jueves, 4 de junio de 2009

La Visigoda


"- ¡Villanos! ¿Cómo pueden dar la espalda a su pueblo y a su fe de esa manera rastrera? Aquí, en esta tierra que pisamos, fue donde Pelayo exterminó a los últimos caldeos supervivientes de la batalla de la Santa Cova, en la que Dios dio la victoria a los suyos desviando las flechas de los mahometanos. Aquì fue tambien donde se refugiaron los ùltimos càntabros resistentes al poderde Roma, acogidos al monte Vindius. Muy cerca de aquì, en Canicas, tuvo su corte el gran Alfonso. ¿Que les ha ocurrido a los hombres de esta era para renegar asì de sus antepasados?"

Isabel San Sebastian-La Visigoda

No hay comentarios: