viernes, 1 de mayo de 2009

1 de Mayo







El secretario general de UGT, en una entrevista concedida al diario "Expansión", ha lanzado sus propuestas para los tiempos de crisis: la semana laboral de cuatro días.

La propuesta estrella de UGT para superar el paro y aumentar la productividad es reducir la semana laboral a cuatro días.


Durante la entrevista, el secretario general de UGT, Cándido Méndez se ha pronunciado sobre la problemática del empleo. Méndez vuelve a rechazar la convocatoria de una huelga general por la recesión. Según sus declaraciones, este tipo de movilizaciones sólo las convocan cuando se producen "agresiones concretas a los derechos de los trabajadores". No explica, sin embargo, si perder el trabajo es considerado por UGT una agresión al derecho de los trabajadores.

Además, dice que los mismos sectores que reclaman a los sindicatos la convocatoria de movilizaciones "son los que defienden choques económicos traumáticos contra los derechos de los trabajadores, como la rebaja del despido".

Su principal reivindicación, además de la reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales, será la conciliación de la vida familiar y laboral. Otra de sus reivindicaciones estrella será implantar "una jornada laboral semanal de cuatro días". "Es el objetivo que perseguimos" y que "está dentro de la estrategia de la reducción de la jornada laboral y de avanzar en la conciliación".

En su opinión, es necesario hablar del "presentismo laboral" en lugar del absentismo, ya que, dice, España tiene la jornada laboral más larga y es el país más improductivo. Por eso ve necesario esta reducción de jornada.

En cuanto a las protestas de los autónomos del pasado jueves, Méndez dice respetar, pero no compartir la convocatoria. Según dice, el Parlamento ya ha aprobado medidas para paliar la situación de este colectivo. Estima que es razón suficiente como para no concentrarse.

1 comentario:

Lazarillo dijo...

Lo de los sindicatos 'españoles' no tiene nombre, estan tan sumamente politizados que no tienen razon de ser, quiza una de las claves para superar la crisis sera abolir los sindicatos y asi el estado se ahorraria gran cantidad de millones para ayudar a trabajadores honrados y no a cerdos mangantes como los sindicatos actuales!!