martes, 30 de junio de 2009

memoria historica politicamente incorrecta



Leo por ahí que el yernísimo del camarada José Utrera Molina, a la sazón ex secretario general del Movimiento, ha desposeído de algún apolillado honor municipal al difunto promotor de dicha movida, el general Francisco Franco. Curioso sarampión ese del antifranquismo retrospectivo que aqueja a la heroica sociedad española. Y es que apenas hemos necesitado esperar treinta y cuatro prudentes años desde su deceso antes de lanzarnos, incontenibles, a derrocar la dictadura.

A mí, la sobrevenida furia iconoclasta de tantos ministros, alcaldes, tribunos, plumillas y demás toreros de salón del Ruedo Ibérico me recuerda cierto pasaje del Dietario de Francesc Cambó. Aquel donde describe el fervor revolucionario con que Barcelona rindió póstumo homenaje al anarquista Durruti. Según el de la Lliga, su funeral laico constituyó la mayor concentración de masas de toda la historia de la ciudad, algo únicamente comparable al eufórico recibimiento con que similar cifra de catalanes festejaría la toma de la plaza por los nacionales, apenas meses después. Un asunto, el de esa desconcertante coincidencia numérica, que, a decir de Cambó, no encerraba ningún misterio aritmético, pues unos y otros, en realidad, serían los mismos.

Es lástima que al viejo Cambó no lo lee nadie, y menos que nadie sus hijos putativos, los catalanistas, que en eso de la alergia a la letra impresa se acreditan tan españoles y tan castizos como el resto de sus compatriotas. De ahí la cómica peripecia de cierto joven doctorando en Historia Contemporánea. El que permanecería encerrado durante más medio año en la Filmoteca de la Generalidad rodeado de extraños artilugios ópticos, cachivaches de ignota utilidad que desafiaban la imaginación de todos los funcionarios de la casa.

El que por todo comentario se limitaba a pedir que le proyectasen una y otra vez todas aquellas viejas cintas, las que contenían el testimonio gráfico de las visitas de Franco a Cataluña. El mismo que una mañana anunció que no volvería nunca más, ya que había renunciado a continuar con su tesis. ¿El motivo? No acertó a descubrir ni un sólo trucaje técnico en las películas del No-Do. Él juraba no entenderlo, pero todo, las panorámicas de masas, aquellos fotogramas intolerables plagados de decenas de miles de catalanes aclamando entregados al dictador, todo era auténtico. Desoladoramente auténtico.
José García Domínguez
Libertad digital

Tres regalos de fin de curso que Gabilondo no haría a sus hijos


Tres regalos de fin de curso que Gabilondo no haría a sus hijos
Pascual Tamburri Bariain
Los buenos estudiantes merecen ahora su recompensa. Los malos, aunque sean premiados por un sistema educativo horrendo, necesitan ayuda. Grandes libros españoles en ambos casos.

26 de junio de 2009

SM acaba de publicar un Atlas Cronológico de la Historia de España, concebido para usuarios de todas las edades y con instrumentos tanto impresos como en línea. La Real Academia de la Historia ha avalado este proyecto mientras presentaba finalmente el primer volumen del Diccionario Biográfico, coordinado por nuestro compañero Jaime Olmedo Ramos y destinado a ser un punto de referencia en siglos por venir. A la vez, y siempre en torno al final de curso y a los restos de la difunta Selectividad, miembros de la misma Academia lanzaban el primer tomo de la Historia Militar de España, coordinado por Martín Almagro-Gorbea y financiado por el Ministerio de Defensa. Tres hitos en el conocimiento y la divulgación del pasado, tres regalos y tres estímulos para el futuro. ¿Serán suficientemente apreciados?

¿Dónde y cuándo sucedió?

Intente usted contar la Historia sin fechas, nombres ni acontecimientos: le saldrá a usted un café sin cafeína y sin agua. Tendrá azúcar, desde luego –es decir, el añadido ideológico- pero no será historia. Pues bien, caballero, sus hijos y nietos, si han sido educados a partir de 1990, no han recibido en general ni el recuerdo de lo que veníamos llamando historia. Un prejuicio sectario ampliamente extendido entre los políticos y en el gremio docente ha creado ese monstruo: una historia en la que saber cuándo, dónde y quién está mal visto.

El Atlas Cronológico de la Historia de España (ACHE) es un instrumento magnífico para quien aprende Historia, para quien la enseña y para quien deba divulgarla. Una cartografía cuidada, una cronología exhaustiva y una cuidada herramienta en red ofrecen con los medios más modernos algo que en España ha faltado durante décadas, y que teníamos que buscar en los atlas alemanes o en sus muy desiguales copias francesas. El atlas no es, desde luego, "la" Historia, pero es un pilar fáctico sin el que no hay historia posible.

Las mejores recomendaciones para que este Atlas sea el regalo adecuado en junio de 2009 las han dado sus críticos. Todos los docentes relativistas alérgicos a lo que llaman "esencialismo", todos los padres preocupados por a utilidad mercantil de los estudios y por las notas más que por la formación, todos los cursis que denuncian la historia "evenemencial" y "memorística": la crítica progre –propia por cierto de profesores en edad de jubilarse que han protagonizado dos décadas de degeneración en las aulas y en el Ministerio- ha acertado al señalar las virtudes de la iniciativa.

36 académicos llevando a las aulas los fundamentos del saber histórico son toda una lección. Lección para quien reciba este regalo y, más aún, para quien ha permitido que hayamos llegado tan bajo. Estoy convencido de que el ministro Gabilondo y su corte, en privado, aprecian estas iniciativas, aunque en público su religión laica les obliga a despreciarla. ¿Por qué tanta hipocresía?

¿Quién lo hizo y por qué? ¿No hay historia sin violencia?

Imaginemos una Historia sin guerra y sin Ejércitos. ¿Sería un sueño, verdad? Todo amistad, florecillas campestres, progreso, amor y tal. La Historia contada por el ministro Gabilondo. Tendría sólo un defecto: que no sería humana. Nuestro pasado, como previsiblemente el futuro de quienes nos sucedan, está trufado de hechos de armas. Negarlo es ridículo y ocultar su importancia a las generaciones por venir significa privarles de instrumentos para tomar las decisiones que a cada uno correspondan. Cierto, nadie desea la guerra en sí misma; pero si hay una postura más estúpida que desearla es mentir a los jóvenes negándola.

Por eso es correcta y necesaria la decisión paralela de la Academia de la Historia de lanzar el Diccionario Biográfico (muchos de cuyos protagonistas son, claro, guerreros) y la del Ministerio de Defensa de reunir a los especialistas en Historia militar, académicos o no, en una ambiciosa Historia Militar de España. Nada más lógico que verla dirigida por el actual duque de Tetuán, y nada más fiable que confiar su parte antigua a Martín Almagro-Gorbea. Ofrecer a los españoles de hoy y de mañana la cronología del pasado y los nombres de sus autores es un regalo para todos; no avergonzarse de los eventos militares es un acierto que agradecerán en especial las víctimas de la LOGSE.

"A ciertos imbéciles, recordar asedios y batallas les suena a militarismo, y recelan de una historia que ni conocen ni les importa". Para qué buscar palabras mejores que las de Arturo Pérez Reverte? Es políticamente incorrecto recordarlo y más aún enseñarlo a hijos y a alumnos, pero las cosas son así: España no sólo tiene un glorioso pasado común, sino que además una buena parte del mismo ha implicado derramamiento de sangre. Oh, terrible. Sí, pero cierto: y porque otros mataron y murieron, y porque estuvieron dispuestos a matar y a morir, y porque supieron hacerlo, hoy estamos aquí y somos como somos. No dudo que habrá cretinos que creerán que esto es incompatible con la "educación para la pazzz" pero lo cierto es lo contrario: a mayor ignorancia de la guerra, a menor preparación de las conciencias para ese supremo esfuerzo, mayor riesgo no sólo de que suceda sino de que, además, la perdamos.

Padres, madres, sed libres. Dad por supuesto que a vuestros hijos, si les hablan de Aníbal, les contarán que era un pacifista, y si les llegasen a hablar de Escipión les dirían que vino a España de turismo. Cosas peores hemos visto. Pero vosotros, si podéis, regaladles este libro u otros que seguirán, compradles los Episodios Nacionales y premiad sus notas de la ESO o de selectividad con un libro que aporte lo que, ay, las aulas tantas veces no quieren o no pueden dar.

¿Por qué su hijo merece una respuesta a las preguntas anteriores?

Creedme, para un joven mínimamente inquieto por el pasado y la identidad de España el sistema educativo no basta. No es sólo un problema de cantidad de información: es de prejuicios progres caducos. Hay decenas de miles de jóvenes sanos y capaces a los que se ha explicado no menos de doce veces la transición demográfica, la plusvalía, la lucha de clases, la eterna lucha del proletariado para liberarse y demás bla bla bla pero que van a llegar a la Universidad, y a veces a salir de ella, sin saber qué pasó en Lepanto, y no digamos ya cuándo pasó aquello.

Responded a sus preguntas. No les deis la razón cuando dicen que "los adultos no tienen tiempo que dedicarnos". Donde no llegue vuestro tiempo ni la capacidad de los profesores que lleguen los conocimientos tradicionales que estos libros contienen y recuerdan. Si son demasiado caros haced que sus colegios, sus institutos y las bibliotecas públicas los compren.

Y a ti, ¿qué quieres que te diga? "Pero es que hay más cosas, ya te contaré... espero que el año que viene cambien muchas… yo sólo puedo hablar de lo que he visto, de muchos favoritismos, de muchas ayudas injustificadas, de muchas importancias otorgadas a las relaciones con el profesor, y sobre todo, y una de las cosas que más me ha incordiado ha sido la calidad humana de muchas personas. Actitudes de compañeros míos (por llamarlos de alguna forma), cuyo único objetivo es aprobar. Para ellos, el fin justifica los medios, aunque probablemente no sepan en su vida quién escribió esa frase. Y por supuesto, la de compañeros tuyos, que en fin... Básicamente ésta es mi opinión, y tristemente coincide con la de muy pocos alumnos más…"

No puedo contestarte, no al menos ahora. Pero te diré una cosa: aunque lo creas no estás solo. Una legión de jóvenes de todas las épocas, y también de ésta nuestra tan desgraciada, ha sentido el aguijón de la injusticia. Búscalos. Búscalos en el pasado, no creas que el mundo es de los que no son como tú. Pide libros, no te refugies en ellos ni hagas de ellos un parapeto pero haz que te acompañen y entiende tu posición exacta en el mundo y en el tiempo. Estudia lo que quieras pero entiende que eres parte de una historia que no ha terminado y que, si se enseñase de otro modo menos utilitario, te dolería menos.

Busca en los libros lo que la tiza no te ha dado aún. Como recordaba Juan Manuel de Prada, "el libro ha dejado de ser aquel objeto sagrado y excepcional, escaso y casi milagroso, de la Antigüedad". Necios. "La modernidad, tan frívolamente utilitaria, ha querido entronizar una forma utilitaria de inteligencia, desestimando el conocimiento que atañe a las verdades de la naturaleza humana y al milenario acervo cultural que nos constituye como seres humanos". No adores el libro pero respétalo y síguelo, sobre todo cuando te dice lo que se te ha ocultado o te lleva donde no quisieron que llegases. "Si aún albergamos una semilla de repudio contra el caos, si aún aspiramos a derrocar la tiranía de la inmediatez, buscando un sentido vital que nos justifique, habremos de acudir a los libros" .

Te acabo de recomendar dos, tres libros. Pueden ser éstos u otros. Acabas de pasar una época extraña, entre exámenes, ocios, ansias y dudas. Has intercambiado promesas de eterna amistad con personas que irán desvaneciéndose de tu vida después de este verano único. Nos echamos unos a otros a la papelera después del Instituto, demasiado a menudo. Y sin embargo la patria de un hombre culto y libre es su bachillerato. "La vida llama. O lo que llamamos vida, por ahora": lo dijo Jonathan Coe en The Rotters´ Club pero podrían haberlo escrito Michel de Saint Pierre en Los nuevos aristócratas e incluso Rudyard Kipling en su Stalky & Co. Léelos, entenderás mejor qué te digo. No hay más certezas que las que te llevas de aquí incluso sin saberlo. Por eso, por todos los dioses aún no nacidos, lee, compra, regala y hazte regalar libros. Libros que te den lo que la escuela no te dio, lo que sin duda mereces, lo que este pobre país merece que tú tengas en vez de uno u otro examen aprobado. Sé bueno, siento repetirme, pero antes que eso lee y crece. Créeme. Vale la pena.

Productos del sistema

lunes, 29 de junio de 2009

Proxima actividad. 3 de julio proyección 13 entre 1000


Análisis histórico de los nacionalismos separatistas

Introduccion y debate posterior

Fiesta Musica alternativa








...el problema principal, el fundamento de cualquier otro, es de naturaleza interior: rebelarse, renacer interiormente, darse una forma, crear en sí mismos un orden y una rectitud. Nada han aprendido de las lecciones del pasado reciente quienes hoy todavía se ilusionan a propósito de las posibilidades de una lucha puramente política y sobre el poder de tal o cual fórmula o sistema, si no se parte, ante todo, de una nueva cualidad humana... Hay que adoptar, pues, una precisa posición contra el falso “realismo político”, que piensa sólo en términos de programas, de problemas, de organización de partidos, de recetas sociales y económicas. Todo esto es contingente y no esencial. La medida de lo que aún puede ser salvado depende, por el contrario, de la existencia o no de hombres que vivan no para predicar fórmulas, sino para ser ejemplos; no para ir al encuentro de la demagogia y del materialismo de las masas, sino para despertar diferentes formas de sensibilidad y de interés. A partir de lo que, pese a todo, sobrevive aún entre las ruinas, reconstruir lentamente un hombre nuevo, animarlo gracias a un determinado espíritu y una adecuada visión de la vida, fortificarlo mediante la adhesión férrea a ciertos principios. Este es el verdadero problema...

"...Hoy, en el fondo, las condiciones son mejores, porque no existen equívocos y basta mirar alrededor, desde la calle al parlamento, para que las vocaciones sean puestas a prueba y se obtenga, claramente, la medida de lo que nosotros “no” debemos ser. Ante un mundo podrido cuyo principio es: “haz lo que veas hacer”, o, también, “primero el vientre, el pellejo (tan citado por Malaparte), y después la moral”, o también: “éstos no son tiempos en que se pueda uno permitir el lujo de tener un carácter”, o, en fin: “tengo una familia que alimentar”, nosotros oponemos esta norma de conducta, firme y clara: “No podemos actuar de otra forma, éste es nuestro camino, ésta es nuestra forma de ser”. Todo lo que de positivo se podrá obtener hoy o mañana nunca se logrará mediante la habilidad de los agitadores y de los políticos, sino a través del natural prestigio y el reconocimiento de los hombres de la generación anterior, o, mejor aún, de las nuevas generaciones, hombres que serán capaces de todo ello y que suministrarán una garantía en favor de su idea..."

domingo, 28 de junio de 2009

sábado, 27 de junio de 2009

viernes, 26 de junio de 2009

La vida es, camarada.....


La vida es, camarada......
Pero ahora recuerda, solamente recuerda.
Sea tu compasión sin llanto y sin reproche,
y sea, sobre todo, sin magisterio vano.
No clames tu experiencia.
Es tiempo de silencio y destreza piadosa.
Sobre todo no quieras escarmentar ahora
Al que viene detrás y va por su camino

Dionisio Ridruejo

Politicos corruptos. Valores contra mafia



«Hay un equívoco muy extendido que consiste en afirmar que éste o aquel político mantenía contactos con un mafioso, que éste o aquel político estaba acusado de compartir intereses con organizaciones mafiosas; pero como los tribunales no lo habían condenado, el político en cuestión es un hombre honrado. ¡No es así! Este razonamiento no funciona, porque los tribunales solo pueden hacer una estimación de carácter judicial: podrían decir “a ver, sí, tenemos sospechas, sospechas graves, pero yo no dispongo de la certeza jurídica y judicial que me permita afirmar que este hombre es un mafioso. Sin embargo, las investigaciones han destapado muchos hechos de este tipo, además de otros órganos, otras instituciones; es decir, políticos. Los poderes disciplinares de diversos órganos administrativos, los ayuntamientos o quien sea deberían, en consecuencia, sacar las conclusiones oportunas de estos acercamientos entre políticos y mafiosos, que no constituyen un delito pero que dejan en entredicho la fiabilidad de la gestión pública del imputado”. Esto no ha pasado porque no se ha ido más allá de la sentencia: se han quedado con que este tipo no ha sido declarado culpable, por lo que es un hombre honrado. Y yo digo: “vamos a ver, no me irás ahora a decir que no has conocido a gente que no era honrada, que no ha sido condenada jamás porque no hay pruebas suficientes para condenarla, pero que aún así son sospechosos, y esta sospecha debería, por lo menos, fomentar, sobre todo en el interior de los partidos políticos, una gran limpieza echando a aquellos a los que se les relacionó con extraños episodios y en hechos inquietantes. No basta ser honrado: hay que demostrarlo”.»

Paolo Borsellino,
abogado italiano nacido en Palermo el 19 de enero de 1940. Como magistrado y conjuntamente con el juez Giovanni Falcone, llevó a cabo los procesos judiciales contra Cosa Nostra. Comenzó su trabajo bajo las órdenes del también asesinado Jefe de Fiscales Rocco Chinnici. Finalmente falleció en un atentado perpetrado por la mafia siciliana el 19 de julio de 1992, en la via d'Amelio, en Palermo

miércoles, 24 de junio de 2009

Local Social Tierra Heredada


FIESTA, VIERNES 26 JUNIO A LAS 21:00

Memoria Historica




«Hay que ser generosos, hay que tener el alma grande y saber perdonar. Para edificar España, para hacer la España que nosotros soñamos, necesitamos de todos los españoles»... «Cuando el soldado azul, siempre valiente, se encuentra con el soldado rojo, valiente también, le extiende los brazos, y con el abrazo empiezan a comprenderse, acaso adivinan el próximo enemigo común y sienten allí en los frentes, sobre la tierra española sangrante, la necesidad de unificarse». General Yagüe

La localidad soriana de San Leonardo de Yagüe albergará el próximo 27 de junio un homenaje al general Juan Yagüe Blanco, natural de la localidad, después de que el pasado 12 de octubre fuera decapitada la estatua del general, que fue capitán general de la VI Región militar con sede en Burgos



Programa de actos



12,30 horas: Misa en la Iglesia Parroquial de San Leonardo Abad oficiada por el Abad de San Pedro de Cardeña y varios sacerdotes, con la intervención del barítono José Luis Samanillo y de la soprano Carmen Bocanegra

13,30 horas: Acto de Homenaje en el lugar donde se encontraba el Monumento:

Lectura de comunicados de adhesión al Homenaje

1º intervención.- Don José María Álvarez de Eulate

2º intervención.- Don Eduardo García-Serrano, periodista

Cerrando el acto María Eugenia Yagüe Martínez del Campo, Presidenta de la Fundación

Concluiremos con los acordes del Himno Nacional y de varias marchas militares

15,00 horas: Comida de Hermandad en el restaurante El Maño, en Navaleno



La presidenta de la Fundación contestará a todas las preguntas que formule la prensa en relación al Homenaje, a su padre el General Yagüe, a la batería de demandas interpuestas en diversas instancias jurisdiccionales contra el Ayuntamiento de San Leonardo de Yagüe por el derribo del Monumento y en relación a cualquier otra cuestión.



San Leonardo de Yagüe, 19 de junio de 2009.

La Fundación Yagüe

www.fundacion-yague.org

info@fundacion-yague.org

Tlfs.- 947294252- 609323551



NOTA: Con el fin de facilitar el traslado de Burgos a San Leonardo y hacérselo mas cómodo a los asistentes se ha contratado una Agencia de Viajes que se encarga del viaje y del restaurante adjuntamos el teléfono de la Fundación.

Agencia de Viajes "Rural Tours Viajes": teléfono 947/220907,

preguntar por Silvia Marín Diez.

Vicente Ferrer

martes, 23 de junio de 2009

ETA obliga a la sociedad vasca a escenificar el cambio



ETA obliga a la sociedad vasca a escenificar el cambio

Algo está cambiando en el País Vasco. Y algo ya es mucho teniendo en cuenta las expectativas y la deriva inmoral y antinacional de las instituciones vascas en los últimos treinta años. El vocabulario, las imágenes, los símbolos. Todo eso parece cambiar de manera significativa en el País Vasco.

A Eduardo Puelles le asesinaron el viernes. Matar es muy fácil, incluso para una banda de chapuceros y toxicómanos. Pero responder ante el crimen de la manera adecuada siempre se nos ha antojado demasiado difícil. Sobre todo cuando padecíamos el lastre de un gobierno autonómico dirigido por los que no querían la derrota de ETA.

Con Ibarretxe confinado en su caserío, y tras el asesinato de Eduardo Puelles, nos hemos ahorrado la consabida retórica nacionalista que seguía a los crímenes de la banda terrorista. Ya no hemos tenido que oír a un patético lendakari diciendo aquella canallada de "ETA estorba" (a los objetivos separatistas debía referirse). En esta ocasión casi todo apuntaba en la dirección adecuada; las banderas del Parlamento vasco por vez primera a media asta (antes no había ni banderas), la manifestación multitudinaria por un policía nacional en Bilbao, el féretro con la bandera nacional portado, entre otros, por un policía autonómico.

Nadie excepto el malnacido Sastre, parido por el Tribunal Constitucional, ha osado abrir la boca para empañar la respuesta adecuada al crimen etarra. Este sujeto, batasuno antes, internacionalista hoy y filoetarra siempre ha hecho de portavoz de la banda y de sus intereses disgregadores para advertirnos que o negociamos o padeceremos mucho dolor.

Pero la mejor respuesta la ha dado la viuda de Eduardo Puelles que con un discurso corajudo y bandera de España en mano (la que cubría el féretro de su marido, y da la razón de su muerte), se ha dirigido a la multitud de españoles congregada en Bilbao para arremeter contra los asesinos, no concederles las lágrimas de su dolor y advertirles de que hay muchos más como su marido dispuestos a seguir luchando contra el terror. Sobrecogía ver la entereza de esa mujer excepcional, escoltada por sus hijos, horas después de tener que dar sepultura a su marido. Pero gestos como ese son los que dan esperanza en el País Vasco.

No obstante la raíz del problema no estaba en las calles de Bilbao sino en el sistema educativo vasco que ahora han perdido los nacionalistas. Ayer, Isabel Celaá, nueva consejera de Educación hizo algo insólito al asegurar en la fiesta de las ikastolas de Álava que el testimonio de las víctimas del terrorismo estará en las aulas. Era el marco adecuado para hacer ese anuncio, ante centenares de personas que no querían oírlo, y por eso debemos felicitar a la nueva consejera vasca de Educación. Ahora solo falta que los escolares vascos puedan oír, ver y tocar el testimonio de la viuda de Eduardo Puelles.
http://www.elsemanaldigital.com/blog.asp?idarticulo=97868

lunes, 22 de junio de 2009

Renovación de la Consagración de España al Corazón de Jesús, 21 de junio de 2009, Cerro de los Ángeles




Sagrado Corazón, en Vos confío,
porque la cumbre es alta y muy pendiente.
La tentación, al atacar de frente,
nos muestra su maldad y poderío.

Corazón de Jesús, en Ti confío
y creo siempre en Vos tan ciegamente,
que no quiero abrevar en otra fuente,
sino en tu santo corazón, Dios mío.

De tu pecho horadado por la lanza
y el acero cruel de mis pecados
brota el perdón en anchuroso río.

Tu gran misericordia es mi esperanza,
todo mi amor. ¡Oh Corazón Sagrado,
mi Dios, mi buen Jesús, en Vos confío!

José María Zandueta Munárriz
(1915 - 2005)

Antiglobalismo de derecha


El antiglobalismo de derecha

Marcello Veneziani



Si te fijas en ellos, los anti-G8 son la izquierda en movimiento: anarquistas, marxistas, radicales, católicos rebeldes o progresistas, pacifistas, verdes, revolucionarios. Centros sociales, monos blancos, banderas rojas. Con el complemento iconográfico de Marcos y del Ché Guevara. Luego te das cuenta de que ninguno de ellos pone en discusión el Dogma Global, la interdependencia de los pueblos y de las culturas, el melting pot y la sociedad multirracial, el fin de las patrias. Son internacionalistas, humanitarios, ecumenistas, globalistas. Es más: cuanto más extremistas y violentos son, más internacionalistas y antitradicionales resultan.

O sea, que cuanto más se oponen a la globalización, más comparten su meta final. Por lo demás, el Manifiesto de Marx y Engels es un elogio total de la globalización, a cargo de la burguesía y del capital, que rompe los vínculos territoriales y religiosos, étnicos y familiares, y libera de la tradición. Y en las cumbres anteriores, los presidentes de los países más industrializados eran casi todos de tendencia progresista y provenían del 68, desde Clinton a nuestros propios líderes, que soñaban con transformar el G8 en un coalición de izquierdas planetaria. Todos optimistas del G8.

¿Dónde están entonces los verdaderos enemigos de la Globalización? Están en la derecha, queridos amigos. Allí, no sólo desde hoy, se combate el mundialismo y el internacionalismo, la muerte de las identidades locales y nacionales. Si es verdad, como sostienen muchos pensadores, que la próxima alternativa será entre el universalismo y el particularismo, entre globalidad y diferencias, entre cosmópolis y comunidad, entonces el antagonista de la globalización está en la derecha. Con los conservadores y los nacionalistas, con los tradicionalistas y los antimodernos, pero también en el ámbito de la nueva derecha de Alain de Benoist y de Guillaume Faye, y de los movimientos localistas y populistas.

Hay una rica literatura de derecha que hace tiempo critica radicalmente la globalización y sus consecuencias: el dominio de la técnica y de la economía financiera en detrimento de la política y de la religión. Es en la derecha donde se reúne la respuesta populista a las oligarquías transnacionales. Es en la derecha donde las tradiciones se oponen a la sociedad global sin raíces. Es en la derecha donde se teme la imposición de un pensamiento único y de una sociedad uniforme, y se denuncia la globalización como un mal en sí mismo; mientras, en la izquierda, se denuncia que la globalización no extiende sus beneficios economicos a la humanidad sino sólo a unos pocos. O sea, que no se denuncia su efecto de desarraigo sobre las culturas tradicionales y sobre las identidades, sino sólo que no vaya unida a la globalización de los derechos humanos.

En Génova, pues, se consuma una paradoja: unos pocos hombres de derecha, entre agricultores, artesanos y tradicionalistas, se opondrán al G8 de modo débil y marginal pero con propósitos fuertes y radicales. Y mucha gente de izquierda se opondrá de modo vistoso y radical a una globalización que en el fondo comparte. En Génova la maldición de Colón golpea a la inversa: él zarpó para las Indias y descubrió América, éstos sueñan con un mundo nuevo pero descubren las viejas Indias.

domingo, 21 de junio de 2009

sábado, 20 de junio de 2009

CONTRA LA NACIÓN CÍVICA


CONTRA LA NACIÓN CÍVICA
Jesús LAÍNZ


Cuando en un enfrentamiento ideológico uno de los bandos puede decir lo que quiera sin limitación alguna mientras que el otro tiene que vigilar cada una de sus palabras, ocultar muchas de las que quisiera decir y disfrazar las que finalmente utiliza, este segundo bando entra en liza con media guerra ya perdida. Esto es lo que les pasa a ciertos defensores de la nación española, que se creen obligados a llenar su discurso de epítetos para no pecar.


En primer lugar está lo del patriotismo constitucional, vergonzante petición de excusa por adelantado. Es como admitir que de España se puede ser patriota pero poco. Y para hacérselo perdonar, se añade la referencia a la Constitución, atenuación de la densidad de patriotismo para que no escueza demasiado. Pero el patriotismo no tiene nada que ver con constitución alguna, pues cualquier patria es algo que está antes y por encima de cualquier constitución. Antes, porque tiene que haber primero una patria para dotarla de una constitución. No existen las constituciones en abstracto. Existe la Constitución española, la francesa o la italiana, que encuentran su explicación en la existencia de sus respectivas naciones. Y por encima, puesto que la patria es lo necesario y las constituciones, lo contingente. Las constituciones pasan, se reforman, se derogan y se sustituyen. Pero la nación que las hizo surgir es lo que continúa su recorrido en la historia, con una u otra constitución.


El segundo epíteto vergonzante es el de la nación "cívica". Confieso que la primera vez que lo oí me desorientó.

–Está bien –pensé– esto de subrayar la importancia de la buena educación de los ciudadanos. Pero, ¿será que sin ese adjetivo, se estaría defendiendo una nación incívica?

Se me contestó que no, que lo que quería defenderse era una nación de ciudadanos, lo cual me dejó aún más sorprendido, incapaz como me veía de imaginar una nación de coliflores, de perros o de semáforos.

–Pero eso es innecesario –repuse–. Todas las naciones son de ciudadanos. Es una obviedad que una nación está conformada por personas, no por animales o cosas.

–No. Lo de cívica es para contraponerlo a la nación étnica –me explicaron–. Lo que queremos decir con ello es que nuestra concepción de la nación descansa en el individuo, venga de donde venga, y no en los condicionantes étnicos e históricos, que es en lo que se basan los nacionalismos excluyentes.

Y aquí es cuando comprendí la notable cantidad de errores acumulados en la "nación cívica".


Primer error: no hay naciones cívicas. No hay nación –y mucho menos aún en nuestra vieja Europa– que no tenga una fundamentación étnica e histórica. España es lo que es, al igual que cualquier otra nación europea, no por ser una aglomeración de ciudadanos salidos de la nada, sino porque tiene una historia y una cultura que le han dado forma.

Segundo error: no es cierto que nuestros separatismos sean nacionalismos étnicos o identitarios, por lo que no tiene sentido oponerles un nacionalismo cívico que ellos también propugnan. Nuestros separatismos fueron etnicistas, pero ya no lo son. Hace un siglo nacieron –y durante unas cuantas décadas continuaron manteniéndolo– con el fin de preservar unas esencias raciales, culturales y espirituales que los separatistas consideraban en peligro a causa de su pertenencia a España. Pero hoy ya no son el Rh vasco, el cráneo catalán o tal o cual volkgeist los valores a conservar. Ya no es la preservación de la estirpe el núcleo de la reivindicación nacionalista. Todos nuestros separatismos llevan muchos años reivindicando su propio "nacionalismo cívico", para lo que incluso utilizan textualmente esta expresión. Todos los partidos nacionalistas, de cualquier región e ideología, llevan muchos años dejando bien claro que cualquiera puede ser vasco, catalán o gallego. Basta con quererlo. Basta con apuntarse a ello, se venga de donde se venga, mientras que el vasco, catalán o gallego de pura cepa que se defina como español, deja de ser vasco, catalán o gallego. Es cierto que se sigue utilizando la excusa de la lengua, pero ya no como la manifestación de un ancestral espíritu nacional, sino como prueba de la afiliación del individuo al nuevo club nacional.

Ejemplos: "La ciudadanía no sólo se debe adquirir por nacimiento en el territorio o por el origen de los padres, sino también por la voluntad de integrarse en la sociedad de acogida" (declaración de ERC). "Aceptaremos como a un hermano a todo aquel, sea cual sea su origen, que quiera compartir con nosotros la suerte de nuestro pueblo" (declaración del PNV).

Es decir: españoles, fuera; todos los demás, dentro.


Los separatistas no quieren defender ninguna esencia étnica, ninguna identidad nacional nacida de la cultura y la historia. Tan solo quieren montar su propio negocio con ellos de presidentes, y para ello tienen que destruir España. Lo de la defensa de la vasquidad, la catalanidad o la galleguidad es sólo una excusa para engañar, adoctrinar y movilizar a la gente.

Si no se ve claro esto, si se insiste en el error de la "nación cívica", la guerra estará perdida.

El lobo

viernes, 19 de junio de 2009

ETA asesina y la izquierda les rie las gracias en la sexta



Eduardo Puelles, primera víctima durante el Gobierno de Patxi López

El inspector de la lucha antiterrorista Eduardo Puelles García, asesinado con coche bomba en Vizcaya, ha sido la primera víctima mortal de ETA desde la investidura de Patxi López como lehendakari, el pasado mes de mayo.

La último asesinato de la banda fue el de Ignacio Uria Mendizabal. El empresario guipuzcoano de 71 años, responsable de una de las compañías adjudicatarias del tren de alta velocidad vasco la denominada 'Y vasca', fue tiroteado en Azpeitia el pasado 3 de diciembre.

Uría fue última víctima de la banda en 2008, año en el que también hubo otros tres asesinatos.

El primero fue el del ex concejal socialista de Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa) Isaías Carrasco, de 43 años, tiroteado el 7 de marzo ante su casa y en presencia de una de sus hijas.

El 14 de mayo la explosión de un coche bomba segó la vida del guardia civil Juan Manuel Piñuel, de 41 años, y el 22 de septiembre varios disparos acabaron con la del brigada del Ejército Luis Conde de la Cruz.

Recientemente la banda terrorista emitió un comunicado en el que expresaba su intención de seguir con la lucha armada. La pasada semana la Policía abortó un intento de los terroristas de sacar de la cárcel de Huelva a varios reclusos.

Esta es la séptima víctima mortal desde el fin de la tregua en diciembre de 2006.
eLMUNDO.ES

Caminos de Europa. Navarra

jueves, 18 de junio de 2009

La sinrazón encapuchada ataca de nuevo







La sinrazón encapuchada ataca de nuevo

“Varios encapuchados de extrema izquierda asaltan una emisora de radio en Ciudad Real y lanzan proclamas a favor de un preso”. Cambiemos “Ciudad Real” por “Bilbao” y obtendremos portadas en periódicos de tirada nacional y noticias en todos los telediarios. Hagamos un esfuerzo mayor e imaginemos que los “gamberros” eran jóvenes de otro espectro ideológico, lo que en muchas ocasiones se tilda por los medios de “extrema derecha”: tertulias, decenas de “condenas”, ruedas de prensa de Esteban Ibarra y compañía denunciando los hechos... alerta social y condena ejemplar para los asaltantes.

Sin embargo, el ataque terrorista (podemos calificarlo así si entendemos el terrorismo como uso sistemático del terror para coaccionar a la sociedad) no ha acaparado la atención mediática suficiente ni los políticos han dado un paso al frente para ponerse del lado de los trabajadores que en aquel momento estaban en el estudio de la COPE en Ciudad Real. Alguna voz -tímida y apenas audible- ha mostrado su repulsa, varias agencias de noticias han elaborado informaciones escuetas y desapasionadas -muy en la línea del servil y gris periodismo moderno- y poco más. ¿Sorprendente? Sí, aunque no por ello inesperado.

La permisividad del sistema y de los mass media con estos falsos “revolucionarios” viene de lejos; conciertos subvencionados por administraciones locales, cesión de espacios públicos para actos subversivos, “vista gorda” de las autoridades con las bandas urbanas violentas autoproclamadas “antifascistas”... una estrategia aparentemente orquestada que se ha visto acentuada con la llegada al poder del gobierno “socialista”.

Esa condescendencia puede tener doble lectura; por un lado, un trato “amable” de la izquierda caviar hacia la extrema izquierda puede desmovilizar a parte de los radicales y suavizar diferencias entre los dos sectores. Por otra parte, se desactiva el espiral acción-reacción tan deseado por los grupúsculos extremistas: ataque al sistema, ataque del sistema, legitimación de la violencia como “autodefensa” contra el sistema. Finalmente, y empleando un lenguaje sencillo, “todo queda en familia”.

El problema es que la “tolerancia” de la clase política y las fuerzas de seguridad con estos indigentes intelectuales niños de papá tiene su cara cruda. Y como siempre, pagamos los mismos. El abominable asalto a la COPE en Ciudad Real ha servido para asustar a una trabajadora , preocupar a algunos responsables del medio y generar sensación de inseguridad entre los ciudadanos medianamente informados.

Mientras nos llevamos las manos a la cabeza y redactamos estas líneas, por desgracia, la chusma guarro-progre se congratula del asalto a esa cadena maldita y celebra la “valerosa” acción, y su “vanguardia” de aprendices de delincuentes prepara la coartada (el único detenido está ya en libertad). Triste pero cierto.

No nos sorprendería que los COBARDES acaben siendo héroes si son condenados finalmente a pagar una multa de 100 euros. La izquierda es experta en transformar a delincuentes comunes en héroes y mártires. El caso reciente de 14 “cachorrillos” para los que la fiscalía pedía 35 años de cárcel por disturbios en una manifestación, y que acabaron absueltos (tras una macro-campaña de la izquierda batasuna y “tribuurbanera”) es un buen ejemplo. “Los de Cangues” recibieron el aliento de las alimañas y acabaron saliendo por la puerta grande del juzgado.

Sería una lástima que nuestros “amiguetes” manchegos salieran “limpios” de ésta, pero hay precedentes. Al menos nos quedará la satisfacción de haber entendido correctamente su “ataque”; entrar en una emisora local violentamente con capuchas y en superioridad numérica, lanzar proclamas ininteligibles a favor de un preso común -ladrón de bancos reconvertido a anarquista para ganar amistades y apoyos fuera del “talego”, al que NADIE conoce en la ciudad en la que se emite el noticiario- y salir corriendo profiriendo gritos absurdos no es ninguna hazaña. No obstante, cometeríamos un error calificándolo de chiquillada; hace tiempo que la violencia planificada de estas bandas urbanas dejó de serlo.

Dicen que donde no hay justicia es peligroso tener razón. España, poco a poco, se convierte en el paradigma de esa afirmación.

martes, 16 de junio de 2009

Derecha Social


Existe en toda Europa “una derecha profunda y difusa” que en Italia debe encontrar interpretes políticos adecuados, pero que representa el viento nuevo que sopla en nuestro continente. El desafío a la globalización, la plaga de la inmigración descontrolada, la competencia sin regular que viene de los países emergentes, las tensiones inducidas por el fundamentalismo de todo tipo, la homologación consumista que ataca el valor del ser humano y de la familia, alimentan este nuevo viento de pertenencia y de identidad. Rechazar las degeneraciones xenófobas, nostálgicas, reaccionarias y antimodernas, no debe significar refugiarse en un intelectualismo de salón lejano a la realidad. La derecha se lo puede permitir todo excepto alejarse de la realidad para encerrarse en un abstracto universo ideal...

Gianni Alemanno

Tontos peligrosos


Tres encapuchados asaltan la emisora de Cope Ciudad Real para pedir la libertad de un anarquista


Tres individuos vestidos de negro irrumpían ayer tarde en pleno informativo de la emisora de Cope Ciudad Real. El programa, conducido por Elena Jiménez, fue interrumpido, “no sin antes, para sorpresa de los radioyentes, escuchar todo tipo de gritos, desde consignas micrófono en mano a llamadas de socorro”, según informa La Tribuna.

El jefe de informativos de la emisora, Juan Carlos Sevilla, aseguró a EFE que los enmascarados “entraron a las 19:17 horas en los estudios cuando se estaba emitiendo el informativo de la tarde. Tras arrebatar el micrófono a la locutora, lanzaron octavillas y profirieron gritos a favor de la libertad del preso, que lleva veinticinco años en la cárcel por delitos contra la propiedad como atracos a bancos”.

La Policía Nacional se personó en el lugar de los hechos, pudiendo identificar a uno de los presuntos autores del asalto, al que se tomó declaración en la comisaría de Policía de Ciudad Real.

Elena Jiménez, en declaraciones a La Tribuna, afirmaba “que ni siquiera pudo escuchar bien las consignas de los jóvenes, por el impacto que le causó la entrada totalmente imprevista de estos sujetos, que al parecer accedieron al estudio sigilosamente y agachados para no ser vistos por los responsables de control”.

lunes, 15 de junio de 2009

POR QUÉ SOMOS DE LAS LLAMADAS DERECHAS


POR QUÉ SOMOS DE LAS LLAMADAS DERECHAS

NO nos recatamos en declarar que la posición de LIBERTAD se funde en muchos puntos con la de las llamadas derechas, ni nos repugna el calificativo de ultraderechista que a nuestro semanario se aplica. Somos de derechas en cuanto odiamos y acusamos la complicidad y, más aún, la servidumbre de las llamadas izquierdas a las organizaciones y planes extranacionales y antinacionales como son la francmasonería - llamada con frecuencia "democracia internacional"- y toda clase de empresas internacionales dedicadas a explotar el negocio político del hambre obrera.

Somos de derecha porque proclamamos la grandeza de la espiritualidad católica para conservar las naciones en perpetua juventud, ordenar el bienestar y el amor más cumplido en el seno de las familias y salvar a la Humanidad del miserable materialismo de invertidos y canallas que quieren socializar las conciencias y hundir al occidente en una anacrónica barbarie amarilla ...

También somos de derechas porque afirmamos el honor histórico de España y su capacidad imperial para darse rutas propias de resurgimiento sin contar con los mermadillos afrancesados de todos los siglos que llevan su ignorancia hasta gruñir, como Albornoz, que nada hay en España que conservar, o como Azaña, que "España ha dejado de ser católica".

Por todo eso, la izquierda española - desprovista en sus múltiples grados y bajo cualquier caudillaje de sustancia nacional, con todos sus capitostes enrolados en las logias, a cuyo dictado pasean su inmoralidad- nos es francamente repulsiva. La juventud no parasitaria ni borreguil ha de estar por fuerza frente a los compromisos secretos de subastar a España entre los internacionales y contra la ignorancia de los que aborrecen nuestra historia porque no han sabido leerla. Pero, por si fueran poco estas consideraciones de gran fuste, esa grosería de principios que deja deshonradas a las izquierdas, añádase, y nos basta, la experiencia que la nación va sacando de esta etapa de franco desenfreno izquierdista.

LA TRAICIÓN DE LAS IZQUIERDAS

La connivencia de todas las izquierdas, en grado proporcional a su extremismo, con los criminales de la calle es patente. Y la informalidad política, tan parecida a la traición, que supone ese sangriento degüello de la libertad a manos de los que se visten el manto de sacerdotes de la misma es de las más impresionantes lecciones históricas que tendrán en cuenta las venideras etapas políticas para sancionar férreamente la separación de las izquierdas - su abolición quizá - como pena defensiva y vindicatoria, por el desastre tanto económico como moral que en pocos meses han ocasionado.

Si Laval o Hoover, como ejemplo de demócratas, al gusto de nuestros liberales de boquilla, consagraran un buen día al Papa una Inquisición en favor de la fe católica, obligando esas democracias a imposibilitar la vida política de toda idea u organización hostil al dogma de la Iglesia romana, nadie negaría que habían perecido definitivamente los partidos o jefes incursos en tan peregrina defección de sus principios.

Lo mismo sucedería si Mussolini convocase elecciones parlamentarias o viéramos en Polonia a Pildsuski de jefe de una minoría liberal. La defección más que gastar a los hombres o partidos, los inhabilita; la traición los proscribe. Pues lo que no es verosímil en esas naciones, ni puede cometerse en el mundo civilizado sin que los prestigios de una lógica política elemental veden para siempre el camino del mando a hombres y partidos, lo experimentamos en España con nuestras izquierdas, entregadas, sin el menor recato, a una dictadura zafia y brutal, inmediatamente después de hacer una revolución en nombre de la pureza constitucional y de los derechos del hombre.

EL PODER CONTRA LA NACIÓN

Es poco probable - aunque posible - que los liberales se resuelvan a asesinar las libertades por sí mismos, sin conocimiento de los riesgos que eso trae aparejado en su contra. El procedimiento indica bien a las claras que cada día viven con la obsesión de quien juega la última carta de su disfrute en el Poder, que es para ellos mucho más importante que sus promesas, sus "principios" aparentes y aun la vida de la Nación. "Ya que estamos arriba, aprovechemos el Poder para no ser derribados. Lo primero es sostenerse." Esa es la cantinela oculta, la única norma de vivir frente al pueblo, que pertenece a todos los poderes personales y a todas las oligarquías antipopulares.

El sistema tiene el inconveniente de ser una jugada con dos soluciones, una aventura del Poder contra la Nación, que la experiencia demuestra resolverse de ordinario a favor de ésta. El estrago que a una situación tan violenta ha de seguir, puede calcularse por la irritación que el cuerpo nacional va almacenando, viéndose burlado y, además, oprimido.

Y cuando sobre la delincuencia impune, brota una era de justicia cierta, ésta, necesariamente, ha de ser rigurosa. Cuando a la extralegalidad o a la legalidad unilateral o falsificada sucede una época de normas objetivas, es preciso por eso mismo barrer con urgencia los obstáculos anteriores. Mal camino llevan las izquierdas imponiendo a mayorías o minorías, que no sean de su agrado, la ley del hierro, con el exclusivo objeto de mantenerse arriba.

Es de mal cariz esa prisa por conservarse apelando a la fuerza, y señal de que hay mucho que ocultar, cuando tanto se teme a la libertad. Ni ésta, ni la República, resultan servidas y garantizadas atacando a la ciudadanía en sus fueros, tantas veces pregonados por los agresores de hoy. Si una dictadura en medio de la abundancia no consigue hacerse permanente, ¿cómo va a prevalecer en medio del hambre?(Libertad, núm. 23, 16 de noviembre de 1931).

domingo, 14 de junio de 2009

sábado, 13 de junio de 2009

viernes, 12 de junio de 2009

jueves, 11 de junio de 2009

martes, 9 de junio de 2009

Catolicismo positivo. Textos de reflexion



“Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios” Jesucristo

“Nunca he comprendido cómo falta en España un núcleo de católicos entusiastas resuelto a liberar el catolicismo de todas sus protuberancias, lacras y rémoras exclusivamente españolas que en aquel se han alojado y deforman su claro perfil. Ese núcleo de católicos podía dar cima a una doble y magnífica empresa: la depuración fecunda del catolicismo y la perfección de España. Pues tal y como están hoy las cosas, mutuamente se dañan. El catolicismo va lastrado con vicios españoles y, viceversa, los vicios españoles se amparan y fortifican con frecuencia tras una máscara insincera de catolicismo.

Como yo no creo que España pueda salir decisivamente al alta mar de la historia si no ayudan con entusiasmo y pureza a la maniobra los católicos españoles, deploro sobremanera la ausencia de ese enérgico fermento en nuestra Iglesia oficial. Y el caso es que el catolicismo significa hoy, dondequiera, una fuerza de vanguardia, donde combaten mentes clarísimas, plenamente actuales y creadoras.

Señor, por qué no ha de acaecer lo mismo en nuestro país? ¿Por qué en España ha de ser admisible que muchas gentes usen el título de católicos como una patente que les excusa de refinar su intelecto y su sensibilidad y los convierte en rémora y estorbo para todo perfeccionamiento nacional?... Se trata de construir España de pulirla y dotarla para su inmediato porvenir.

Y es preciso que los católicos sientan el orgullo de su catolicismo y sepan hacer de él lo que fue en otras horas: un instrumento exquisito, rico de todas las gracias y destrezas actuales, apto para poner a España “en forma” ante la vida presente. Dejen, pues, de ser aldeanos y pónganse a trabajar en las cosas y a no decir previamente si Fulano es de la derecha o de la izquierda (cuando no usan de una triste frase tomada del lenguaje presidiario: ‘Este es de la otra cuerda” Ortega y Gasset

"dentro de él [se refiere al nacionalismo] caben los católicos tibios que no quieren militar en un partido confesional; los indiferentes y los descreídos, con esta condición: que no lleven anhelos persecutorios encubiertos, como es norma de los elementos 'neutros', y esta es otra: que sintiendo a España en su grandeza espiritual y aspirando a fortalecerla, respeten la religión de nuestra progenie histórica y encarezcan francamente sus libertades y derechos"
" ... debe empezar por eliminar francamente uno de los afanes parciales, divisorios, antipatrióticos, de la masonería hoy dominante: la persecución religiosa. Pero también por ser totalitario, por no representar a ninguna fracción religiosa, aunque ésta sea mayoritaria como la católica en España, el nacionalismo, que es hoy la aspiración y será mañana la encarnación única del Estado español, no tiene por qué ser un movimiento dedicado a defender a la Religión; no puede ser confesional en la lucha, sin perjuicio de lo que la nación quiera en el triunfo." Onesimo Redondo

"Somos católicos, pero respetamos las creencias religiosas de los que no lo son. Entendemos que la Iglesia debe quedar separada del Estado, porque así conviene a aquélla y a éste, pero entendemos también que esta separación no implica divorcio ... " General Mola

" Desde la gran reforma de la Iglesia hecha por los Reyes Católicos, España, el poder español, utiliza la fe religiosa como uno de sus instrumentos más fértiles. España pagó en buena moneda los servicios que el catolicismo prestó a su Imperio. Pues gracias a España, al genio español, visible y eficaz tanto en el Concilio de Trento con sus teólogos como en los campos de batalla bajo el pendón de la cruz católica, el catolicismo ha sobrevivido en Occidente, esperando en Roma una nueva coyuntura de aspiración a la unidad espiritual del mundo. Sin España, sin su siglo XVI, el catolicismo se habría quizá anegado y la vida religiosa de Europa estaría representada en su totalidad por un conjunto de taifas nacionales más o menos cristianas.

España, repito, fue vencida. Sólo se alcanza la categoría de vencido después de haber luchado, y eso distingue al vencido del desertor y del cobarde. Después de su derrota histórica, España no ha tenido que hacer en el mundo otra cosa que esperar sentada. Se ha vivido en liquidación, pues la hora culminante fue también próvida en riquezas espirituales y territoriales, que sirvieron luego a maravilla para una larga trayectoria de generaciones herederas y dilapidadoras. Poco a poco el imperio territorial fue naturalmente desintegrado, restituido el pueblo a su pobre vida casera, apartado de la grandes contiendas que en el mundo seguían desarrollándose. El pueblo ha seguido en su sitio, fiel a su nacionalidad, que defendió en la Guerra de Independencia contra los ejércitos más poderosos de Europa, y extraño a otra ilusión que la de que se administrasen bien sus últimos y misérrimos caudales."...

"La Iglesia puede decirse que fué testigo del nacimiento mismo de España como ser histórico. Está ligada a las horas culminantes de nuestro pasado nacional, y en muchos aspectos unida de un modo profundo a dimensiones españolas de calidad alta. Es, además, una institución que posee algunas positivas ventajas de orden político, como, por ejemplo, su capacidad de colaboración, de servicio, si en efecto encuentra y se halla con poderes suficientemente inteligentes para agradecerlo, y suficientemente fuertes y vigorosos para aceptarlo sin peligros, casi la unidad católica de los españoles.

Quien pretenda en serio que hoy puede también aspirarse a tal equivalencia demuestra que le nubla el juicio su propio y personal deseo. No. Ahora bien, ocurre asimismo que sólo bajo el signo de la democracia burguesa y parlamentarista, es decir, sólo bajo la vigencia de un régimen político demoliberal, podría España vivir o mal vivir sin solidaridad nacional profunda, sin unidad moral.

La tarea de crearla, de propagarla, de imponer coactivamente sus postulados es una de las finalidades históricas, la más alta de este momento, en que asistimos, sin ninguna duda, a la ruina y a la decrepitud irremediable de aquel sistema, a la imposibilidad de que rijan la vida española instituciones sin fe, espectadoras e incrédulas.
Fe y credo nacional, eficacia social para todo el pueblo, pedimos. Pues sabemos que sólo así dispondremos de instrumentos victoriosos, y que sólo así no caeremos en vil tiranía, imponíendo a todos su obligación nacional y su fidelidad a los destinos históricos de España.
La revolución nacional es empresa a realizar como españoles, y la vida católica es cosa a cumplir como hombres, para salvar el alma.
Nadie saque, pues, las cosas de quicio ni las entrecruce y confunda, porque son en extremo distintas. Sería angustiosamente lamentable que se confundieran las consignas, y esta coyuntura de España que hoy vivimos se resolviera como en el siglo XIX, en luchas de categoría estéril.
España, camaradas, necesita patriotas que no le pongan apellidos...

, "...el español católico no es por fuerza ni por el hecho de ser católico, un patriota. Puede también no serlo o serlo muy tibiamente...".
"No constituimos un partido confesional. Vemos en el catolicismo un manojo de valores espirituales que ayudarán eficazmente nuestro afán de reconstruir y vigorizar sobre auténticas bases españolas la existencia histórica de la Patria.." Ramiro Ledesma

“Queremos que el espíritu religioso, clave de los mejores arcos de nuestra Historia, sea respetado y amparado como merece, sin que por eso el Estado se inmiscuya en funciones que no le son propias ni comparta —como lo hacía, tal vez por otros intereses que los de la verdadera Religión— funciones que sí le corresponde realizar por sí mismo”.
"Yo soy misionero de España, no misionero de Dios, como le digo a veces a Mateo..." José Antonio Primo de Rivera

¿Qué es eso del cristianismo social? ¿Qué es eso del reinado social de Jesucristo, con que tanto nos marean los jesuitas?¿Qué tiene que ver la cristiandad , con la sociedad de aquí abajo , de la tierra? ¿Qué es eso de la democracia cristiana? Unamuno

La senda del tiempo

lunes, 8 de junio de 2009

A Edu, ¡Felicidades! 32 tacos



Mi alma, mi alma misma es esta llama.

Insaciable hacia nuevas lontananzas,

Hacia más alto, siempre hacia más alto

Lanza los dardos de su ardor sereno.

¿Por qué huyó de los hombres y animales

Zaratustra? ¿Por qué pasó de largo

Por toda tierra firme y habitada?

Seis soledades son las que él conoce ...

Pero el mar mismo para él no era

Bastante solitario, y esta isla

Le convidó a echar pie; subió a la cumbre;

Llegó a la cumbre y convirtióse en llama;

Y buscando en la altura una quimérica

Séptima soledad, su arpón arroja

Al éter por encima su cabeza.

¡Naves perdidas en las olas! ¡Ruinas

De ya antiguas estrellas! ¡Oh, vosotros, Mares del porvenir! ¡Inexploradas

Esferas celestiales! Hacia todo

Lo solitario lanzo el arpón mío.

¡Ah! Da respuesta al impaciente anhelo

De la llama, aprisiona entre tus redes

Al pescador que mora en altas cumbres,

Séptima soledad de mis ensueños,

¡Ah, soledad postrera de mi vida!

Porque ser es defenderse


"El retorno a la tradición cristiana es en el Occidente la vuelta de la Iglesia de Santiago, como para Oriente lo sería la de la Iglesia de San Juan. Nosotros lo simbolizamos en el caballero que va a defenderse bajo la cruz del Apóstol e invocando su nombre. Porque ser es defenderse. Todo lo que vale: la fe, la patria, la tradición, la cultura, el amor, la amistad, tiene que ser defendido, para seguir siendo. No hay vacaciones posibles ante la necesidad de la defensa. Esas islas afortunadas donde los hombres pueden dormir a pierna suelta, sin preocuparse del mañana, no son más que un sueño de pereza. Ser es defenderse. Y los maestros de la defensa son los caballeros. Esa es su función y su razón de ser"

Ramiro de Maeztu

Vale quien sirve!



¿Se distinguen los militantes de primera fila por no cometer errores? No, los cometen porque son humanos. Pero los descubren, tratan de corregirlos, no los niegan, se dejan ayudar para vencerlos, se apoyan en la comunidad, piden ayuda fraterna. El militante excelente no es el que no yerra, sino el que vence con humildad, entrega, sacrificio y trabajo sus limitaciones; el que hace lo posible por no repetir errores, y por arreglar lo que estropea al equivocarse.

Así pues, todos nos equivocamos. Pero mientras que nosotros sabemos qué hacer y qué pensar (y tenemos un modelo nítido de conducta, un modelo positivo y no sólo una lista de cosas que no debemos hacer) los militantes de segunda fila, y por supuesto todos los fachas y burgueses que nos rodean tienen magníficos "mecanismos de defensa" que les hacen sentir bien cuando actúan y viven mal.

Ahí os describo esos mecanismos de defensa individualistas y comodones. Si hay algo equivocado en vuestra vida, corregidlo sin pasar por ahí. Es la prueba del nueve para una militancia de calidad (¿en la ESO enseñan la prueba del nueve?), y una barrera entre lo que debemos ser y la plácida vida burguesa.

Los mecanismos de defensa contra la militancia son:

1. Justificación (convencernos e intentar convencer de que el error no fue error).

2. Proyección (atribuir a los demás nuestro error).

3. Identificación (considerar propios los aciertos de los demás que no tenemos).

4. Reacción (ocultar nuestro modo de ser y exagerar los aspectos contrarios).

5. Teorización (dar largas explicaciones sobre cómo actuar después de haber actuado mal).

6. Substitución (adaptar nuestros objetivos a metas que se puedan alcanzar más fácilmente).



A quienes deban dirigir la oposición al sistema de mercado global vigente sólo les queda posibilidad de "trabajar sobre la base de lo que existe y aprovechar algún pliegue favorable del sistema ya que no se puede ahora ir contra él en bloque".

Esto, por lo que se refiere a la acción concreta y actual en política, en sociedad, en economía y en cultura: hay que aprovechar las fracturas y contradicciones del sistema para crear espacios en los que limitadamente el sistema ya no este en pleno vigor; bien sea por reutilización de las ruinas de lo que hubo antes del sistema, o de los escombros del mismo sistema, o de los anticipos de la nueva civilización que vendrá.

Porque la clave de qué hacer es esa: actuar hoy, con los valores de ayer y de siempre, para un mañana diferente. Importa poco si un nacionalismo triunfa o si una opción política se consolida: importa más que en esa tarea se van a formar los hombres y mujeres que -encarnando en su vida los valores más excelsos- verán el final de la ruina de este mundo y tendrán la misión de guiar a nuestro pueblo en un mundo nuevo.

Por esto, amigos, tanta insistencia en el estilo, en las formas, en la entrega, en la militancia de calidad: porque muy a menudo las personas que hacen las cosas son más importantes que las cosas en sí mismas. Cada acto debe ser una afirmación total. El activismo político tiene sentido al servicio de todo eso.

Roldanus

Enrique VIII y sus mujeres

domingo, 7 de junio de 2009

nacidos ayer, y no tenemos historia



“Nosotros somos jóvenes, nacidos ayer, y no tenemos historia”

“Nuestro espíritu huye de todo lo que constituya una hipoteca arbitraria sobre el misterioso porvenir.”

“Nosotros no creemos en el programa dogmático, en esa especie de cuadro rígido que debe contener y esclavizar la mudable y compleja realidad. Nos permitimos el lujo de perfeccionar, de conciliar, de superar en nosotros esas contradicciones en las que se embrutecen los demás, fosilizándose en un monosílabo de afirmación o de negación. Nos concedemos el lujo de ser a la vez aristócratas y demócratas, conservadores y progresistas, reaccionarios y revolucionarios, sometidos a la legalidad o a sus adversarios según las circunstancias de tiempo, de lugar, de ambiente, en una palabra, de historia, en medio de las cuales estamos obligados a vivir y actuar. “

“…La forma de un gobierno no puede ser aprobada o desaprobada considerándola como una cosa eterna, sino que debe ser examinada en función de sus relaciones directas con la mentalidad, la economía, las fuerzas intelectuales y morales de un pueblo determinado”

“Uno no puede siempre hallar su ideal”

Respecto a nuestro cuerpo de doctrina “ No será y no debe ser una túnica de Neso que nos ligue para la eternidad, porque el mañana es misterioso e imprevisible; pero debe ser una regla que oriente nuestra actividad política e individual de cada día”

“ Nosotros somos ya el pasado, por el solo hecho de que vivimos en el presente con respecto a los que vendrán después de nosotros. No queremos cerrarnos las sendas del porvenir, porque nuestro presente es, en si mismo, un porvenir con respecto a los que nos han precedido”

Historia de España

sábado, 6 de junio de 2009

¡Fe, clarividencia, coraje, optimismo!



"Yo sè que todas esas voces mìas profèticas y augurales estàn ofendiendo profundamente a muchos españoles. A todos esos españoles de segunda sangre, que son los bastardos. Los que se indignan, no ya de pensar en una España otra vez ecumènica e imperial en la historia, sino hasta de que haya alguien que pueda soñar y pronosticar una España asì. Su indignaciòn y su protesta y su llamarme insensato o loco seràn los mejores signos de su bastardìa y de su resentimiento.
Pero vosotros, ¡los genuinos, los fieles, los puros de nuestra casta, escuchadme, y no en vano!
¡Fe, clarividencia, coraje, optimismo! El Genio de España, con sus milenios de muertos, està llamando a nuestros corazones en ascua viva.

Escuchad el evangelio hispànico, que habla a nuestros pechos con claridad definitiva ya:

Al rey la hacienda y la vida
se ha de dar, pero el honor
es patrimonio del alma,
y el alma sòlo es de Dios."

Ernesto Gimenez Caballero

Llega el verano

Historia

viernes, 5 de junio de 2009

jueves, 4 de junio de 2009

Unidad, ilusión, ceguera, desilusión


Permitidme una consideración política. Cada 18 meses más o menos, desde 1981 o antes, los fachas españoles se reorganizan. Sueñan sus sueños imperiales, proyectan ver de nuevo la momia de Franco a caballo por los campos de España. Es un ciclo sin fin. Es siempre la misma patética historia. La idea de que España les necesita.

La idea de que sólo ellos pueden salvarla. La idea de que la unidad entre los fachas más la reaparición de algún vetusto líder (aunque no sea tan viejo a veces) más el divino toque del FN francés más un leve maquillaje ideológico y estético bastará para obrar el "milagro"
. Pobrecillos. La ilusión dura, todo lo más, un año (en personas normalmente constituidas, no hablo de enfermos de vario signo). Se impone después la realidad del fracaso. Falta proyecto político. Faltan cuadros rectores. Falta nexo con la vida real de la España real. Falta profundidad moral y ética. Falta densidad espiritual. Y sobre todo, en pura política, falta espacio, porque ese espacio lo tiene el PP bien dominado.

Os invito a comparar sus páginas web.

¡Huid de ahí!
Os invito sobre todo a no dejaros seducir por cantos de sirena. Y a salvar a los jóvenes y mayores que estén en vuestro entorno de una nueva desilusión. Construid sobre bases sólidas, modestas y permanentes los elementos de una ilusión futura. Lealtad. Estilo. Disciplina. Rigor. Nostalgia sí, pero sólo del futuro. Formad comunidades sanas y duraderas, no creáis jamás en bengalas. Menos aún si son tan ilusas como las de los pobres fachas.

Nuestra militancia es alérgica a las apariencias y a las prisas. Compadecedles

Roldanus

Nos ha tocado, amigos, el camino difícil, la resistencia patriótica sin líderes, sin medios, sin nada. Y lo que más les molesta es que las minorías más audaces de los patriotas se han dado cuenta y prefieren estar en la guerrilla de Covadonga que en el ejército de sepulcros y siglas que, convocatoria tras convocatoria, van a su particular Guadalete con rodrigos y witizas varios.

CORONEL DRAGASES

Ultramememorias E.M. http://infokrisis.blogia.com/temas/ultramemorias.php
Fachas http://exromalux.blogspot.com/2009/02/fachas.html
Comunidad http://exromalux.blogspot.com/2009/02/comunidad.html
Todos los post de Roldanus http://exromalux.blogspot.com/search/label/Roldanus

Tien an Men

La anti-derecha de campaña





Reflexion sobre la Union Europea



Vladimir Bukovsky pasó muchos años en campos de trabajo rusos y prisiones psiquiátricas por defender los derechos humanos. Llegó a Gran Bretaña en 1976. Da conferencias y escribe sobre el antiguo sistema soviético y la UE.
Este video es una buena advertencia para los europeos, pero también para el resto del mundo, en este momento se están creando varias entidades como esta en el globo: UNASUR en Sud América, Unión Africana, Asean en Asia y Oceanía, y la Unión Norteamericana, parece el mapa de 1984 de Orwell atención. El nombre del plan es Nuevo Orden Mundial, pero no tiene nada de nuevo, es caos más que orden y para el mundo no busca nada bueno

La Visigoda


"- ¡Villanos! ¿Cómo pueden dar la espalda a su pueblo y a su fe de esa manera rastrera? Aquí, en esta tierra que pisamos, fue donde Pelayo exterminó a los últimos caldeos supervivientes de la batalla de la Santa Cova, en la que Dios dio la victoria a los suyos desviando las flechas de los mahometanos. Aquì fue tambien donde se refugiaron los ùltimos càntabros resistentes al poderde Roma, acogidos al monte Vindius. Muy cerca de aquì, en Canicas, tuvo su corte el gran Alfonso. ¿Que les ha ocurrido a los hombres de esta era para renegar asì de sus antepasados?"

Isabel San Sebastian-La Visigoda

Yo acuso

miércoles, 3 de junio de 2009

Aquellos tiempos....

Izquierda violenta


RUTA NORTE
Un día para avergonzarse de ser español, o de que otros lo sean
Un extremista de izquierdas español trató de agredir al ministro de Defensa italiano. Fue el pasado jueves y la prensa afín al PSOE lo ha ocultado. Una vez más.

MANIPULACIÓN INFORMATIVA


El 28 de mayo el ministro de Defensa de Italia, Ignazio La Russa, visitaba el centro histórico de Génova. No es el lugar más seguro del mundo, ni el más limpio, ni ciertamente el más favorable a un planteamiento político de Derecha. No porque no haya allí hombres y mujeres valientes con esos principios. Siempre los ha habido; pero la historia atormentada de Génova ha hecho que a lo largo de las últimas décadas ser de derechas allí implique un riesgo personal. La derecha de Génova es heredera de mucha sangre, de mucho dolor y de muchas injusticias. Es sólo historia y la creíamos felizmente superada, pero parece que no es así.

Un anarquista español, S.J.A., residente en Italia y vinculado a grupos violentos de extrema izquierda, intentó atacar al ministro en las proximidades del puerto
(via Gramsci, irónicamente). Conociendo a La Russa y tanto más estando acompañado por el senador Giorgio Bornacin era difícil que la agresión prosperase incluso sin escoltas. Pero la gravedad del asunto no está en los hechos sino en el tratamiento informativo que han merecido: ninguno.

Recapitulemos: un radical español ha atacado a un ministro de un país amigo, democrático y aliado. El mismo sujeto, junto a otros, ya había participado en hechos delictivos y violentos vinculados a su ideología. Las críticas sin límite contra el Gobierno de Italia por parte de la izquierda supuestamente moderada, española e italiana, han terminado por dar una suposición de legitimidad a la violencia política ¿Es esto bueno?

Probablemente coincidiremos en creer que es malo. Ahora bien, ¿se imaginan ustedes cómo estarían las portadas de los periódicos si el caso fuese el contrario, es decir si por ejemplo un ministro de Zapatero hubiese sido incluso mirado mal por un activista de derechas italiano? Y sin embargo busquen ustedes: nada de nada. Que un joven rebase los límites de la convivencia es malo. Que unos cuantos medios de comunicación y creadores de opinión puedan definir esos límites sin ningún control democrático es realmente grave. Hay días en los que toca avergonzarse del DNI. Y no especialmente por compartirlo con el anarquista.