domingo, 7 de junio de 2009

nacidos ayer, y no tenemos historia



“Nosotros somos jóvenes, nacidos ayer, y no tenemos historia”

“Nuestro espíritu huye de todo lo que constituya una hipoteca arbitraria sobre el misterioso porvenir.”

“Nosotros no creemos en el programa dogmático, en esa especie de cuadro rígido que debe contener y esclavizar la mudable y compleja realidad. Nos permitimos el lujo de perfeccionar, de conciliar, de superar en nosotros esas contradicciones en las que se embrutecen los demás, fosilizándose en un monosílabo de afirmación o de negación. Nos concedemos el lujo de ser a la vez aristócratas y demócratas, conservadores y progresistas, reaccionarios y revolucionarios, sometidos a la legalidad o a sus adversarios según las circunstancias de tiempo, de lugar, de ambiente, en una palabra, de historia, en medio de las cuales estamos obligados a vivir y actuar. “

“…La forma de un gobierno no puede ser aprobada o desaprobada considerándola como una cosa eterna, sino que debe ser examinada en función de sus relaciones directas con la mentalidad, la economía, las fuerzas intelectuales y morales de un pueblo determinado”

“Uno no puede siempre hallar su ideal”

Respecto a nuestro cuerpo de doctrina “ No será y no debe ser una túnica de Neso que nos ligue para la eternidad, porque el mañana es misterioso e imprevisible; pero debe ser una regla que oriente nuestra actividad política e individual de cada día”

“ Nosotros somos ya el pasado, por el solo hecho de que vivimos en el presente con respecto a los que vendrán después de nosotros. No queremos cerrarnos las sendas del porvenir, porque nuestro presente es, en si mismo, un porvenir con respecto a los que nos han precedido”

1 comentario:

Anónimo dijo...

Grandes citas de un gran hombre.