jueves, 16 de abril de 2009

Para los calvos malignos

No hay comentarios: