jueves, 8 de octubre de 2009

Agustin de Foxa


"Nunca, con el pretexto de un hambre milenaria,
os daremos a Cristo, dormido en su custodia.
Nunca la gracia, el ritmo del vals, la cortesía,
el alado abanico, la espuma, el amor puro,
nuestro cielo teológico, la oración y el armiño,
la espada, la bandera y el Versalles monárquico
tiraremos, temblando, ante el cerrado puño"

No hay comentarios: