viernes, 30 de enero de 2009

FC Barcelona ¿El separatismo defiende identidades o es aliado de su destrucción?



La junta directiva del FC Barcelona toleró la exhibición del escudo del club sin la cruz de Sant Jordi, en un acto oficial realizado el pasado viernes día 16 en Tetuán. El presidente Joan Laporta y uno de sus vicepresidentes, Alfons Godall, asistieron a un acto con más de trescientas personas en esta localidad marroquí. Allí, tanto en la mesa presidencial como detrás de los directivos del club, se pusieron al menos tres grandes banderas del Barça donde faltaba la barra horizontal de la cruz de Sant Jordi, presente en el escudo de la entidad. Mientras los niños que fueron al acto exhibían sin problemas banderas del club con el escudo oficial, así como camisetas, tal y como se puede comprobar en unas imágenes emitidas por TV3, Laporta y Godall presidieron este acto oficial de la entidad con el escudo del club sin la cruz de Sant Jordi.

http://deportes.e-noticies.es/el-barca-tolera-un-escudo-sin-la-cruz-en-un-acto-en-marruecos-25106.html

El pasado 23 de Febrero proyectamos en nuestro local social la pelicula La última legión dirigida por Doug Lefler




La camaradería viril era una manifestación que le fascinaba, veía en ella concentradas todas las mejores virtudes del hombre: la amistad, la solidaridad, el espíritu de sacrificio, el entusiasmo.

Luego, de repente, se hizo el silencio: el silencio de los recuerdos y de las nostalgias, el silencio de la memoria común de unos hombres que habían arrostrado los mismos peligros y padecido las mismas penalidades y las mismas fatigas durante años con el único consuelo de la amistad, del aprecio y de la fe de los unos en los otros. El silencio de la emoción y de la alegría incrédula de volver a encontrarse en contra de toda posible expectativa, en contra de los reveses del más adverso destino.

(...) Pero ahora estoy convencido de que esta empresa podría tener éxito. Es sólo un puñado de desesperados, pero tienen un arma poderosa. (...) La fe que mueve montañas. No la fe en un Dios con quien no están acostumbrados a contar. Tienen fe en el hombre, incluso en esta época oscura, pese al desmoronamiento de todos los ideales y de todas las certezas.

Valerio Massimo Manfredi, La última Legión

Patria


Dulce nombre que vibra y centellea
es el nombre de Patria bendecido;
él mueve en el corazón, late en la idea
y arrulla con su mágico sonido.

La Patria es lugar donde nacemos,
la Patria es el rincón donde morimos,
la plegaria primera que aprendemos,
la caricia postrer que recibimos.

Patria es el suelo venerable y santo
que el hombre siempre embellecer procura;
el habla maternal y el primer canto,
el aire bienhecho, la luz más pura...

La Patria es fe, la Patria es heroísmo,
fe del mártir, emblema del soldado,
lazo del porvenir que une al pasado
como puente de luz sobre un abismo.

jueves, 29 de enero de 2009

Bolo uno de nosotros. Malagon


Armas Zapateticas


“¿Hemos vencido a un enemigo? A ninguno, excepto a nosotros mismos. ¿Hemos ganado un reino? No, y no obstante sí. Hemos logrado una satisfacción completa, hemos materializado. Luchar y comprender, nunca el uno sin el otro, esta es la ley.”
Mallory

Seguridad para Israel. Independencia para Palestina. Dos pueblos dos estados ya.

miércoles, 28 de enero de 2009

Crisis!!


"Causa asombro-y a veces asco-contemplar a tanta fiera espiritual como eran esas almas españolas, casi profesionales del grito, ahora sosegadas, adormiladas y beneplácitas, tumbadas a la sombra de la Historia española, sin más afan que ese triste, burgués, de consolidar, ahorrar y perdurar. Causa pena-y a veces desprecio-comtemplar su ya consumada y rápida vejez. Su falta repentina de alientos para gritar el gran grito, la mágica contraseña que vino a través de los siglos de boca en boca, y que era un simple: ¡NO!
Tampoco en los jóvenes se ve cundir esa consigna nacional revolucionaria, juvenil y hermosa."

Genio de España

martes, 27 de enero de 2009

Mont Blanc. Verano de 2008










“la ascensión a las cumbres neutraliza el declive de la existencia”.

...Nunca me he sentido más rotundo en mi pensar. Estoy viviendo a plena conciencia, es decir con intencionalidad, fenómenos de vida, experiencias , extraordinarias y casi diría yo que alcanzando la esencia de la existencia, es decir el verdadero . La es como se recuerda el método intuitivo para buscar la esencia a través de las vivencias de la conciencia, un método que Hüsserl creó siendo una de las corrientes más importantes de la filosofía contemporánea.
Es así. Las montañas son pura filosofía, al fin una experiencia casi estremecedora que llevo 50 años experimentando para mi fascinación:
“Al encuentro de las tormentas vuela audaz el espíritu prediciendo el destino...” escribió el genio metafísico de Rilke.
El alpinismo y la aventura de la vida en las cimas es un encuentro magnífico del hombre, que siempre ha sublimado y ennoblecido, por qué a los humanos y a nuestra sociedad nos apabulla solo la muerte, la muerte que siempre fascina. Todavía hoy, aún perdido el romanticismo de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, las montañas son un juego de un reino mítico en donde el hombre puede reinventar el personaje en el que desea convertirse, un lugar mágico ( lo cima siempre lo es) de transfiguración psíquica y de recreación de uno mismo.
Termino estas deducciones y reflexiones sobre Filosofía y Alpinismo con un pensamiento de Byron:
Las heridas del alma solo se curan en las cimas
Y esta aseveración de Nietzsche, honda y certera, que pudiera parecer petulante y hasta engreída, pero que siento el deber de decir que la comparto:
Solo amo lo que se ha escrito con sangre, la sangre es espíritu y quien escribe con sangre no quiere solo ser leído, sino que se le aprenda de memoria
ALPINISMO Y FILOSOFÍA
Cesar Perez de Tudela

Deja que hable Ezra Pound



Deja que hable Ezra Pound

Si no tienes nada que decir cállate
deja que hable Ezra Pound
desde las sombras el espléndido anciano
desde la fina línea de agua
el magnífico anciano
te muestra los genuinos billetes de su fortuna
y todos brillan legítimos peces
de un río infinito que sí
ése nunca se detiene.
Si no tienes nada que decir cállate
los altos caballeros las damas abigarradas
que vivieron y murieron y nacieron por esta sola causa
no pueden tener al lado
el tartamudeo de un enano
la cojera de un monedero falso
que delata que el oro de sus verbos
carece de aquella delgada línea de agua
esa finesse salvaje la impecable mancha
que no adorna la cabeza del animal escrito
-que cruza sólo un instante por el papel-
sino que sale de adentro del animal desfondado
de las vísceras vivas donde corre la sangre real
-ésa de donde proviene el color del colorado-
y palpita afuera como un monstruo de luz
como una imagen sin otra capilla que cada cosa
de cada universo posible e imposible
la que podría muy bien ser adorada
de pie y sin velos sin altares ni nada
-ni siquiera acólitos-
bajo el nombre de nuestra señora de los verbos
nimbada de estiércoles y nervios
de eclipses y novas oh tú
alta y baja sublime maliciosa
poesía que reinas sobre la amplia noche
y el delgado día.

Luis Benitez

lunes, 26 de enero de 2009

Una España joven


Una España joven

… Fue un tiempo de mentira, de infamia. A España toda,
la malherida España, de Carnaval vestida
nos la pusieron, pobre y escuálida y beoda,
para que no acertara la mano con la herida.

Fue ayer; éramos casi adolescentes; era
con tiempo malo, encinta de lúgubres presagios,
cuando montar quisimos en pelo una quimera,
mientras la mar dormía ahíta de naufragios.

Dejamos en el puerto la sórdida galera,
y en una nave de oro nos plugo navegar
hacia los altos mares, sin aguardar ribera,
lanzando velas y anclas y gobernalle al mar.

Ya entonces, por el fondo de nuestro sueño —herencia
de un siglo que vencido sin gloria se alejaba—
un alba entrar quería; con nuestra turbulencia
la luz de las divinas ideas batallaba.

Mas cada cual el rumbo siguió de su locura;
agilitó su brazo, acreditó su brío;
dejó como un espejo bruñida su armadura
y dijo: “El hoy es malo, pero el mañana… es mío”.

Y es hoy aquel mañana de ayer… Y España toda,
con sucios oropeles de Carnaval vestida
aún la tenemos: pobre y escuálida y beoda;
mas hoy de un vino malo: la sangre de su herida.

Tú, juventud más joven, si de más alta cumbre
la voluntad te llega, irás a tu aventura
despierta y transparente a la divina lumbre:
como el diamante clara, como el diamante pura.

ANTONIO MACHADO

Detesto lo vulgar


"Detesto lo vulgar, lo idiota, lo mediocre. Quiero vivir antes que nada, intensamente."

domingo, 25 de enero de 2009

Caminos de Europa - Castillo de Berlanga de Duero, Soria


Por tierras de Sigüenza y de Berlanga de Duero, en días de agosto, alanceados por el sol, he hecho yo, Rubín de Cendoya, místico español, un viaje sentimental sobre una mula torda de altas orejas inquietas. Son las tierras que el Cid cabalgó, son además, las tierras donde se suscitó el primer poema castellano, (...)

¡Esta pobre tierra de Guadalajara y Soria, esta meseta superior de Castilla!... ¿Habrá algo más pobre en el mundo? Yo la he visitado en tiempo de recolección, cuando el anillo dorado de las eras apretaba los mínimos pueblos en un ademán alucinado de riqueza y esplendor. Y, sin embargo, la miseria, la sordidez triunfaba sobre las campiñas y sobre los rostros como un dios adusto y famélico atado por otro dios más fuerte a las entrañas de esta comarca.

Pero esta tierra que hoy podría comprarse por treinta dineros, como el evangelio azeldama, ha producido un poema -el Myo Cid- que allá en el fin de los tiempos, cuando venga la liquidación del planeta, no podrá pagarse con todo el oro del mundo. (...)

Este es el castillo de Berlanga, de color argentino, rampante sobre una roca viva, una inmensa laja de roca caliza que desde lejos relumbra también como plata, con lo cual parece el conjunto repujado sobre un plato metálico. A sus pies están las paredes de un palacio Renacimiento, que perteneció, si no yerro, al Condestable de Castilla, y más abajo aun hay un convento de monjas con amplio huerto. Desde la torre del homenaje, a prima tarde, he pasado largos minutos viendo a las monjas jugar allá lejos, en el recato de su vergel. Corrían unas tras otras locamente, exhalando su aprisionada vitalidad de dulce serrallo, dispuesto siempre para las bodas espirituales.

ORTEGA Y GASSET, José. "CASTILLA Y SUS CASTILLOS" 1942. Afrodisio Aguado, S.A. Madrid

sábado, 24 de enero de 2009

Resaca

cuestión de principio



"Queda siempre una cuestión de principio: están de un lado los que no conocen sino esta vida y que en consecuencia no buscan sino la prosperidad, la riqueza, el bienestar, la opulencia; en el otro lado están los que aspiran a algo más que la vida: a la gloria y a la victoria en una lucha tanto interior como exterior.

Los nuestros pertenecen a esta segunda categoría. Y su ascetismo guerrero se completa con una última norma: el voto de pobreza al que se atiene la elite de los jefes del movimiento, los preceptos de renuncia al lujo, a las diversiones de mal gusto, a los pasatiempos llamados mundanos, en suma con la invitación a un verdadero cambio de vida que hacemos a cada legionario”

Los autenticos



"Nosotros, los verdaderos, los auténticos, los implacables ememigos de la burguesía, nos reímos de su putrefacción. Nosotros no somos burgueses. Somos los hijos de la guerra y de las luchas civiles. Sólo cuando toda esta pantomima gire y gire sin cesar en el vacío y se esfume, al fin logrará desarrollarse lo que todavía nos queda de natural, de elemental, de auténtico."

"La mayor fortuna para el Hombre consiste en servir y ser sacrificado, y el máximo arte del Mando consiste en señalar objetivos dignos de ese servicio y sacrificio".

Ernst Jünger

viernes, 23 de enero de 2009

Un futuro gris


CASTILLA - De Manuel Machado

El ciego sol se estrella
en las duras aristas de las armas,
llaga de luz los petos y espaldares
y flamea en las puntas de las lanzas.
El ciego sol, la sed y la fatiga
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro- el Cid cabalga.
Cerrado está el mesón a piedra y lodo.
Nadie responde... Al pomo de la espada
y al cuento de las picas el postigo
va a ceder ¡Quema el sol, el aire abrasa!
A los terribles golpes
de eco ronco, una voz pura, de plata
y de cristal, responde... Hay una niña
muy débil y muy blanca
en el umbral. Es toda
ojos azules, y en los ojos. lágrimas.
Oro pálido nimba
su carita curiosa y asustada.
"Buen Cid, pasad. El rey nos dará muerte,
arruinará la casa
y sembrará de sal el pobre campo
que mi padre trabaja...
Idos. El cielo os colme de venturas...
¡En nuestro mal, oh Cid, no ganáis nada!"
Calla la niña y llora sin gemido...
Un sollozo infantil cruza la escuadra
de feroces guerreros,
y una voz inflexible grita: "¡En marcha!"
El ciego sol, la sed y la fatiga...
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro- el Cid cabalga.

"El tren de nuestra civilización, a causa de sus politicos y sus filosofos, descarrila. Es necesario volverlo a meter en una gran vía, volverle a dar una dirección, porque la vieja locomotora, que data de 1789, renovada en 1945, ya no sirve. Debemos construir una nueva locomotora, moderna, sólida, insensible a la cobardía. Nuestra vida es la Acción que nos anima y que da un sentido universal y colectivo a ésta. Todo lo que vive lucha por la ascensión. El que no lucha muere prematuramente. Es la ley natural. Rehuir el combate es escoger lo inescogible. Admitirlo y prepararlo, en la comunidad de vanguardia fraternal de lucha con nuestros camaradas de todos los paises de Europa, es actuar sobre el curso de la historia del mundo, y dejar una huella: la liberación europea."

jueves, 22 de enero de 2009

La sangre del espíritu



La sangre de mi espíritu es mi lengua.

Y mi patria es allí, donde resuene

soberano su verbo; que no amengua

su voz, por mucho que ambos mundos llene.



Ya Séneca la preludió, aún no nacida;

y en su austero latín ella se encierra.

Alfonso a Europa dio con ella vida;

Colón, con ella, redobló la Tierra.



Y ésta, mi lengua, flota como el arca

de cien pueblos contrarios y distantes;

que las flores en ella hallaron brote



De Juárez y Rizal , pues ella abarca

legión de razas; lengua en que a Cervantes

Dios le dio el Evangelio del Quijote.


Miguel de Unamuno: Bilbao, España (1864-1936)

Dos Generales


"Todos los escándalos, la quiebra de la honradez y del honor, el impudor de impunidad, la pasión del dinero que atropella todas las conveniencias y la dignidad, y el respeto de sí mismos, la inmoralidad inconsciente, todo esto, descubre el mal que reclama remedios profundos.
No se roba, ni se miente, ni se falsean las leyes morales y las del código, de repente; de repente no se aprende a ser hipócrita, a no hablar más que reticencias, a mentir con palabras virtuosas.
Esta deformación de las conciencias, que nos escandaliza y nos aterra, es el final de una larga decadencia de las virtudes humanas. Es el final de la pasión del oro, de la voluntad de ser rico, sea como sea, del frenesí por los honores, del materialismo espantoso de nuestro tiempo, del apetito inmediato por lo sensible y lo palpable, del egoismo monstruoso, de la lucha por la propia conveniencia que ha corrompido a los hombres y, a traves de ellos, a las instituciones."

"No podemos salir de esta decadencia más que por un enorme resurgimiento moral, enseñando a los hombres a amar, a sacrificarse, a luchar y morir por un ideal superior."

Leon Degrelle

La pasión por decidir uno mismo va acompañada evidentemente de cierta rudeza en las formas. El hombre de carácter -el líder- incorpora a su personalidad el rigor propio del esfuerzo. Los subordinados sufren esto y en ocasiones lo lamentan. Por lo demás, un caudillo así es algo distante, porque la autoridad no es posible sin prestigio, ni el prestigio sin lejanía. Por debajo de él puede murmurarse muy quedamente sobre su altura y sobre su exigencia. ¡Pero en el momento de la acción ya no hay dudas! Las voluntades y las esperanzas se orientan a él como el hierro a un imán. Cuando llega la crisis, se le sigue a él, que lleva todo el peso con sus brazos, aunque éstos puedan quebrarse, y lo carga sobre sus hombros, aunque pueda romperlos. Recíprocamente, la confianza de los pequeños exalta y da fuerzas al hombre de carácter.

Cuando los acontecimientos se agravan, cuando el peligro es acuciante, cuando el bien común exige imperiosamente la iniciativa, el gusto del riesgo y la solidez, entonces cambia la perspectiva y se hace [más fácilmente] justicia al líder. Una fuerza irresistible lleva a primera fila al hombre de carácter.

El hombre de acción no se concibe sin una fuerte dosis de autoritarismo, de orgullo, de dureza y de habilidad. Pero todo eso le es lícito, e incluso se le aplaude si lo convierte en medio para realizar grandes cosas. Así, por la satisfacción dada a los deseos profundos de todos, por esta compensación ofrecida a cambio de los sinsabores, se gana a sus subordinados, e incluso si fracasa en el camino conserva a los ojos de éstos el prestigio de las cimas a las que quería elevarlos. ¡Pero si es limitado en ambiciones, si se contenta con poco, está acabado! Puede ser entonces un buen subordinado, pero no un dirigente en quien se depositen la fe y los sueños.

Si bien las enseñanzas recibidas y las tareas habituales bastan para la mayor parte de nuestros semejantes, los dirigentes se forman a sí mismos. Hechos más para imponer su marca que para recibir la de otro, construyen en la intimidad de su vida interior el edificio de sus afectos, de sus conceptos y de su voluntad. Por eso, en las horas trágicas en las que el viento barre las convenciones y las costumbres, son los únicos que permanecen en pie y se hacen necesarios. Nada interesa tanto a nuestro Estado como formar sus cuadros a partir de esta minoría dirigente que será su último recurso.


Charles de Gaulle, El filo de la espada, 1932 (selección).

miércoles, 21 de enero de 2009

ZP, Robon Hood y barrio sesamo


Lo de Gaza


En la vida real sucede con frecuencia que un problema político se manifiesta como irresoluble. En estos casos, que en la Historia universal son abundantísimos, la única solución suele ser la guerra. El conflicto entre Israel y los palestinos tiene todos los visos de ser uno de esos problemas. La Historia enseña que, cuando dos pueblos quieren matarse, la única salida es la guerra. Ante semejante situación, los “terceros”, los que miramos lo que pasa, hemos de definir prioridades.

La prioridad para Europa es que haya paz en Oriente Próximo. No (sólo) por razones de tipo ético, sino también por interés político inmediato. Ahora bien, puesto que los agentes no quieren la paz, la única forma de conseguirla es imponérsela. Como imponérsela por la fuerza armada sería contraproducente (es tapar una guerra con otra), lo sensato es extremar la acción diplomática sobre las dos partes no para que se avengan a ser buenos chicos, sino para que, por temor a las sanciones, dejen de sacudirse. Tanto Israel como los palestinos viven, en buena medida, de la ayuda internacional (ciertamente, más los segundos que el primero). Suspender esas ayudas sería una buena forma de obligar a los contendientes a recapacitar. Esto exige, por supuesto, un acuerdo previo de esos “terceros”. ¿Está Europa en condiciones de lograr tal acuerdo?

En todo caso, como no se llegará a ningún sitio es contemplando un conflicto bélico como si fuera un relato moral. La política siempre se ha gobernado por criterios distintos. La vida es así. No dejará de serlo, por más que a los occidentales nos guste soñar con paraísos sobre la tierra.

El Manifiesto

MI CIUDAD ESTÁ TRISTE




El día en que conocimos la muerte y traición,
se hizo atrás la marea,
las ventanas del cielo se cerraron,
y la ciudad contuvo sus alientos.
El día del repliegue de las olas; el día
en que la pasión abominable se destapara el rostro,
se redujo a cenizas la esperanza,
y mi triste ciudad se asfixió
al tragarse la pena.

Sin ecos y sin rastros,
los niños, las canciones, se perdieron.
Desnuda, con los pies ensangrentados,
la tristeza se arrastra en mi ciudad,
un silencio plantado como monte,
oscuro como noche;
un terrible silencio que transporta
el peso de la muerte y la derrota.
¡Ay, mi triste ciudad enmudecida!

¿Pueden así quemarse los frutos y el trigal en tiempo de cosecha?
¡Doloroso final del recorrido!

Progresia intelectual


"Los intelectuales son un desecho fatal en el intento de la sociedad para crear una élite." Maurice Barres.
"Los intelectuales no son, como se dice a menudo, las personas que piensan, son los que tienen por oficio pensar." Georges Sorel.
"Los hombres de letras son como ratas, que escriben porque no son capaces de realizar nada. Pero a veces de lo que escriben puede surgir la muerte, la guerra, la revolución. ¿Cómo resistir a semejante embriaguez?" Robert Brasillach.

martes, 20 de enero de 2009

¿Que es España?



«Dios mío ¿qué es España? En la anchura del Orbe, en medio de la razas innumerables, perdida en el ayer ilimitado y el mañana sin fin, bajo la frialdad inmensa y cósmica del parpadeo astral, ¿qué es esta España, este promontorio espiritual de Europa, esta como proa del alma Continental?».

¿Donde esta decidme - una palabra clara, una sola palabra radiante que puede satisfacer a un corazon honrado y a una mente delicada, una palabra que alumbre el destino de España?

«¡Desdichada la raza que no hace un alto en la encrucijada antes de proseguir su ruta, que no se hace un problema de su propia intimidad; que no siente la heroica necesidad de justificar su destino, de volcar claridades sobre su misión en la Historia!»

Ortega y Gasset

ME PREGUNTAS COMO ...



ME PREGUNTAS COMO ...

Khalil Gibran


Me preguntas cómo me volví loco. Ocurrió así: Un día, mucho antes de que nacieran los dioses, desperté de un profundo sueño y descubrí que se habían robado todas mis máscaras, las siete máscaras que había modelado y usado en siete vidas.

Huí sin máscara por las atestadas calles gritando: "¡Ladrones! ¡Ladrones! ¡Malditos ladrones!".

Hombres y mujeres se reían de mí, y algunos corrieron a sus casas temerosos de mí.

Y cuando llegué a la plaza del mercado, un muchacho de pie sobre el techo de una casa, gritó: "¡Es un loco!".

Alcé la vista para mirarlo y por primera vez el sol besó mi rostro desnudo. Por primera vez el sol besó mi rostro desnudo, y mi alma se inflamó de amor por el sol y ya no deseé más mis mascaras. Como en éxtasis grité: "¡Benditos, benditos sean los ladrones que me han robado mis máscaras!"

Así fue cómo me volví loco.

Y he hallado libertad y salvación en mi locura; la libertad de estar solo y a salvo de ser comprendido, porque aquellos que nos comprenden esclavizan algo nuestro.

Que viene Obama!!



lunes, 19 de enero de 2009

El 14 de enero nacio Santiago y el 17 de enero se bautizo a Ramiro.¡Felicidades a sus respectivas familias!




Al hijo
Jorge Luis Borges

No soy yo quien te engendra. Son los muertos.
Son mi padre, su padre y sus mayores;
son los que un largo dédalo de amores
trazaron desde Adán y los desiertos

de Caín y de Abel, en una aurora
tan antigua que ya es mitología,
y llegan, sangre y médula, a este día
del porvenir, en que te engendro ahora.

Siento su multitud. Somos nosotros
y, entre nosotros, tú y los venideros
hijos que has de engendrar. Los postrimeros

y los del rojo Adán. Soy esos otros,
también. La eternidad está en las cosas
del tiempo, que son formas presurosas.

Charles Baudelaire


Los Faros


Rubens, río de olvido, jardín de la pereza
Almohada de carne fresca donde no se puede amar,
Pero donde la vida afluye y se agita sin cesar,
Como el aire en el cielo y la mar en la mar.

Leonardo de Vinci, espejo profundo y sombrío,
Donde ángeles encantadores, con una suave sonrisa
Cargada de misterio, surgen a la sombra
De los glaciares y de los pinos que encierran sus tierras.

Rembradt, triste hospital colmado de murmullos,
Y un gran crucifijo decora solamente,
Donde la oración en llanto se despide de la basura,
Y donde un rayo de invierno la atraviesa bruscamente;

Miguel Angel, vago lugar donde se ven Hércules
Mezclarse a los Cristos, y se levantan todos rígidos
Fantasmas poderosos que en los crepúsculos
Desgarran su sudario estirando los dedos;

Cóleras de boxeador, impudor de fauno,
Tú que supiste recoger la belleza de los granujas,
Gran corazón lleno de orgullo, hombre débil y amarillo,
Puget, melancólico emperador de los forzados;

Watteau, ese carnaval donde tantos corazones ilustres,
Como mariposas, vagan centelleando,
Decorados frescos y ligeros iluminados por arañas
Que vuelcan la locura en este baile giratorio;

Goya, pesadilla repleta de cosas desconocidas,
De fetos que se hacen cocer en medio de los sabbats,
De viejas frente a espejos y niñas desnudas,
Para tentar a los demonios ajustando bien sus medias;

Delacroix, lago de sangre que frecuentan ángeles malvados,
Sombreado por un bosque de abetos siempre verde,
Donde bajo un cielo de pena, extrañas fanfarrias
Pasan, como un leve suspiro de Weber;

Esas maldiciones, esas blasfemias, esos lamentos,
Esos éxtasis, esos gritos, esos llantos, esos Te Deum,
Son un eco repetido por mil laberintos;
Son para los corazones mortales, un opio divino!

Es un grito repetido por mil centinelas,
Una orden transmitida por mil portavoces;
Es un faro iluminado sobre mil ciudadelas,
Un llamado de cazadores perdidos en los grandes bosques!

Porque en verdad, Señor, el mejor testimonio
Que nosotros podríamos dar de nuestra dignidad
Es el ardiente sollozo que rueda las edades
Y viene a morir al borde de tu eternidad!

HERENCIA MALDITA



Ahora sí, han terminado la guerra más cruel y el siglo más sórdido
En 2008 han muerto algunos de los últimos supervivientes de la I Guerra Mundial. A cambio se ha empezado a liquidar la peor herencia del siglo XX. Es hora de una buena memoria histórica.

HERENCIA MALDITA


En 2008 han muerto Francesco Domenico Chiarello y Delfino Borroni, ambos de la quinta de 1898 y caballeros de Vittorio Veneto. Eran los dos últimos combatientes italianos de la Primera Guerra Mundial (la Cuarta Guerra de Independencia, en la lectura tradicional de su país). Ahora sólo quedan siete supervivientes vivos del conflicto: tres en el Reino Unido, dos en Canadá, uno en Australia y uno en Estados Unidos.

El ministro italiano de Defensa, Ignazio La Russa, ha rendido homenaje público a Borroni, el último bersagliere de Asiago y del Pasubio. Como conductor de tranvías en Milán, fue herido por un bombardeo aliado en la Segunda Guerra Mundial. Chiarello fue movilizado por el Ejército de nuevo en 1940, en el sexto Regimiento Bersaglieri "Bologna". Con ellos termina una época de la historia de Europa, pero ya que seguimos viviendo de sus consecuencias es necesario recordar cómo se suicidaron nuestros abuelos.

El "siglo breve" ha terminado

Lo de "nuestros" abuelos es para la mayor parte de los españoles una simple metáfora, ya que España decidió en 1914 compartir todas las desgracias de Europa sin intentar participar en la toma de decisiones. Pero para bien o para mal a mí personalmente no me tocan los miedos colectivos heredados de Antonio Cánovas: mi abuelo, una quinta mayor que Chiarello y Borroni, combatió en las mismas guerras que ellos. Hace pocos días hemos recordado los 50 años de su muerte. Con la paz de 1918 –falsa, injusta y miope paz- empezó en "siglo breve" que según Eric Hobsbawm iría de 1918 a 1989 y según Franco Cardini –con visión de historiador más amplia- incluso de 1945 a 1989, ya que las dos guerras mundiales son un único acto de suicidio colectivo de Europa.

Hace noventa años, día por día, los delegados de los vencedores se reunían en París. Por primera vez en la historia los europeos habían hecho intervenir a sus súbditos coloniales en sus disputas. Por primera vez se estaba excluyendo a los vencidos de la mesa de la paz, considerando al derrotado por el hecho de serlo un criminal. Por primera vez se aplicaban rígidos principios ideológicos por encima del sano realismo político que había hecho a Europa grande. Por primera vez en siglos se llamó enemigos a pueblos enteros, y no sólo a los ejércitos durante el tiempo estricto de la batalla. Hace noventa años, sobre los sacrificios de Chiarello y Borroni, y de otros millones que no tuvieron la suerte de sobrevivir, el utopismo fanático de Wilson y el revanchismo de Clemenceau, en nada mejores que el militarismo pangermanista, construyeron un siglo desgraciado para tres generaciones de europeos.

Hoy Chiarello y Borroni han muerto, pero por fortuna el siglo XX ha terminado. El XXI no está siendo ni más pacífico ni menos sangriento, pero estamos de nuevo en condiciones de reivindicar el valor de la generación de 1914 –en todos los países por igual- y de apreciar lo que sus gobernantes perdieron miserablemente en la mesa de la paz. Nada volverá a ser como pudo ser en 1918, pero podremos evitar los errores del pasado precisamente porque ya sabemos que la perfección no es humana.

La "guerra para acabar con la guerra" del demente Wilson ha sembrado un siglo de guerras en el mundo que aún no han terminado, como suele pasar con todos los pacifismos milenaristas. Ahora, sin embargo, un ministro de Defensa rinde homenaje a los combatientes muertos, un embajador visita las tumbas de Zaragoza, un presidente ha viajado a El Alamein: esa memoria histórica, que recuerda el honor y la dignidad del pasado sin negar su dolor, sus errores y su tristeza, es la que puede construir una nueva Europa. Una España y una Europa digna de quienes nos precedieron y de quienes nos sucederán.

El Semanal Digital
RUTA NORTE
Pascual Tamburri

domingo, 18 de enero de 2009


La esperanza siempre estuvo en manos de la juventud, pero hoy la juventud no parece ser precisamente el relevo de nuestra Fe. El Cristianismo parece acercarse cada vez más a un abismo, y lo peor es que los cristianos no encontramos el pedal del freno. Muchas veces da la sensación de que sólo marcha a duras penas y por inercia, como si su único combustible fuese ya el resquicio de nostalgia de viejas viudas y la herencia de lo que fue. Ser cristiano no está de moda, porque no aparece en la televisión, porque supone una traba a la ciencia o simplemente porque queda raro que un joven "se crea esas cosas". Y me pregunto, qué será del mundo en unas décadas, cuando lo poco que hoy queda sea un vago recuerdo, cuando el significado de la Fe haya que buscarlo en un diccionario, entoncesqué será de él...

Sin embargo, no todo está perdido. Las crisis sólo se superan con revoluciones, y una crisis espiritual de estas magnitudes requiere una revolución cristiana aún mayor. Propongo que lo intentemos, que cada uno de nosotros se sienta partícipe de una Misión, que seamos una puerta abierta para aquellos jóvenes que dudan, que necesitan creer en algo, que sospechan que hay algo más de lo que les hacen creer aquellos que secuestrarán su mente si no lo evitamos. Y empecemos por los que más cerca tenemos, por nuestras familias, por nuestros amigos y compañeros; no seamos permisivos con ellos, no debemos serlo, porque el enemigo espera paciente su oportunidad para hacerles caer, y con una oportunidad le basta. Mostrémosle el camino a aquellos que desean conocerlo, que se conviertan en almas de acero, inquebrantables.

Ch.d.N. 2003

Caminos de Europa- Fuencaliente

sábado, 17 de enero de 2009

Nosotros


"Somos la reforma de España y Cisneros, con sus milicias, somos un movimiento franciscano. San Francisco de Asís - cuyo nombre quería decir "el guerrero" - transportó el espíritu caballeresco y militar al orden religioso. Nosotros transportamos el espíritu religioso y patriótico a un orden militar. "Nosotros - decía San Francisco de Asís a sus frailecitos - somos como los caballeros de la Tabla Redonda". Y "nosotros somos como una orden franciscana", habremos de decir al ponernos en armas. Hemos, pues, de lograr un gran estilo hecho de renuncias, hecho de lo que se quiera y destruye para lograr un ideal de perfección como en la escultura. Odiad lo pintoresco y amad lo esculpido. Esculpíos a vosotros mismos. Esculpid en vosotros mismos una misma imagen de belleza indecible. El rostro de la Patria. Esculpir este rostro, darle forma nueva, sacar de bulto a nueva luz futura sus esencias eternas es nuestra sola, nuestra única tarea de hombres. Nos ponemos a ello cara a cara, con la Historia, pero sin historias. Eso ni se logra ni se intenta sin orgullosa avidez de un gran estilo. Todos los partidos no son más que materia cuando no son materialismo de una o de otra banda. Seamos nosotros -solamente nosotros -la forma y la reforma de España, y cada uno de nosotros una piedra bien esculpida, cimentada con sangre si es preciso, para su total reedificación perfecta. Cada una de las partes, como existe la norma clásica -.contenga en sí misma la armonía, el modo de ser, el "módulo" de la armonía unánime del todo. (Rafael Sánchez Mazas).

Tintin 80 años, aunque el articulo es de cuando cumplio 75


Tintin, 75 años de un héroe católico en el comic



Tintín, el hijo de Hergé, será durante su larga trayectoria un ejemplo constante de lo que se esperaba de un católico. El joven reportero se muestra idealista, comprometido con los más débiles, en situaciones que guardan realidad con la actualidad de su momento. Pero, mostrando claramente una defensa de la persona ante las utopias que intentaron arrebatar en el siglo XX al hombre de las manos de Dios


En 1929 un joven adolescente, rubio con un mechón de pelo en la frente, partía como corresponsal del Le Vingtieme Siecle al país de los Soviets. Era la primera aventura del genial periodista, que a través de las viñetas dibujadas por Georges Remí “Herge” , mostraba la realidad de un mundo convulso y en pleno cambio. El antiguo boi-scout católico había conseguido el apoyo del director del periódico, Le Vingtieme Siecle , el sacerdote Norbert Wallez, quien le otorgará su confianza. En ese primer periodo aparecen Tintín en el país de los soviets ,Tintín en el Congo yTintín en América . Los tres resultan ser muy reivindicativos, el primero muestra la realidad negada por la intelectualidad de izquierdas de cómo era el paraíso comunista; en el segundo, la labor desarrollada por los misioneros belgas en su antigua colonia y el tercero, es una denuncia clara de la situación de marginalidad que sufren los indios en los Estados Unidos. Tintín, siempre se mostrará en todas sus aventuras, como un reportero subjetivo que esta al lado del más débil.

A partir de 1932, se publica Los cigarros del faraón , cuyos ejes son el tráfico de armas y de drogas, Hergé parece confirmar un mayor interés por la realidad, que alcanzará su apogeo en El loto azul , el cual sale dos años después. Este comic esta realizado en buena medida gracias a su amistad con el joven Tchang Tchong-Jen, estudiante de Bellas Artes en la Universidad católica de Lovaina. Quien le ayuda a documentarse fielmente, pero por cuya amistad, también critica y negativiza el imperialismo japonés.

En esta etapa de entreguerras, nos encontramos con un Tintín que señala los problemas del mundo, si antes ha apuntado al expansionismo nipón. En La oreja rota se verá representada la guerra entre Bolivia y Paraguay por turbios intereses petrolíferos; en La isla negra , la única ambientada en Gran Bretaña, se toma un respiro y habla sobre la falsificación de dinero. Pero en El cetro de Ottokar , la rivalidad entre Sildavia y Borduria, señala un apoyo a la neutralidad ante el expansionismo del III Reich. En aquel momento, Hergé es simpatizante del rexismo, movimiento corporativista católico surgido de las juventudes de Acción Católica, que se habían escindido del Partido Católico. Este era el único grupo que apoyaba la neutralidad defendida por el rey Leopoldo III.

Sin embargo, cuando dibuja Tintín en el país del oro negro , donde se habla de los problemas entre los colonos judíos y la población árabe de Palestina, se produce lo inevitable, la invasión alemana de Bélgica en mayo de 1940. La tercera etapa de Tintín, se produce con altibajos por la ocupación, el periódico Le Vingtième Siècle y su suplemento semanal Le Petit Vingtième desaparecen.

Pero en octubre de este mismo año, Hergé entra como redactor jefe del suplemento juvenil Soir Jeunesse , del periódico Le Soir , donde Tintín vuelve aparecer. En esta ocasión las aventuras son imaginativas y sin ninguna carga ideológica, como habían sido las anteriores. Aunque en La estrella misteriosa , se vislumbra la rivalidad entre Los Estados Unidos y el nuevo orden europeo. El cangrejo de las pinzas de oro ,La estrella misteriosa, El secreto del Unicornio, El tesoro de Rackham el Rojo y Las siete bolas de cristal , son fruto del trabajo de este momento.

Sin embargo, el final de la guerra causará un momento de desaparición de nuestro héroe. Hergé es detenido y será una víctima más, entre las cien mil encausadas por el revanchismo de una izquierda que incluso señalará al propio monarca de los belgas. En este momento será cuando reciba la ayuda de Raymond Leblanc, periodista próximo a la Resistencia, que fundará en 1946 la revista Tintín .

A partir de entonces, Tintín se convierte de nuevo en un reportero comprometido, y en sus siguientes aventuras, la lucha la mantiene contra una misteriosa potencia, cuyo presidente muestra un excesivo parecido con Josif Stalin. No obstante, incluso en un momento donde su anticomunismo beligerante se hace rentable, su catolicismo le obliga a hacer una crítica profunda de la carrera atómica, e incluso a mostrar una relativa semejanza entre las dos potencias mundiales que protagonizan la guerra fría (Sildavia-EEUU y Borduria-URSS). Serán hijos de este periodo Objetivo: La Luna, Aterrizaje en la Luna yEl asunto Tornasol .

Sin embargo, desde la aparición en 1958 de Stock de coque , donde habla con premeditación del tráfico de esclavos; y Tintín y los pícaros , en donde se hace eco de los fenómenos guerrilleros hispanoamericanos, pero mostrando la imposibilidad de que una victoria de aquellos populismos, pudiesen librar de la miseria a sus pueblos. A continuación, en Tintín en el Tibet yLas joyas de la Castafiore , las aventuras del joven reportero abandonan su trasfondo ideológico a favor de un intimismo hogareño, causado por la propia crisis personal del dibujante. Esta crisis le marcaré profundamente y por esta razón, Hergé ralentizará la aparición de su obra que culminará en 1968 con la aparición de Vuelo 714 para Sydney . Donde los malos y los buenos acaban por parecerse tanto, que incluso tienen oportunidad de cambiar de bando.

En definitiva, Tintín, el hijo de Hergé, será durante su larga trayectoria un ejemplo constante de lo que se esperaba de un católico. El joven reportero se muestra idealista, comprometido con los más débiles, en situaciones que guardan realidad con la actualidad de su momento. Pero, mostrando claramente una defensa de la persona ante las utopias que intentaron arrebatar en el siglo XX al hombre de las manos de Dios. En este sentido, Tintín es un adolescente con valores sólidos, que mira al futuro y que tiene actualidad en un momento en que los jóvenes católicos buscan puntos de referencia. Aunque en el plano del comic, Tintín, demostró, por voluntad de su creador, su compromiso con la verdad.

José Luis Orella

Italia: Una derecha social, una opcion politica







Arriba en la montaña

viernes, 16 de enero de 2009

Somos españoles, europeos




Quiero recordar que, a causa de las prevenciones ideológicas, a fuerza de anti-occidentalizar, los post/terceristas han empezado a convertirse en antieuropeos y a avergonzarse de hablar de Europa. Al menos de Europa tout court. Y han tomado por oro fundido toda forma de «antagonismo» verdadero o aparente que se desarrolla en los escenarios de Matrix entre Big Brother y los diferentes sujetos menores. Tanto es así que hay quien se siente filo-integrista islámico creyendo incluso en la existencia de Osama bin Laden; hay hasta quien acepta (sea también volviéndolo al revés; pero es la mismísima cosa) el choque de civilizaciones, ignorando (o mejor, no queriendo ver) que gran parte del Islam está al lado de los Estados Unidos.
Y está, por fin, quien sueña y delinea un frente antagonista que, en nombre de la geopolítica, debería coaligar a todas las potencias en peligro (China, India, Irán, Rusia, mundo árabe)...


...Recuperemos, al menos por nuestra parte que somos europeos, una visión eurocéntrica. Convirtámonos nosotros mismos en sujetos; a todo nivel: en el barrio, en la ciudad, en el país en el continente. Los sujetos, a saber, la personas que actúan, crean, realizan y en la misma manera que crean y concretizan se distinguen en y por la cualidad.

Lo que disgusta al castrante sentenciar de las vírgenes ideologizadas que escupen veneno sin cesar, predicando, en el nombre de la correspondencia a sistemas abstractos y «perfectos», la total inercia y la impotencia absoluta. Éstas, de hecho, no actúan sino que calumnian porque quisieran impedir todo lo que está más allá de sus propias conversaciones ácidas en circuito cerrado ¡Cómo se asemejan a aquellos que Nietzsche definió como tarántulas! Pues bien, no nos dejemos engatusar con su mezquino e ineficaz veneno y construyamos puentes hacia el porvenir.

Sólo los sujetos pueden relacionarse con otros sujetos: quien no es sujeto es sujetado. Esto vale tanto para la vida como para la política a cualquier escala, sea nacional o internacional. Narra Plutarco que los espartanos respondieron a un ateniense que se declaraba filo-lacedemonio: ¡Mejor harías en ser filo-patriota!.

¡Bajo las alfombras voladoras! por Gabriele Adinolfi

Jovenes entusiastas



Hacia una jerarquía de la virtud y del servicio: hay que someter siempre los propios planes y decisiones -dentro siempre del rigor ético exigible- a la comunidad militante y a la disciplina jerárquica. Ser uno de los nuestros no es como afiliarse a un club de golf, no es como comprar una entrada de una discoteca o como irse de farra con los compañeros de clase: es una decisión radical, total y vital. Que cada cual sepa qué supone esto para él. O qué no supone, siendo realistas.

La perseverancia es el camino. A nada conducen las explosiones de entusiasmo militante si se apagan como bengalas, a los pocos meses, o a los pocos años. Otra cosa será el caso de quienes se limiten a seguir la fila, a ser uno más, con tareas limitadas en un contexto más amplio. Pero para quienes han de encabezar esa fila sigue siendo cierto lo que dijo J.M. hace años, a la luz de una experiencia que veo muy real:

Los jóvenes que llegan ... cuando se dan cuenta de que no forman parte de innumerables legiones, sino un puñado de desorganizados mozalbetes ... dejan la bandera en el suelo y se van al MacDonalds más próximo. Al principio todo era novedad ... La primera salida de montaña había sido inolvidable, el primer viaje ...pero todo iba perdiendo su color. La montaña nevada de las primeras salidas ya era algo normal, el "siempre vamos al mismo sitio", ... Una película extraordinaria ... dejaba de ser extraordinaria a la segunda proyección. Jóvenes entusiastas que conforme van dejando de ser jóvenes van dejando de ser entusiastas. Jóvenes que creen que la victoria llegará pero que no hacen nada para que llegue. Jóvenes que vienen a nosotros para cumplir su "servicio militar" pero que se van cuando trabajan o tienen novia... Las ideas que defienden son exactamente las contrarias de las que practican.