lunes, 30 de junio de 2008

Delirios


Con tantos hombres inteligentes, con tantos espíritus metódicos, con tanta voluntad de diálogo y equili­brio, España se encuentra en la ho­ra presente como véis. Ya llevamos nosotros desde hace mucho tiempo opuestos radicalmente a tanto ser dialogante y equilibrado; porque de siempre entendimos que todas las grandes energías de los hombres y de los pueblos suponen un desequilibrio, que también la heroicidad y el genio lo son, y esos que no se atreven a lanzar una afirmación ni una negación, que andan siempre entre los pros y los contras, que practican el "qué se yo"; esos, son gente que nos señala como delirantes y bárbaros. ¡Ah!, ellos son realistas y partidarios de la esta­bilidad.

Si el realismo y la estabilidad consisten en esta degradación parlamentaria, que va alcanzando todos los órdenes de la vida; en la merma de la riqueza pública y de la sobe­ranía económica; en el sometimiento de la independencia nacional a los dictados de intereses financieros internacionales; en el mérito sustituido por el favor; si consiste en el repliegue ignominioso del Estado ante el avance separatista, enton­ces, malditos sean el realismo y la estabilidad, y viva ese delirio bárbaro que al menos alienta el co­razón y la fantasía.

Queremos vivir en esa región a la que llaman barbarie y sumergirnos, por decirlo así, en el espíritu nacional de nuestra Patria; somos una gota en la corriente del río llamado España, sentimos la solida­ridad, no sólo con los que son, sino con los que fueron, y por eso la sentimos con los que vendrán.

Por eso amamos a nuestra Patria y la evocamos en sueños, y deseamos vivir en una atmósfera que no se parezca a la atmósfera que nos rodea en la hora presente. ¡Cuántas veces, al apartar la vista de la realidad actual, nos dirigimos hacia la historia pasada, y la evo­camos y la buscamos en aquel período de intersección entre una España que termina y otra que comienza!.

Entonces, vemos aquella Reconquista que se va formando con hilos de sangre que salen de las montañas y de las grutas de los eremitas, que van creciendo hasta formar arroyos y remansos, y vemos crecer en sus márgenes los consejos, y las behe­trías, y los gremios, y los seño­ríos, y las Cortes, y a los monjes, a los cruzados, a los pecheros, a los infanzones, a los solariegos, enlazados por los Fueros, los Códi­gos, los Usatjes, los Poemas, y los Romanceros; descendiendo hacia la vega de Granada en un ocaso de glo­ria, para ver allí el alborear de un Nuevo Mundo, con la conquista de América y del Pacífico; y entonces pasan ante nuestra fantasía Colón y Elcano, Magallanes y Cortés; los conquistadores, los navegantes y los aventureros; y a medida que el Sol se levanta, nuestras almas quieren vivir y sentir y admirar a políticos como Cisneros y como Felipe II; a estadistas y caudillos como Carlos V y como Juan de Aus­tria; y, por un impulso de la san­gre, queremos ser soldados de los tercios del duque de Alba, de Recaséns y de Farnesio, y queremos que recreen nuestros oídos los períodos solemnes de fray Luis de Granada y las estrofas de Lope y Calderón, y que nos traiga relatos de Lepanto aquel "Manco", a quien quedó una mano todavía para cince­lar sobre la naturaleza humana a Don Quijote. Queremos, en fin, em­briagarnos de gloria española, sentir en nosotros el espíritu de la Madre España porque, cuando se aca­be nuestro sueño, cuando se desva­nezca el delirio y tengamos que venir a la realidad presente, ¿qué nos importará que solo sea recuerdo del pasado lo que hemos contemplado y sentido?. Siempre habrá traído ardor al corazón y fuego a las palabras para comunicar con el corazón de nuestros hermanos y decirles que es necesario que se encienda más su patriotismo cuanto más vaci­le la Patria


Debates en Libertad

domingo, 29 de junio de 2008

A por ellos!!

Blade Runner dirigida por Ridley Scott


Coronado sueño





Canción regia

Debes con dignidad soportar la vida,
tan sólo la mezquindad la disminuye;
los mendigos te podrán llamar hermano
aunque tú puedas ser un rey.

Aunque el divino silencio de tu frente
no lo interrumpa dorada diadema,
los niños se inclinarán en tu presencia,
los entusiasmados te mirarán atónitos.

A ti los días de rutilante sol
te hilarán rica púrpura y blanco armiño,
y con pesares y dichas en sus manos,
de rodilla ante ti estarán las noches...

Rainer Maria Rilke

sábado, 28 de junio de 2008

Reino de luz y silencio



Reino de luz y silencio
Gaston Rebuffat

El futuro alpinista ya lo ha adivinado: las montañas sólo viven por el amor de los hombres. Son bellas por muchas razones, pero también gracias al fervor de un muchacho. La técnica debe estar al servicio del entusiasmo, de lo contrario reduce el mundo de la alta montaña a las proporciones de un gimnasio. ¡Qué larga resulta la marcha que conduce a las cumbres!
Allá donde las casas, y después los árboles y, a continuación, la hierba desaparecen, nace un reino estéril, salvaje y mineral; sin embargo, en su pobreza extrema, en su desnudez total, ofrece una riqueza que no tiene precio: la felicidad que se descubre en los ojos de los que lo frecuentan.
El alpinista ha de tener músculos fuertes, dedos de acero, una técnica perfecta, aunque todo eso no sean más que herramientas. Sobre todo ama la vida, y sabe que el aire a 4.000 metros tiene un sabor particular, pero que hay que ganárselo. Mientras que muchos individuos se contentan cada día más fácilmente, el hombre en cambio tiene que mostrarse exigente consigo mismo: no puede gustarle una forma de paz que sólo sea la ausencia de vida. 'Donde existe una voluntad, hay un camino'. No le basta con existir, quiere vivir; no vivir peligrosamente, algo fácil y ponzoñoso. ¡Tiene un cuerpo y un alma! Las altas cumbres le proponen acción y contemplación; ayudan a los hombres a despertar sus sueños dormidos.
Pero la belleza de las cimas, libertad en los grandes espacios, la relación familiar con la naturaleza y los rudos placeres de la escalada resultarían mustios y hasta amargos sin la amistad de la cordada: amistad fraternal, hecha de amabilidad, de entrega, de alegrías y luchas compartidas.
Con frecuencia pienso en Moulin y cómo me inició. He realizado algo más de mil ascensiones en todas las épocas del año; en ocasiones tengo la impresión de que la montaña es mi reino y, pese a ello, cada vez que suelto mis cadenas, me siento muy bien y experimento ligeros escalofríos.
Como Moulin antaño, ahora 'sé', pero aunque hubiese escalado todas las cimas por todos los itinerarios, nunca conocería la totalidad de ese mundo que amo; siempre estaré en camino.

Fragmento de La montaña es mi reino. Ed. Desnivel.

viernes, 27 de junio de 2008

Mandato


Mandato

Vayan, mis canciones, a los solitarios e insatisfechos.
Vayan también a los angustiados, a los complacientes,
que muestren mi desprecio por sus opresores.
Vayan como grandes olas de agua fría,
que muestren mi desprecio por sus opresores.
Que hablen en contra de la opresión inconsciente,
que hablen en contra de la tiranía de los que no poseen imaginación.
Que hablen en contra de las ataduras.
Vayan a la burguesa que se pudre de hastío,
vayan a la mujer de los suburbios.
Vayan a los infelizmente casados,
vayan a todos aquellos que encubren su fracaso,
vayan a las parejas malogradas,
vayan a la esposa que se vende,
vayan a la mujer impuesta.
Vayan a quienes padecen de lujuria,
vayan a todos aquellos insatisfechos en sus delicados deseos,
vayan como una plaga sobre la somnolencia del mundo;
que empuñen el filo contra todo esto,
que fortalezcan las sutiles cuerdas,
que lleven confianza hasta las algas y tentáculos del alma.
Que vayan amistosamente,
con palabras sinceras.
Que anhelen encontrar nuevos males y un nuevo bien,
que estén en contra de todas las formas de opresión.
Vayan a aquellos cuya madurez los ha apagado,
a los que han perdido el interés.
Que vayan al adolescente ahogado por la familia-
¡Ah, qué terrible es
ver reunidas a tres generaciones bajo un mismo techo!
Es como un árbol viejo con brotes
y ramas que pútridas caen.
Que salgan y desafíen convenciones,
rebelándose contra la vegetal esclavitud de la sangre.
Que vayan en contra de todas las formas de amortización.


EZRA POUND

Entrevista a Jose Utrera



Giuseppe Mazzini


"Con la teoría de la felicidad, o del bienestar, como finalidad principal de la existencia, tan sólo formaremos hombres egoístas, adoradores de lo material, que arrastrarán las viejas pasiones dentro del nuevo orden de las cosas y lo corromperán en pocos meses. Debemos, pues, encontrar un principio de educación superior a tal teoría, que guíe a los hombres hacia mejores objetivos, les instruya en la constancia y en el auto-sacrificio y los una a sus compatriotas sin hacerles dependientes de las ideas de un sólo hombre o de la fuerza de todos"

Giuseppe Mazzini

Edmund Burke


"Nada es más cierto que nuestras costumbres, nuestra civilización, y todas las buenas cosas que se relacionan con las costumbres y con la civilización en este europeo mundo nuestro, han dependido, durante siglos, de dos principios y han sido, de hecho, el resultado de la combinación de ambos: me refiero al espíritu caballeresco y al espíritu religioso."
Edmund Burke

jueves, 26 de junio de 2008

Furia Española

Separatistas, materialistas y antiidentitarios


separatismo materialista

Identidad


Los Separatistas adoran a paises que reprimen las identidades:

Iñigo Urkullu
, declaró en Televisión Española que al no estar la selección del País Vasco "de las cuatro que quedan me quedó con Rusia"

Dirigente de ERC Joan Puigcercós. "Ya lo dije" abiertamente, "prefiero que gane Turquía"




Pio Baroja


"En todos los pueblos del mundo la política produce un elemento ambicioso, arrivista, bajo e inmoral. Político y chanchullero son sinónimos. Si en los países pequeños, en donde hay pocos hombres que se distinguen, se dedican éstos a la política y abandonan las artes y la industria, las profesiones científicas y literarias, esto sera una merienda de negros, y después de un período de Beocia reaccionaria tendremos un período de Beocia política."
Pío Baroja
Momentum Catastrophicum

Trafalgar


"(...)Nicolás Marrajo Sánchez, natural de la ensenada de Barbate, provincia de Cádiz, hijo de madre poco clara, sin trabajo ni profesión conocida salvo la de pícaro, contrabandista, rufián y buscavidas, escoria de las Españas, reclutado forzoso por un piquete de leva en la taberna La Gallinita de Cai, se envuelve la bandera roja y amarilla en torno a la cintura, remetiéndosela por la faja, y se pone a trepar como puede por los obenques, tropezando, resbalando en los balanceos y sujetándose de milagro, mientras todos los ingleses del mundo y la perra que los trajo apuntan con sus mosquetes y le disparan, pam, pam, pam, y él sigue trepando y trepando ajeno a todo, entre docenas de plomazos que pasan zumbando, ziaaang, ziaaang, y él sube y sube y requetesube, una mano, un pie, otra mano, otro pie, entrecortado el aliento, los pulmones en carne viva y los ojos desorbitados por el esfuerzo, blasfemando y jiñandose a gritos en cuanto albergan el cielo y la tierra, cagoendiezycagoentodo, sin mirar abajo, ni al mar, ni al paisaje desolador de la batalla, ni al tres puentes inglés cuyos tiradores, poco a poco, sorprendidos sin duda por esa solitaria figura que trepa al palo del barco moribundo con una bandera sujeta a la cintura, van dejando de disparar, y lo observan, y hasta algunos empiezan a animarlo con gritos burlones al principio y admirados luego, hasta que el fuego de mosquetería cesa por completo. Y cuando por fin Marrajo llega a la boca de lobo de la cofa, y allí, las manos temblando, con uñas y dientes, como puede, anuda la bandera y ésta se despliega en la brisa (el puto león con la lengua fuera), desde el navío inglés llega el clamor de los enemigos que lo vitorean."

Arturo Pérez-Reverte
Cabo Trafalgar

miércoles, 25 de junio de 2008

SIN CAMBIAR DE BANDERA

http://www.minutodigital.com/actualidad2/2008/06/24/un-gallardon-sin-complejos-al-lado-de-utrera-molina/
http://www.elsemanaldigital.com/articulos.asp?idarticulo=84665

SIN CAMBIAR DE BANDERA


"Esta orgía de libertad que hoy proclaman algunos está abriendo las sucia alcantarilla de los intereses mas bajos, de los instintos mas despreciables, de las aberraciones mas repugnantes.Se alzan como valores el deshonor, el travestismo político, la deslealtad y el perjurio. Se abren las esclusas de la revancha, florecen la zafiedad y el mal gusto, se pone en trance de aborrecimiento la virtud, se sofoca el mérito, se expulsa de la historia con vilipendios a héroes, mártires, pensadores, y, simultanemente, se crean unos territorios de presión para que los ocupen y se instalen en ellos, los especialistas del insulto, los artesanos de la injuria, y así, al grito de la ambición se une el aullido de la envidia y unos arquitectos sin titulación moral edifican sobre un espacio cuarteado el edificio sin muros de una colosal mentira. Pero ¿que clase de libertad es ésta? ¿Quién puede justiicar en su nombre el desenfreno, el atentado permanente a la intimidad, la ofensa a la dignidad de la persona, la ridiculización de los valores religiosos, el insulto a la bandera y el menosprecio a nuestra historia?" JOSÉ UTRERA MOLINA.-Sin cambiar de bandera.-




Navarra


Éramos como antorchas

calentando los vientos

como hogueras andantes

derritiendo los hielos.

Nadie pudo pararnos.

La aliagas rasgaban nuestros cuerpos

pero no las notamos.

Bajamos a zancadas sin aliento,

porque, allá abajo estaba

el fin de nuestro esfuerzo,

el principio esperado

durante tanto tiempo

de una nueva andadura,

de un derrotero nuevo.

Éramos sacrificio que se impone

dolor y sufrimiento".

Casas de la Vega

24 de junio de 2008

Pascual Tamburri

El semanal Digital

RUTA NORTE

Pamplona prefiere ser rural y no una gran capital europea

Pascual Tamburri

La alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, acaba de dictar una resolución por la que se modifican las denominaciones de 23 calles y plazas del barrio de la Chantrea, que tendrá efectos a partir del 1 de diciembre de 2008. Los nuevos nombres son el resultado de una petición de la extrema izquierda que podría haber sido recurrida ante los tribunales. Sin embargo, el centroderecha gobernante en Pamplona –sin preguntar a sus votantes- ha decidido que el Coronel Beorlegui, Andrés Gorricho, José Jimeno, Agustín Flamarique, Jesús Vázquez, Mario Rueda, Crescencio Lecumberri, Francisco Urías, Jesús Blasco, Ramón Esquíroz, Francisco Goñi, José Miguel Madoz, Jesús María Aznárez, José Huérfano, Julio Casi, Lucio Arrieta, Federico Mayo, Marcos Goñi, Fermín Istúriz y Joaquín Elberdin ya no merecen una calle en la capital.

Sus nombres serán sustituidos, en la misma ciudad que ha colocado una placa en homenaje a los muertos del bando republicano en la Guerra Civil, por topónimos de localidades rurales del entorno. "Buen rollo", supongo. Bien. Yo creo que deberían continuar y ser consecuentes, y quitar su plaza al conde de Rodezno, y el escudo antiguo del frontispicio de la Diputación, y la calle de los Hermanos Imaz. Y por qué no, la plaza del Obispo Irurita, porque recordar su muerte seguramente será motivo del "mal rollo" con la izquierda (¿o se tropezó bajando las escaleras?). Ánimo, si esto es ser de centro aún queda mucho por hacer.

Lo curioso es que esto lo hace un centroderecha con mayoría y sin necesidad. Y que a la vez, con una mayoría mucho mayor y sin ningún complejo, en Roma se va a dedicar una calle a Giorgio Almirante mientras el Parlamento publica en edición nacional sus discursos. Es cuestión de elegir: una visión pequeña, miope, timorata, rural en fin, o la opción de una gran capital europea. Pamplona ha elegido. Quizás no los elegimos para esto exactamente.

Meditacion India


Y allí estaba yo, de pie, en la cumbre de la más alta de las montañas
y abajo, a mi alrededor, se encontraba el círculo del mundo.
y mientras allí estaba contemplé más de lo que puedo describir
y comprendí mucho más de lo comprendido hasta entonces;
pues veía de un modo sagrado la forma de todas las cosas en el Espíritu
y la Forma de todas las formas,
como si todo estuviera unido, cual si fuera un único Ser.
Y contemplé cómo el círculo sagrado de mi pueblo
era uno de los muchos que componen el Gran Circulo,
amplio como la luz del día y como el fulgor de las estrellas en la noche;
y en su centro crecía un árbol majestuoso y florecido,
para cobijar a todos los hijos de una misma Madre y de un mismo Padre,
y vi que todo aquello era sagrado.

( Alce Negro )

Seguridad Ciudadana

martes, 24 de junio de 2008

lunes, 23 de junio de 2008

No a la Droga


Nunca nuestra sociedad ha llegado a más altura material, y nunca hemos vivido más agobiados ni degradados: guerras, abusos, botellones, drogas, sexo, groserías, riquezas,…han sido elevadas a la categoría de dioses. Y estos dioses nos están esclavizando. Nuestros jóvenes privados de sus raíces morales son fácil pasto de charlatanes, de sectas sin cuento, embaucadores, que con el señuelo de libertad y riquezas caen en las redes de las drogas, del sexo, de sectas infames y de una vida fácil que , poco más tarde, se torna muy dura. Son como barcas sin remo ni timón, movidos caprichosamente por toda ola, y dirigidos a cualquier parte por cualquier viento. Sin embargo, se enorgullecen de creerse ¡Libres! Libres cuando están esclavizados por sus pasiones.

GILBERT K. CHESTERTON




La intolerancia puede definirse, aproximadamente, como la del hombre que carece de opiniones. La intolerancia es la resistencia con la que recibe las ideas definidas una masa de gente cuyas ideas resultan indefinidas en extremo. La intolerancia podría considerarse como el horrible pánico de los indiferentes. Este pánico de los indiferentes es, en realidad, algo terrible; algo que ha generado persecuciones monstruosas y duraderas. En este sentido, nunca fue la gente muy consciente la que se dedicó a perseguir; la gente muy consciente nunca fue lo bastante numerosa. Quienes llenaron el mundo de fuego y de opresión fueron aquellos a los que no les importaba nada. Fueron las manos de los indiferentes las que prendieron las teas; fueron las manos de los indiferentes las que accionaron el potro de tortura. Ha habido algunas persecuciones surgidas del dolor de una certeza apasionada, pero esas no produjeron intolerancia, sino fanatismo, algo muy distinto y en cierto sentido admirable.
La intolerancia, en general, ha sido siempre la omnipotencia constante de aquellos a quienes nada importaba para confinar en la oscuridad y en la sangre a las personas con convicciones.

Tolkien


J.R.R. Tolkien: el Hobbit de Oxford

Mario Severino

Para el escritor italiano Mario Severino, Tolkien encarna una crítica claramente conservadora al mundo actual. Sus inclinaciones regresivas y maniqueas son patentes. Sin embargo, los ecologistas se inspiran abiertamente en él y la topografía tolkeniana llena los recursos progresistas. ¿Cierta izquierda apoyada en un autor "völkish, católico y reaccionario"? He aquí todo un síntoma metapolítico.

Vivía en un pequeño cottage, a la sombra de los colegios de la gótica universidad de Oxford. Católico y reaccionario, prestaba distraída atención a los sucesos de su tiempo y no gustaba de leer los diarios, actividad, a su juicio, eminentemente intrascendente. Aparte de una breve estancia en las trincheras francesas durante la Primera Guerra Mundial y algunos viajes de estudio a Irlanda, su existencia transcurrió en medio de una simplicidad y regularidad abrumadoras.

"En verdad, yo soy un hobbit"

El hecho es que el mundo contemporáneo tenía para él un interés y una realidad infinitamente menores que las de las de las antiguas literaturas sajonas, germánicas y célticas que enseñaba en Oxford, que las mitologías que debían inspirarle una obra poética y narrativa sin precedentes.

Todos los jueves por la tarde, en el curso de los años treinta, se reunía con sus amigos, jóvenes eruditos y viejos literarios oxfordianos, para fumar pacíficamente la pipa y leer los esbozos de El Hobbit, de El Señor de los Anillos, poemas, fábulas, y hablar incansablemente del Beowulf, de los Niebelungen y de las narraciones de la Tabla Redonda.

"En verdad yo soy un hobbit -escribió más tarde- en todos los sentidos del término. Amo los jardines, los árboles y los campos, cuando no están mecanizados. Fumo en pipa y amo la alimentación simple y buena (esto es, sin artificios), pero detesto la cocina francesa. Me gusta vestir, aun en estos tiempos en que ya no se usa, el chaleco, por puro placer. Adoro los hongos. Tengo un sentido bastante simple del humor que mis entusiastas críticos encuentran deplorable). Me acuesto tarde y me levanto tarde (cuando es posible). No viajo mucho". (Humphrey Carpenter, J.R.R. Tolkien: A Biography, Allen & Unwin).

Fallecido el 2 de septiembre de 1973 a la edad de ochenta y un años, John Ronald Reuel Tolkien dejó incompleto un relato cuya concepción, gestación y redacción ocupó más de la mitad de su vida; El Silmarillion. Durante ese tiempo Tolkien había escrito ya El Hobbit, El Señor de los Anillos, una colección de poemas fabulescos titulada Las aventuras de Tom Bombadil, algunos cuentos, sin hablar de sus notables trabajos de fisiólogo, de traductor y de comentarista de antiguos textos sajones (su edición del Beowulf es hoy un clásico en inglés).

La historia de El Silmarillión se confunde con la de su autor. Todavía era niño cuando en Birmingham, donde un viejo sacerdote le había recogido después de la muerte de su madre (al padre apenas lo había conocido), ya devoraba los antiguos poemas mitológicos anglosajones y manifestaba una sorprendente predisposición para los estudios filológicos. La lengua galesa, que había descubierto durante una excursión, lo fascinó por su belleza y complejidad poética. Fue, pues, absolutamente natural que la carrera académica lo hubiera conducido a Oxford, donde se sumergiría plenamente en un universo mitológico y lingüistico que ya nunca abandonó. Las sagas, las leyendas bretonas y los poemas sajones adquirieron muy pronto en su espíritu una existencia autónoma y producían imprevistos desarrollos. Héroes fabulosos, dragones y criaturas maravillosas nacían de sus primeros poemas, de inspiración artúrica y, desde 1917, Tolkien decidió crear en su propio país fabuloso un corpus ideológico imaginario, provisionalmente titulado El libro de las últimas narraciones y más adlante The Silmarillion. La composición de esta obra, que narra la historia de la Primera Edad de la Tierra Media, la interrumpe en los años treinta para escribir un cuento para niños cuyo contenido mitológico se conecta de forma directa al de El Silmarillion: El Hobbit (1037). Más tarde, Tolkien lamentó esta alusión a un público infantil; de todas maneras, como escribió C.S. Lewis "Todos los que aman esos libros para niños que pueden ser leídos y releídos por adultos han de tomar buena cuenta de que una nueva estrella ha aparecido en esa constelación. Para el ojo entrenado algunos de los caracteres han de parecer casi mitopoéticos".

El éxito del libro y todas las prolongaciones narrativas que implicaba, impulsaron entonces a Tolkien a escribir, esta vez ya para los adultos, un vasto fresco que tendría que narrar las catástrofes del final de la Tercera Edad, la lucha por la posesión y la destrucción de un anillo de terrible poder y el establecimiento definitivo del reino de los hombres: El Señor de los Anillos, cuya extensión exigirá no menos de una decena de años (1937-1949).

Mito y Fantasía

Esta obra maestra de la literatura fantástica y heróica, cuyos tres volúmenes (La Compañía del Anillo, Las Dos Torres y El Retorno del Rey) nos empujan a un mundo de una riqueza mitológica luminosa, de una formidable vitalidad, dotada de una geografía propia, de su propio lenguaje y de sus propias escrituras (rúnicas), e incluso de su propio retro-mundo (el que nos describe precisamente El Silmarillion); y constituye la ilustración rigurosa y resplandeciente de la idea que Tolkien tenía de la narración fabulosa.

A este respecto, la lectura del breve ensayo titulado Sobre la Fábula (1939), contenido en la colección Albero e Foglia es capital para quien quiera apreciar la originalidad literaria de las obras de Tolkien, y en particular de El Señor de los Anillos. Para Tolkien, el universo de la fábula es irreductible al mundo real y ésta es la razón por la cual el filólogo oxfordiano niega el apelativo de "fábula" a las historias que, en forma alegórica o satírica, transponen situaciones reales, históricas, y fácilmente identificables por el lector.

La Fantasía no es solamente una transposición onírica. Es un mundo lógico, o por lo menos coherente, cuyos dragones, elfos, enanos, trolls y goblins no son necesariamente los únicos habitantes: los hombres mismos pueden adquirir un papel importante y tomar una segunda naturaleza fantástica, fabulesca. Es el caso del rey Artus, que, explica Tolkien, ha pasado de una existencia histórica a una existencia fantástica o mítica: "La olla de sopa, la cazuela del relato ha continuado hirviendo sin interrupción, y continuamente le han sido agregados nuevos ingredientes, gratos o no". He aquí, exactamente lo que Tolkien ha intentado hacer en relación al viejo fondo mitológico germánico, céltico y sajón: para Tolkien no existe ninguna diferencia entre la mitología y la Fantasía.

Un mundo rural, feudal e ideal

En uno de los estudios consagrado a El Señor de los Anillos (Tolkien, A Look Behind The Lord Of The Rings, Ballantine Books, Londres 1973) Lin Carter ha puesto claramente en evidencia las filiaciones principalmente nórdicas (y secundariamente célticas) del universo mitológico de Tolkien; en efecto, la única creación pura que se le puede atribuir es la de los "Hobbit" (medio hombres, medio seres fabulosos). Esta creación, si no justifica ninguna interpretación histórica precisa, puede suscitar una lectura simbólica teniendo en cuenta la importancia y la ejemplaridad que Tolkien confiere a este pequeño pueblo simpático, campestre, pacífico, bonachón, enemigo del movimiento y del progreso, pero capaz de reacciones vigorosas, y con los cuales él se identificó abiertamente. Un pueblo a través del cuál Tolkien nunca negó haber tratado de pintar una vieja Inglaterra rural, fuedal e ideal. Es cierto que los relatos de Tolkien están llenos de empresas heróicas y de formidables encuentros. Empero, se advierte constantemente en ellos una nostalgia por la inmovilidad y la paz, por una mítica edad de oro.

Uno de los más agudos exégetas de la obra de Tolkien, Randel Helms (Tolkien's World, Tames & Hudson, citado por Michel Marmin en Tolkien, le magicien, "Ecrits de Paris", noviembre 1976) pretende que el héroe de El Señor de los Anillos, el Hobbit Frodo es exactamente un anti-Fausto: "Desde el fin del medievo hasta la primera explosión atómica (para ser lo más precisos posibles) nuestras más profundas necesidades espirituales han sido faústicas, y han dirigido nuestras energías espirituales y sentimentales hacia la búsqueda sin fin del saber y del poder sobre la naturaleza, sobre nuestro mundo. Nos hemos convertido en émulos de Sauron (el héroe maléfico de El Señor de los Anillos); podemos domeñar la naturaleza, pero descubrimos al mismo tiempo que cada intervención sobre la naturaleza corrompe y contamina. Como Sauron, podemos oscurecer el cielo, arruinar la vegetación, pervertir y dominar el espíritu de los hombres; y como Sauron, permanecemos prisioneros de nuestras mismas apropiaciones, incapaces de percibir una alternativa a la expansión y a nuestro poder corruptor. Se ha hecho poco a poco evidente, de todas maneras, que será necesaria una vía diferente, si la humanidad quiere sobrevivir, y Tolkien no es el último de los espíritus brillantes que nos sugieren este camino: retornar a la vida simple, repudiar el deseo de dominar y, en consecuencia, de contaminar la naturaleza, someterse de nuevo a su ritmo. Es lo que sostienen aquellos que comparten el punto de vista de Frodo; en otros términos, los Hobbit son para Tolkien el símbolo de una aspiración anti-faústica. Frodo posee el anillo, símbolo del poder corruptor, pero no desea otra cosa que deshacerse de él. Incluso corriendo el riesgo de que el anillo caiga en las ennegrecidas manos de Sauron, el Hobbit debe intentar destruir esa fuente y símbolo del deseo faústico de potencia y de saber, porque solamente con ello podrá volver la paz al viejo y buen país de Tolkien, la Contea, país tranquilo, regulado únicamente por la alteración de las estaciones".

No obstante, cuando Frodo y su fiel servidor Sam Gamgee regresan a Contea, cumplida su misión, una desagradable sorpresa los espera: el alma condenada de Sauron, el malvado mago Saruman, ha introducido industrias y chimeneas de fábricas. Esta conclusión pesimista refuerza singularmente la interpretación de Randel Helms y aclara retrospectivamente un aspecto fundamental de su obra.

Hay, en Tolkien, incontestablemente, una inclinación regresiva y maniquea que su admirable instinto mitológico y épico no pueden disfrazar. La popularidad tan ambigua de que goza en los Estados Unidos (donde la Tolkien Society of America es una institución próspera y grande) es, a este respecto, bastante significativa. Y no es sin razones válidas que los ecologistas se inspiran abiertamente en la obra de este viejo y delicioso narrador völkisch, católico, inglés y reaccionario.

Mario Severino
(Trad. Del italiano: Adriana Valdés Krieg)

Mario Severino, Il hobbit di Oxford, Edizioni Quaderni del Signo, Milán, 1985.

Adelante España


San Isidoro de Sevilla


«De todas las tierras que hay desde el océano a la India, tú eres la más hermosa, ¡ 0h Hispania sagrada!, madre, siempre feliz, de príncipes y de pueblos. Tú eres la gloria y el ornamento del orbe, la reina de las provincias, la parte más ilustre de la tierra, la que fue amada por el poderío de la gente goda, que alzó en ella un imperio glorioso por la majestad real y el brillo de las riquezas.

domingo, 22 de junio de 2008

Amigos del viento


El viento soplaba en el brezal agostado...

El viento soplaba en el brezal agostado,
pero no se movía una hoja en el bosque;
criaturas oscuras reptaban en silencio,
y allí estaban las sombras día y noche.

El viento bajaba, de las montañas frías,
y como una marea rugía y rodaba,
la rama crujía, el bosque gemía
y allí se amontonaba la hojarasca..

El viento resoplaba viniendo del oeste,
y todo movimiento termino en la floresta,
pero ásperas y roncas cruzando los pantanos,
las voces sibilantes al fin se liberaron.

Las hierbas sisearon con las flores dobladas;
los juncos golpetearon. Los vientos avanzaban
sobre un estanque trémulo bajo cielos helados,
rasgando y dispersando las nubes rápidas.

Pasando por encima del cubil del Dragón,
dejó atrás la Montaña solitaria y desnuda;
había allí unas piedras oscuras y compactas,
y en el aire flotaba una bruma.

El mundo abandonó y se elevo volando
sobre una noche amplia de mareas.
La luna navego sobre los vientos
y avivó el resplandor de las estrellas.

Tolkien

Salve Sol


sábado, 21 de junio de 2008

El último samurái (The last samurai); de Edward Zwick


"El merito de todo exito consiste en vencerse a uno mismo
quienes sepan esto no conoceran la derrota"

Musica de la Derecha Social Italiana

Montherlant


“Dos filosofías se disputan el mundo, en las que han instalado su imperio. Una,
femenina en su genio, se funda en lo inverificable. Nacida en Oriente, ha infantado la
utopía que ha originado el desorden. Alexandrinismo, mesianismo, cristianismo,
bizantinismo, Reforma, conceptos de libertad y progreso, Revolución francesa,
humanitarismo y sus sub-productos (liberalismo, cosmopolitismo, pacifismo),
bolchevismo... La otra, viril, está fundada en la naturaleza y la razón: espíritu y cuerpo.
Ha alcanzado su expresión más completa en la Roma antigua, tras la conquista de
Grecia. Ha inspirado el catolicismo romano, el Renacimiento, los conceptos de tradición
y autoridad, el clasicismo, los nacionalismos, los proteccionismos materiales y
morales".
Montherlant (Les Olympiques)

Musica de la Derecha Social Italiana



LA TIERRA DE THULE (Terra di Thule)
Di Nunzio Massimo/Di Nunzio Marinella/Bortoluzzi. 1980. Auténtico caballo de batalla de la Compagnia dell Anello. Formada en 1974, la CompagnIa es la banda musical más antigua de Italia. En esta canción se narra el viaje iniciático de un joven guerrero desde su infancia harta su muerte en combate con su consiguiente entrada en el Paraíso de los Héroes.

Llevabas al cuello el talismán de oro
conseguido del druida aquella lejana mañana
todavía vivías en el bosque de robles,
eras tan sólo un guerrero joven.

Recuerdas a tu padre cazar con el arco
el primer ciervo, un premio ya grande,
pescar entre fiordos y en el torrente
salvando a aquel oso herido.

La casa al llegar estaba cálida y limpia,
tu madre una mujer de blanco vestida,
sus cabellos de oro gustabas trenzar
y siempre oiría cantar.

Acabados están aquellos años tan dulces
en los que tu tierra aún era pura,
eres ya hombre y te dispones a andar,
la espada y tu hacha deberás llevar.

Y el gran lago has ya atravesado,
el viejo druida de nuevo encontrado
y él te ha dicho con la voz velada:


En una llanura por el sol besada
la gente del norte está alineada.
Fuertes guerreros con armas de hierro.
Una cruz y un círculo rasgan el viento.

El corazón te late todavía más fuerte
cuando es el momento de ver a la muerte,
coges con tuerza tu viejo amuleto
con runas incisas en lejanos tiempos.

Ahora que la sangre has conocido,
ahora que el fuego has atravesado,
la paz al campo de nuevo ha llegado,
la luna te besa, pero has acabado.

Miras de lado tu cuerpo tumbado.
Mil voces guerreras te llaman en coro.
Es hora de irse, el barco ha Ile ado.
Te visten de oro. de sangre y de blanco.

La nave te lleva más allá del mar.
La isla verde te pareen esperar.
Y ahora lo entiendes: por siempre
el ciervo y la alondra podrás tu cazar.

viernes, 20 de junio de 2008

Hegel


'La guerra tiene la más elevada significación, ya que mediante su acción la salud ética de los pueblos queda preservada en su indiferencia por la estabilización de instituciones finitas; así como el movimiento del océano impide la corrupción que sería el resultado de una perpetua calma, también así, mediante la guerra, el pueblo escapa de la corrupción que resultaría de una paz perpetua.'
Hegel

Discurso a las juventudes de España


"España tiene que aposentar su unidad y su vigor sobre las anchas espaldas de una moral nacional, optimista y rígida. Ser español no es una desgracia, sino un espléndido regalo de la vida. Regalo en peligro y en riesgo permanente, que sólo puede ser retenido y conservado nutriéndolo todos los días con una moral de sacrificio por la patria." "Las masas españolas están esperando y clamando por la presencia de una voz nacional verdadera"

Ramiro Ledesma Ramos
"Discurso a las juventudes de España"

Master and Commander, de Peter Weir




Viviendas sociales

Herederos de una Historia

jueves, 19 de junio de 2008

Caminos de Europa - Navas de Tolosa

Trieste

Educacion ZP

Baroja


"Nunca he creído en el valor absoluto de la democracia y el número. El número la mayoría de las veces no es más que la barbarie.
La democracia a mi modo de ver no es más que el solar que ha producido el derrumbamiento del antiguo edificio con sus pisos y sus categorías."

Nos es necesaria una jerarquía, pero una jerarquía racional. Ya estamos cansados de tener en la cumbre de la sociedad aristócratas enteros, advenedizos ricos y comerciantes de bacalao."

Pio Baroja


miércoles, 18 de junio de 2008

Guillaume Faye


"El combate cultural y el combate político son dos ramas de un mismo arbol. El combate cultural, desconectado de la política, devendrá un discurso sin aplicación, y el combate político, privado de proyecto cultural y de fundamento ideológico, no pasa de ser mero electoralismo."
Guillaume Faye

Francisco Navarro Villoslada





"Aun después de haber brillado la luz en las tinieblas, de haberse hecho carne el Verbo divino y de habitar entre nosotros, siendo camino, verdad y vida, la filosofía no puede ser popular en nación alguna, en el sentido de que todos los que racionalmente discurran hayan de discurrir por altísima y soberana manera. Dios no vino al mundo para hacer al hombre sabio, sino para hacerlo santo y justo, y las palabras altas no dan santidad ni justicia: solo la vida virtuosa es la que nos hace gratos a los ojos de Dios."

«... pero ellos no se dan a sí propios ese apelativo, ni el de vascongados, ni otro más que el de escualdunas bajo cuya denominación comprenden a todo el que habla la lengua euscara, sea español o francés, llamando asimismo escualherria, literalmente tierra de escualdunas, a todas las provincias que hablan la lengua euscara y pueblan ambas vertientes de los Pirineos occidentales: navarros, guipuzcoanos, alaveses y vizcaínos, españoles; suletinos y laburdinos, franceses»

Francisco Navarro Villoslada

Ibarretxe Gump

Normales o "frikis"? Una respuesta montañera


Normales o "frikis"? Una respuesta montañera

Tirso Lacalle


Recuerdo a veces aquella escena protagonizada en las frías mañanas de Berlín por la resistencia juvenil –cultural y espiritual- al Reich alemán y a su apariencia de normalidad burguesa. Recuerdo mejor, lo que no deja de ser curioso, quién me envió hace años el texto por correo del libro donde el episodio aparece relatado: "El domingo por la mañana, sobre las siete, podía verse… por las calles del barrio de Steglitz, a los repartidores de la leche…, e incluso a muchachas que, después de una noche de juerga, volvían acompañadas a casa por caballeros de pálida tez. Todo, mientras tanto, seguía dormitando… Todo, menos... a lo lejos se advierten unos pasos a través de las silenciosas calles, se oye un silbido y otro más... más tarde algunos jóvenes de aspecto tímido con sus mochilas y los ojos aún somnolientos".

Jóvenes, pues, contra la normalidad de su tiempo. Jóvenes que elegían entre dos vías y dos vidas, pues cuando una parte de la juventud salía de su casa otra regresaba a ella. O bien salían a la vez, digamos a las ocho de la tarde de un viernes cualquiera de septiembre, pero con rumbos distintos.

Nadie estaba entonces obligado a elegir camino. Pero someterse a la rutina imperante en el Reich era cómodo, bien visto y aceptado, y tenía compensaciones inmediatas. Era la gente "normal", para entendernos. Y no hacerlo, conocer los pueblos y subir las montañas, era al menos extraño, en todo caso ingrato para los más. Era, en términos coloquiales de la juventud del siglo siguiente, cosa de "frikis", o como quiera que esta palabreja haya de escribirse.

Friki, como sinónimo de "no integrado en lo normal". Naturalmente que es deseable para cualquier joven ser "normal", participar en el filón principal de la vida juvenil de su tiempo. Pero ¿y si ese filón es insano? ¿Qué pasa si la normalidad está también formada por el ambiente social individualista y hedonista que ha generado por una parte miope desgana y por otra desórdenes sociales y morales de todo tipo, que lo impregnan todo aunque no se desee?

Un montañero veterano, que no es precisamente de derechas –Iñaki Ochoa de Olza- acaba de contemplar perplejo una escisión en su grupo de escaladores en el Himalaya. Tres de los más jóvenes, imbuidos de la "normalidad" social que por cronología les corresponde, han decidido tomar decisiones contrarias a las del jefe de la expedición, han abandonado la ruta y han puesto en grave riesgo sus vidas y el éxito de la ascensión. Dice Ochoa de Olza que esto va contra "la pura lógica que impera tradicionalmente en el alpinismo", y que él deja de considerarse "responsable de lo que el futuro pueda deparar a estos tres escaladores".

Ahora bien, el ilustre alpinista ha topado con una escisión básica de la juventud: si se sometiesen a disciplina, aceptasen normas externas, renunciasen a su absoluta libertad y siguiesen el camino trazado podrían ser acusados de ser frikis. Haciéndolo, se parecerían más a los jóvenes alemanes que arriesgaban sus vidas y reputaciones rompiendo con la normalidad aparente y opresiva de su tiempo. Y puestos a elegir, los tres han elegido parecer "normales" y arriesgar todo antes que caer fuera de la normalidad.

¿"Normales" o "frikis"? Libertad en la elección, pero la normalidad aparente que es cómoda en la ciudad, como se verá, tiene sus inconvenientes.


[El Semanal Digital, 25 de septiembre de 2004]

Con la Selección española


Louis XX es español

martes, 17 de junio de 2008

El Club de los Poetas Muertos dirigida por Peter Weir







Haced de vuestra existencia algo extraordinario

Tradición



Materialismo


"...niega la humanidad, en la cual el sentido religioso, igual que el artístico y el filosófico, es un elemento inalienable de la vida: niega la tradición, cuya armonía con la voz de la inspiración individual y la conciencia es el único criterio de la verdad que tenemos en la tierra: niega la historia, que nos enseña que las religiones son transitorias, pero la religión es eterna: niega el solemne testimonio que nace de la adoración de Dios y del ideal, en la larga serie de nuestras grandes mentes, desde Sócrates hasta Humboldt, desde Fidias hasta Miguel Angel, desde Esquilo hasta Byron: niega el poder de la revelación innato en el hombre."

Giuseppe Mazzini

Vascongadas

Ausente



"Nosotros, sin medios, con esta pobreza, con estas dificultades, vamos recogiendo cuanto hay de fecundo y de aprovechable en la España nuestra. Y queremos que la dificultad siga hasta el final y después del final; que la vida nos sea difícil antes del triunfo y después del triunfo. Hace unos días recordaba yo ante una concurrencia pequeña un verso romántico: " No quiero el Paraíso, sino el descanso." Era un verso romántico, de vuelta a la sensualidad; era una blasfemia, pero una blasfemia montada sobre una antítesis certera: es cierto; el Paraíso no es el descanso. El Paraíso está contra el descanso. En el Paraíso no se puede estar tendido; se está verticalmente, como los ángeles. Pues bien: nosotros, que ya hemos llevado al camino del Paraíso las vidas de nuestros mejores, queremos un Paraíso difícil, erecto, implacable; un Paraíso donde no se descanse nunca y que tenga, junto a las jambas de sus puertas, ángeles con espadas." Jose Antonio

lunes, 16 de junio de 2008

Anecdotas del Regimen: Jiménez Losantos, condenado por injurias graves a Gallardón


"Supone una espada de Damocles sobre la libertad de crítica al poder político" Jimenez Losantos

CHESTERTON


"Nada en el universo resulta menos sensato que esa veneración por la sabiduría mundana. Un hombre que no deja de pensar en si ésta o aquella raza es fuerte; en si ésa o aquella causa resultan prometedoras. Es el hombre que jamás creerá en nada el tiempo suficiente como para que se imponga aquello en lo que cree. El político oportunista es como el hombre que deja de jugar al billar porque le han ganado al billar, que deja de jugar al golf porque le han ganado al golf. No hay nada que debilite más, a los efectos de algo que funcione, que esa inmensa importancia que se le otorga a la victoria inmediata. No hay nada que fracase tanto como el éxito."

"Todas y cada una de las modernas expresiones populares e ideales constituyen artimañas destinadas a minimizar el problema de lo que es el bien. Nos encanta hablar de «libertad»; y eso, hablar de ella, es un truco para evitar discutir sobre lo que es bueno. Nos encanta hablar del «progreso», y eso es también un truco para evitar discutir sobre lo que es bueno. Nos encanta hablar de «educación», y eso es un truco para evitar discutir sobre lo que es bueno. El hombre moderno dice: «Dejemos de lado todos esos criterios arbitrarios y abracemos la libertad». Eso, trasladado a la lógica, equivale a decir: «No decidamos lo que es bueno, y sin embargo consideremos bueno no decidirlo». El hombre moderno dice: «Abandona tus viejas fórmulas morales. Yo soy partidario del progreso». Dicho en términos lógicos, es como afirmar: «No determinemos qué es bueno. En lugar de ello, determinemos si estamos obteniendo más de lo bueno». El hombre moderno dice: «Amigo mío, ni en la religión ni en la moral se encuentran las esperanzas de la raza, sino en la educación». Esto, claramente expresado, equivale a: «No podemos decidir lo que es bueno, pero enseñémoselo a nuestros hijos»."

Ernst Jünger


"O bien poseer un destino propio o bien equivaler a un número:
ésa es la disyuntiva que hoy nos viene impuesta — ciertamente por la fuerza — a todos y a cada uno de nosotros. Pero el decidirse por lo uno o por lo otro es algo que cada cual ha de hacer por sí solo". (Ernst Jünger)

Rocroi

domingo, 15 de junio de 2008

Tormenta Blanca de Ridley Scott

«El piloto muestra en la tempestad su saber y su valor» Séneca

MAURRAS


"La Nación es el más vasto de los circulos de comunidad social, sólidos y completos en lo temporal. No hacemos de la Nación un absoluto metafísico, un Dios, sino, todo lo más, en cierto modo, lo que los antiguos hubiesen llamado una diosa. Nosotros observamos que la nación ocupa la cima de la jerarquía de las idas políticas. De estas firmes realidades, es la más segura." "La Nación pasa por delante de todos los grupos de la nación. La defensa del todo se impone a los partidos..."
MAURRAS

Rafael García Serrano




"A veces la fe hace obrar a los hombres como si les diesen palos en los riñones. Aun en contra de su voluntad, colectiva e individual, marchan por el camino difícil. Murmuran, y algo en su interior les dice que el refunfuño no es más que un pequeño desahogo en el que se recolecta fuerza, una pequeña ración de optimismo suministrada por intendencia". Rafael García Serrano, Cuando los dioses nacían en Extremadura.

Derecha


"La Derecha no es una ideología, es un estilo de vida que coincide con unos valores fundamentales, y dentro de estos valores, en primer lugar, como cúpula de todos ellos, están los valores cristianos. La Derecha es un estilo de vida permanente dentro del cual está el amor, la familia, la propiedad privada, la fe religiosa, la moral, el heroísmo en la guerra como en la paz, esos son valores fundamentales que siempre han sido, volens nolens, de derechas, porque en contra de todos ellos siempre se han manifestado los de izquierdas. Ellos se han inventado una ideología, una filosofía para poder atacar estos valores que no necesitan de ninguna ideología. La Derecha representa la vida, y la Izquierda representa lo tanático. La Derecha está por el amor normal o natural en contra del aborto, en pro de la familia, en contra de la droga. Y no en balde, porque esto significa defender la vida. Desde el otro campo, desde el campo de las ideologías, que son siempre de izquierdas, brotan siempre los ataques en contra de la vida, defendiendo actitudes contra natura". Vintila Horia, Revista Hespérides, nº 11.

Schopenhauer


"...siempre, en todas partes y en todas circunstancias, las mentes estrechas, débiles y vulgares se alían o están instintivamente unidas contra hombres de intelecto superior y les consideran su enemigo natural; se alían firmemente por su común temor a tales hombres... Y a pesar de tener todos los mismos derechos originales, los hombres de inferior capacidad superan a los otros en cincuenta por uno."

Schopenhauer

Los ultimos de Filipinas

sábado, 14 de junio de 2008

Tolkien



¿Quién verá al blanco navío dejar la última costa, los pálidos fantasmas en su frío seno como gaviotas que gimen?


Canto de Markirya

¿Quién verá al blanco navío
dejar la última costa,
los pálidos fantasmas
en su frío seno
como gaviotas que gimen?

¿Quién prestará atención a un blanco navío,
difuso cual mariposa,
en el mar ondulante
sobre alas como estrellas,
el mar encrespado,
la espuma flotante,
las alas brillantes,
la luz marchitada?


¿Quién escuchará el rugir del viento
como hojas en un bosque;
las blancas rocas que gruñen
bajo el fulgor de la luna,
bajo la luna que mengua,
bajo la luz moribunda
de la luna que cae;
la tormenta que murmura,
el abismo en conmoción?


¿Quién verá congregarse las nubes,
los cielos doblegarse
sobre desmoronadas colinas,
en un mar agitado,
un abismo que se abre,
la vieja oscuridad,
más allá de las estrellas
que caen
sobre torres caídas?


¿Quién prestará atención a un quebrantado navío
sobre las rocas negras
bajo cielos rotos,
un sol empañado que oscila
sobre huesos relucientes
en la última mañana?


¿Quién verá la tarde postrera?

Cruzados

Irlanda dice NO !!