jueves, 16 de abril de 2009

Giano Accame (Stuttgart, 30 de julio de 1928 - Roma, 15 de abril de 2009)

"Pensadores incómodos, pensadores inquietantes, pensadores de difícil ubicación, atravesaron como sombras el curso del siglo que apenas ha transcurrido. Un siglo donde la masa se ha hecho protagonista y el conformismo, el automatismo mental, la inercia y el entumecimiento se han convertido en conducta común, en norma de comportamiento. El siglo de los grandes totalitarismos también es seguramente el siglo del adoctrinamiento de las masas aunque, paradójicamente, sea también el siglo de los antagonismos, de las rebeliones, el siglo donde los escritores y pensadores, frecuentemente en soledad, marginados, a veces derrotados por la Historia, condujeron "experimentos temerarios"o simplemente llevaron el peso de una "inteligencia incómoda"refractaria de todo conformismo. Es el caso por ejemplo del escritor alemán Ernst Jünger,una de las grandes inteligencias del siglo XX. Con una edad más que madura, al inicio de los años cincuenta, Jünger teoriza el comportamiento del rebelde al cual"para saber qué es justo,no le sirven las teorias o las leyes elaboradas por cualquier jurista de partido". El rebelde "extrae de la fuente de la moralidad,todavía no dispersa por los canales de las instituciones". El rebelde rehuye de cualquier orden constituido, no pertenece mucho a nada, ya ha cruzado los meridianos de todas las opiniones comunes. Pensador incómodo es pues Jünger, como por otra parte también lo ha sido el escritor Louis Ferdinand Celine, definido como "testigo del ocaso de Occidente". Poeta incómodo fue Ezra Pound, una de las voces más altas de la poesia del siglo XX y uno de los críticos más feroces de la vida degradada,medida desde el dinero y el crédito. Y escritor incómodo fue Yukio Mishima, cuya "inteligencia incómoda" se expresa a través de la búsqueda de la belleza y en la fidelidad a la propia tradición"

No hay comentarios: