jueves, 16 de abril de 2009


“Hay que marchar como dicta la conciencia. Esto es lo que he predicado toda mi vida. No puedo desmentirme ahora, cuando estoy para terminar mi camino; rehusarse habría sido suprema cobardía y demolición de toda una vida”

(Castelvetrano, 30 de mayo de 1875 — Florencia, 15 de abril de 1944)

No hay comentarios: