político, esto es, la derogación de toda norma que no fuere aceptada por el libre consenso de los más, acarrearía insospechadas venturas. Al principio los hechos parecieron dar la razón a tales vaticinios: el siglo XIX conoció uno de los periodos más enérgicos, alegres e interesantes de la Historia; pero esos periodos han sido conocidos, en esfera más reducida, por todos los que se han resuelto a derrochar una gran fortuna heredada. Para que el siglo XIX pudiera darse el gusto de echar los pies por alto fue preciso que siglos y siglos anteriores almacenasen reservas ingentes de disciplina, de abnegación y de orden. Acaso lo que se estime como gloria del siglo XIX sea, por el contrario, la póstuma exaltación de aquellos siglos que menos se parecieron al XIX, y sin los cuales el XIX no se hubiera podido dar el lujo de existir.

Lo cierto es que el brillo magnífico del liberalismo político y económico duró poco tiempo. En lo político, aquella irreverencia a toda norma fija, aquella proclamación de la libertad de crítica sin linderos, vino a parar en que, al cabo de unos años, el mundo no creía en nada; ni siquiera en el propio liberalismo que le había enseñado a no creer. Y en lo económico, el soñado progreso indefinido volvió un día, inesperadamente, la cabeza y mostró un rostro crispado por los horrores de la proletarización de las masas, del cierre de las fábricas, de las cosechas tiradas al mar, del paro forzoso, del hambre.

Así, al siglo XX, sobre todo a partir de la guerra, se le llenó el alma del amargo estupor de los desengaños. Los ídolos, otra vez escayola en las hornacinas, no le inspiraban fe ni respeto. Y, por otra parte, ¡es tan difícil, cuando ya se ha perdido la ingenuidad, volver a creer en Dios!

* * *

He aquí la tarea de nuestro tiempo: devolver a los hombres los sabores antiguos de la norma y del pan. Hacerles ver que la norma es mejor que el desenfreno; que hasta para desenfrenarse alguna vez hay que estar seguro de que es posible la vuelta a un asidero fijo. Y, por otra parte, en lo económico, volver a poner al hombre los pies sobre la Tierra, ligarle de una manera más profunda a sus cosas: al hogar en que vive y a la obra diaria de sus manos. ¿Se concibe forma más feroz de existencia que la del proletario que acaso vive durante cuatro lustros fabricando el mismo tornillo en la misma nave inmensa, sin ver jamás completo el artificio de que aquel tornillo va a formar parte y sin estar ligado a la fábrica más que por la inhumana frialdad de la nómina?

Todas las juventudes conscientes de su responsabilidad se afanan en reajustar el mundo. Se afanan por el camino de la acción y, lo que importa más, por el camino del pensamiento, sin cuya constante vigilancia la acción es pura barbarie. Mal podríamos sustraernos a esa universal preocupación nosotros, los hombres españoles, cuya juventud vino a abrirse en las perplejidades de la trasguerra. Nuestra España se hallaba, por una parte, como a salvo de la crisis universal; por otra parte, como acongojada por una crisis propia, como ausente de sí misma por razones típicas de desarraigo que no eran las comunes al mundo. En la coyuntura, unos esperaban hallar el remedio echándolo todo a rodar. (Esto de querer echarlo todo a rodar, salga lo que salga, es una actitud característica de las épocas degeneradas; echarlo todo a rodar es más fácil que recoger los cabos sueltos, anudarlos, separar lo aprovechable de lo caduco... ¿No será la pereza la musa de muchas revoluciones?) Otros, con un candor risible, aconsejaban, a guisa de remedio, la vuelta pura y simple a las antiguas tradiciones, como si la tradición fuera un estado y no un proceso, y como si a los pueblos les fuera más fácil que a los hombres el milagro de andar hacia atrás y volver a la infancia.

Entre una y otra de esas actitudes se nos ocurrió a algunos pensar si no sería posible lograr una síntesis de las dos cosas: de la revolución –no como pretexto para echarlo todo a rodar, sino como ocasión quirúrgica para volver a trazar todo con un pulso firme al servicio de una norma –y de la tradición– no como remedio, sino como sustancia; no con ánimo de copia de lo que hicieron los grandes antiguos, sino con ánimo de adivinación de lo que harían en nuestras circunstancias–...

domingo, 13 de septiembre de 2009

Aznar





La oposicion frontal, no constructiva, reaccionaria, alergica e irrevocable a la derecha politica de hoy nos hara mas debiles e imposibilitara una derecha plural y amplia del futuro. El guetto no es la solución, el pueblo, España y sus valores no perdonaran a aquellos que permanezcan en sus oasis maravillosos viendo morir a España. Realismo y futuro deben ser nuestra estrella polar.

“Nuestro espíritu huye de todo lo que constituya una hipoteca arbitraria sobre el misterioso porvenir"

sábado, 12 de septiembre de 2009

viernes, 11 de septiembre de 2009



.... “La Bestia encarnó, entonces, en un carro de muerte. Sapo inmenso de hierro invulnerable. Se le hundieron los ojos, se le acható la frente: se hizo romo y sin gracia su perfil, con la fría inexpresión de los estanques muertos, o las conciencias pecadoras entre plumas y estiércol embotadas.

Se achicaron sus patas y se agachó en el polvo, sin estatura, igual que los reptiles o el soplo bajo de la tarde que hace danzar las hojas. Restregando su vientre por el fango avanzaba sin gracia ni nobleza, con un lascivo humano contoneo

¡ El carro de la muerte!¡ Cómo sonaba en los caminos fríos de la tarde, la concha de tortuga del monstruo! Sonido de materias triunfadora sin el más leve toque de la Gracia ni el más leve reflejo del Espíritu.

Sonido de dinero en la desmesurada escarcela sin fondo de algún cíclope. Sonido, sin sintaxis, de prosa dura y proletaria.¡ Ay qué dulce nostalgia de los sonidos de los tiempos buenos, de la paz y la gracia y la armonía!:

¡ Campanillas de plata de los Corpus floridos!¡ Tin tin claro y agudo de los dulces velones de Lucena! Los más viejos olivos centenarios murmuraban recuerdos y memorias de otro tiempo mejor con las acacias:¡ Cómo, al paso marcial, ayer cantaban las visagras de hierro, en la armadura, del noble César que pintó Tiziano!

Jose Maria Peman 1938

Club de la Lucha

jueves, 10 de septiembre de 2009

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Debate histórico de "El Mundo"






Debate histórico de "El Mundo"
08-09-09
Alberto Abello
Columnista


En España se publican, en ocasión de los 70 años del inicio de la II Guerra Mundial, numerosos escritos, ensayos y comentarios generales o de interpretación. El solo anuncio de la publicación de un reportaje al historiador inglés David Irving, en El Mundo de Madrid, desata apasionadas y ásperas críticas. Yo condeno en cualquier lugar del planeta el asesinato de un ser humano por cuestiones raciales, con mayor razón el eventual intento de aniquilar una raza. Se critica a El Mundo, uno de los diarios más respetables de Europa, que se esfuerza de los primeros por llevar a sus lectores la mejor información, en este caso la de reputados historiadores consagrados sobre la II Guerra Mundial. Hasta ahora la Academia de Historia de España guarda silencio al respecto…
Es sorprendente, hasta el ministro de Relaciones Exteriores, Moratinos, se suma a los nuevos inquisidores y condena que se conozca la opinión de Irving. Los intelectuales disidentes tienen problemas donde el oficialismo intenta imponer su verdad, por lo que suelen ser perseguidos, ni qué decir de los periodistas muertos por cumplir su misión de informar.

Mas en la España democrática actual es extravagante combatir la libertad de expresión. Lo que ocurre es que se supone que las opiniones libres se debaten públicamente, no con la censura, ni presiones indebidas. Una fórmula matemática errada se rebate demostrando la equivocación. ¿Cuántas verdades científicas hoy son noticias de museo?

Vale la pena transcribir algunos pasajes del Editorial de El Mundo, para conocer de la polémica y la postura del famoso diario, según su director D. Pedro J. Ramírez: “Sigue habiendo distintas interpretaciones sobre muchos aspectos esenciales de la II Guerra, cuya visión varía en función de la ideología o la nacionalidad desde la que se aborda un conflicto en el que perdieron la vida más de 60 millones de personas. Sin ir más lejos, hemos sido testigos esta semana de las diferentes concepciones de los dirigentes europeos, que han valorado los mismos hechos históricos desde prismas bien diferentes. Sus manifestaciones revelan que sigue existiendo un larvado negacionismo sobre acontecimientos que incomodan las conciencias y cuya responsabilidad resulta muy difícil de asumir”.

Y agrega: ”Es imposible comprender el mundo actual sin conocer las causas y el desarrollo de este conflicto, del que emergió esa Europa dividida en bloques con EE.UU. y la extinta Unión Soviética como grandes potencias mundiales. Irving ha sido entrevistado este año por el diario británico The Independent y anteriormente por The Observer y The Guardian. Nadie acusó a estos medios de hacer de altavoz de sus tesis, como nadie pensó que El Mundo fuera franquista por entrevistar a Utrera Molina”

Para terminar aduce: “El debate sobre los asuntos públicos debe ser desinhibido, robusto y completamente abierto y, por ello, puede muy bien incluir ataques vehementes, cáusticos e hirientes”, afirmaba el juez Brennan en su famosa sentencia Sullivan versus The New York Times. “La defensa de la libertad de expresión incluye también que Irving pueda opinar sin ser sometido a censura, lo cual no debería escandalizar a nadie”.

elnuevosiglo.com y Cope.es



El embajador de Israel, sobre Irving
Madrid, 31 de agosto de 2009

Sr. D. Pedro J. Ramírez
Director
El Mundo
Madrid

Estimado Sr. D. Pedro J. Ramírez,

En la edición de El Mundo del 30 de agosto se anunciaba la publicación esta semana de una serie de entrevistas a varios destacados especialistas conmemorando el 70 aniversario del inicio de la segunda guerra mundial. Lamentablemente, han encontrado apropiado incluir entre los entrevistados al negacionista del Holocausto David Irving. Es cierto que indicaban que sus opiniones “ofenderán a muchos” pero el problema no es la ofensa o la polémica, sino la ausencia de cualquier referente moral, histórico y ético por parte de quien ha tomado la decisión de entrevistar a Irving junto a importantes expertos en la materia. La decisión responde a una postura que pone al mismo nivel las palabras de acreditados historiadores e intelectuales y las de un charlatán falsificador criminal que cumplió una pena de prisión en Austria.

Uno de los fenómenos perversos relacionados con el llamado post-modernismo es la falta de voluntad, que lleva a la pérdida de la capacidad de diferenciar entre la verdad y la mentira, lo importante y lo superfluo, lo alto y lo bajo. Ya no hay una verdad, solamente existen narrativas. No hay jerarquía, todo está al mismo nivel moral. Todo está en el mismo nivel ético: el asesino y su víctima, el sabio y el ignorante, la ópera de Mozart y el último engendro de la música pop. No ha de extrañar, pues, que desde esta perspectiva, los valores éticos fundamentales se tambaleen y resulte difícil identificar los valores auténticos en el océano de basura que los rodea.

Un acompañante de este clima venenoso es la estereotipada multiculturalidad; puesto que si no hay jerarquía, estaremos obligados a aceptar lo diferente, “el otro” (término cliché en este contexto). Ya sabemos de azafatas de líneas aéreas europeas obligadas a cubrirse el rostro en algunos aeropuertos, y no parece lejano el día –o quizás ya ha llegado– en que algún “liberal” se levante exigiéndonos aceptar la poligamia, la ablación del clítoris o la lapidación de las adúlteras. ¿Quiénes somos nosotros para fijar qué es bueno y qué es malo?

No. Aquí no estamos ante un caso en el que pueda invocarse el derecho a la libertad de expresión. El único derecho que no está limitado es el derecho a la vida. Para la libertad de expresión hay (y debe de haber límites). Estoy convencido de que para usted también los hay, y que ciertas cosas no las publicaría.

Por lo tanto, la desafortunada decisión de entrevistar al criminal Irving no puede justificarse en nombre de la libertad de expresión; sólo es reflejo de la falta de ética por parte de su responsable, de su desprecio a los lectores, a los otros entrevistados y, obviamente, al propio diario. No es más que una provocación barata en la línea del peor sensacionalismo.

Le agradecería que anulara la decisión de publicarla.

Atentamente,

Raphael Schutz
Embajador de Israel

N. de la R.

Efectivamente, nuestro periódico publicará el próximo sábado una entrevista con David Irving. Nuestra línea editorial ha sido siempre consecuente con la condena de la barbarie nazi y del Holocausto que provocó Hitler. No estamos de acuerdo con las tesis negacionistas. Los historiadores más serios han demostrado con pruebas y datos irrefutables el exterminio del pueblo judío llevado a cabo por el Tercer Reich. Nuestro periódico publica artículos y entrevistas de interés para el público, siempre que en ellos no se incite a cometer delitos. Es lo que hemos hecho con Irving. Entendemos que al embajador Schultz no le guste, pero sus valoraciones sobre la decisión de publicarla reflejan una visión de la realidad maniquea e intransigente que poco ayuda a la causa de la defensa de los intereses de su país y de su pueblo.

Algunas de las declaraciones de David Irving en la entrevista a EL MUNDO aparecida el pasado sábado

martes, 8 de septiembre de 2009

Cuando éramos soldados



"Muchos de nuestros compatriotas llegaron a odiar la guerra que hicimos. Aquellos que la odiaban más- los profesionalmente susceptibles- al final no fueron lo bastante sensibles como para diferenciar entre la guerra y los soldados a los que se había ordenado librarla. Nos odiaban a nosotros también, y nos encontramos otra vez cuerpo a tierra bajo el fuego cruzado, como habiamos aprendido en la jungla.

Con el tiempo nuestras batallas fueron olvidadas, nuestros sacrificios se dejaron a un lado, y tanto nuestra cordura como nuestra idoneidad para la civilizada sociedad americana fueron cuestionadas públicamente. Nuestros jóvenes rostros avejentados, modelados y enflaquecido por las fiebres, el calor, y las noches en vela, nos devuelven la mirada, extraños, perdidos y malditos, congelados en instantáneas amarillentas empaquetadas en cajas de cartón junto con nuestras medallas e insignias.

(...)Sabíamos como habia sido Vietnam, y el aspecto que teníamos y cómo actuábamos y hablábamos y olíamos. Nadie sabia eso en América. Hollywood lo represento invariablemente mal en todas las ocasiones, clavandonos retorcidos puñales políticos en los huesos de nuestros hermanos muertos."


Harold G.Moore y Joseph L.Galloway-

lunes, 7 de septiembre de 2009


Debido a la crisis que afecta a sus responsables, ex roma lux no mantendra la periocidad de antes de vacaciones. Gracias a todos por vuestra fidelidad y manteneros conectados. El blog se actualizara cada semana en funcion de las posibilidades de tiempo.

"Exprime, exprime bien el viejo tronco
para que sólo queden la savia y la forma,
el espíritu sólo,
y los poetas se lo entreguen a los hombres futuros.
Sí, es como un viejo árbol
cargado de reyes, banderas y mitos
... y canciones,
cargado de jardines ... ,
de oraciones y sacrificios.
Cargado, cargado de nombres.
Un árbol que canta mientras el vendaval lo sacude.
Un árbol que me tuvo, que nos tuvo, como pequeñísima simiente,
cuando nacíamos, entre sus hojas.
El árbol que me hizo en la tierra
cuando acaso esta tierra ya no era la suya.
Mi esbelto todavía.
Antes de que las hachas lo derriben,
antes de que los abismos lo carboneen y lo oculten,
antes de que la vida lo triture en sus muelas, antes de que muera,
ayudadme a cantarlo,
a quemarlo en la hoguera de mi voz,
para que luego, con los días, resucite de sus cenizas.
Porque todo árbol es igual a otro árbol en la selva del tiempo,
ya sé que estoy temblando por lo que no puede perderse,
por lo que tiene que perderse.
Ya sé que sólo Dios es Siempre y Todavía.
Pero estoy en esta tierra de este tiempo inseguro
y soy el hombre, todavía un hombre."

Dionisio Ridruejo