lunes, 26 de octubre de 2009

La ministra de la juventud italiana




GIORGIA MELONI

"La libertad civil y religiosa es más importante que mi puesto"


Con 32 años, es la ministra más joven del gabinete Berlusconi. Al frente de la cartera de Juventud y de la sección juvenil del PDL, ha demostrado pocos complejos en su carrera política.



25 de octubre de 2009





Giorgia Meloni es la ministra más joven del gabinete Berlusconi, al frente de la cartera de Juventud. Asimismo, preside Giovane Italia, que agrupa a los miles de jóvenes del PDL, la mayor parte procedente de Azione Giovane.

COMPROMISO

Meloni no ha tenido complejos en reivindicar la figura de Jan Palach, joven que se prendió fuego en 1969 para protestar contra la invasión soviética de la entonces Checoslovaquia. También ha criticado duramente a Yahoo por proporcionar datos de disidentes al régimen chino.

LA FRASE:

"Mi papel es el de incitar a mis colegas en el Gobierno a actuar teniendo siempre en cuenta el hecho de que los individuos pasamos pero el pueblo italiano permanece"


Podría ser la Bibiana Aído del Gobierno de Silvio Berlusconi. Pero a diferencia de la ministra de Igualdad española, la titular de Juventud italiana tiene más experiencia y sobrados méritos para ocupar la cartera. Nacida en 1977, Giorgia Meloni comenzó su carrera política con apenas 15 años, como trabajadora militante de a pie en las filas de la seccion juvenil de Alleanza Nazionale (AN), Azione Giovane (AG), que pasó a presidir en 2004. Apenas dos años más tarde, en 2006, con 29 años, esta periodista era elegida diputada.

La importancia de AG dentro del Il Popolo della Libertà (PDL) la llevó a ocupar un Ministerio, el de Juventud, en el que ha demostrado su compromiso político. Y es que no dudó en lanzar una campaña contra Yahoo por pasar datos de los disidentes al régimen chino; en apelar a la libertad en países como China, Tibet o Birmania; e incluso en reivindicar la memoria de Jan Palach, joven que en 1969 se prendió fuego para protestar contra la invasión de la entonces Checoslovaquia por las tropas soviéticas.

Tras la integración de AN en el PDL, Meloni ha pasado a encabezar sus juventudes, Giovane Italia, un nombre con ecos mazzinianos. Sobre este tema y otros responde a El Semanal Digital.

- Ministra, usted inició su vida política oponiéndose como ahora a una reforma de la enseñanza, entonces la de [la ministra democristiana Rosa Russo] Jervolino, que entre otras cosas reducía las horas de Historia y de Latín. Y no hace mucho que se ha opuesto al contenido sectario de los libros de texto italianos. ¿Está usted de acuerdo en establecer controles e calidad y de honestidad de los libros y de las clases de Historia? ¿Lo recomendaría también al centroderecha español?

No sabría responder a esta última pregunta porque no conozco lo bastante el sistema educativo español. En Italia había –y en parte hay aún- un problema muy serio ligado a los libros obligatorios. Por un lado está la parte del negocio que supone imponer a las familias que compren sólo ciertos textos. Y es profundamente inmoral porque con el truco de las nuevas ediciones (nuevas sólo porque tienen un aspecto distinto de la anterior o una paginita de prólogo más) se impide vender y reutilizar libros ya usados, incluso los de un hermano que sea apenas unos meses mayor que otro.

Por otra parte está la política. Desgraciadamente en la postguerra en Italia se ha utilizado a menudo la Historia para hacer propaganda de un partido político. Concretamente el Partido Comunista, que ha gozado de una hegemonía casi total en el campo editorial y de la difusión de sus textos en las escuelas.

Yo no creo mucho en los controles de calidad y de objetividad, salvo para garantizar ciertos requisitos mínimos. Creo que en cambio es justo dejar libertad a las familias para elegir el libro de Historia o de Química para sus hijos.

Como ulterior consecuencia positiva, de esta manera se anima a los docentes a explicar en clase la materia y a no limitarse a mandar estudiar unas cuantas páginas en casa.

-Perdónenos el descaro de una pregunta que le habrán hecho muchas veces pero ¿es de verdad necesario un Ministerio de la Juventud? En España existe un Ministerio de la Igualdad que muchos consideran simplemente un instrumento propagandístico del Gobierno. ¿Qué políticas específicas justifican en Italia y justificarían en España la creación de un Ministerio de la Juventud?

También yo me lo pregunté cuando el primer ministro Berlusconi me propuso la designación. La respuesta que me dí es esta: Demasiadas veces (casi siempre) la política tiende a tomar sus decisiones preocupándose sólo del impacto que tendrán en las siguientes elecciones y despreciando el futuro. Al hacer esto se han sacrificado las generaciones jóvenes y se ha hecho recaer sobre nosotros el peso de un déficit público gigantesco, una especulación inmobiliaria que ha destruido el territorio, una escuela ineficaz donde el 98% del gasto se usa para pagar los sueldos de los docentes, una Universidad decadente donde reinan sin oposición árboles genealógicos enteros de una misma familia hace décadas. Pues bien, mi papel es el de incitar a mis colegas en el Gobierno a actuar teniendo siempre en cuenta el hecho de que los individuos pasamos pero el pueblo italiano permanece.

- ¿Volverá a pedir el boicot de grandes eventos internacionales en estados totalitarios, como hizo con las Olimpiadas de Pekín en 2008?

Nunca he pedido el boicot a los Juegos de Pekín, pedí entonces un gesto por parte de los atletas, de los aficionados y de todos los que estaban en China aquellos días. Que se manifestasen de alguna manera, naturalmente pacífica, a favor del respeto de los derechos humanos, a menudo pisoteados por el régimen chino. En particular creía que no participar en la ceremonia de inauguración podía ser una señal en esa dirección.

Personalmente nunca dejaré de considerar la libertad civil y religiosa más importante que cualquier otra cosa, también más que mi puesto de ministra.

- En su país el centroderecha está unido en el PDL, su partido. ¿Ha sido fácil la integración de las distintas sensibilidades juveniles, la de Alleanza Nazionale, de la que usted procede, y la de Forza Italia?

Fácil yo diría que no. Y quizás deba ser así, porque han confluido muchas historias parecidas, pero no iguales, y el movimiento juvenil de la derecha italiana estaba muy enraizado en la historia y en la sociedad italiana. Hoy, el proceso casi ha llegado a una feliz conclusión y ha nacido el mayor movimiento político juvenil desde la postguerra hasta hoy. Y sólo se podía llamar así, Giovane Italia.

- ¿Qué tipo de colaboración prevé entre los jóvenes del PDL, especialmente los de Giovane Italia y las Nuevas Generaciones del Partido Popular español?

Preveo y espero que haya una relación de colaboración muy fructífero. Tenemos muchos aspectos en común desde el punto de vista político, pero creo poder decir que somos también muy similares en la aproximación existencial al compromiso social. En el Parlamento Europeo hemos conseguido hacer elegir muchos jóvenes diputados de nuestro grupo. Será allí, ante todo, el lugar donde diariamente se trabajará hombro con hombro.

http://www.elsemanaldigital.com/articulos.asp?idarticulo=101701

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo pensaba que el PDL era una coalición y los partidos seguían funcionando independientemente, tipo izquierda unida.

Hay lo tachan de partido al PDL entonces Alleanza Nazionale, sigue funcionando como partido o como grupo político o como?

¿Azione Giovani han desparecido para integrase en Giovane Italia?