jueves, 4 de junio de 2009

Unidad, ilusión, ceguera, desilusión


Permitidme una consideración política. Cada 18 meses más o menos, desde 1981 o antes, los fachas españoles se reorganizan. Sueñan sus sueños imperiales, proyectan ver de nuevo la momia de Franco a caballo por los campos de España. Es un ciclo sin fin. Es siempre la misma patética historia. La idea de que España les necesita.

La idea de que sólo ellos pueden salvarla. La idea de que la unidad entre los fachas más la reaparición de algún vetusto líder (aunque no sea tan viejo a veces) más el divino toque del FN francés más un leve maquillaje ideológico y estético bastará para obrar el "milagro"
. Pobrecillos. La ilusión dura, todo lo más, un año (en personas normalmente constituidas, no hablo de enfermos de vario signo). Se impone después la realidad del fracaso. Falta proyecto político. Faltan cuadros rectores. Falta nexo con la vida real de la España real. Falta profundidad moral y ética. Falta densidad espiritual. Y sobre todo, en pura política, falta espacio, porque ese espacio lo tiene el PP bien dominado.

Os invito a comparar sus páginas web.

¡Huid de ahí!
Os invito sobre todo a no dejaros seducir por cantos de sirena. Y a salvar a los jóvenes y mayores que estén en vuestro entorno de una nueva desilusión. Construid sobre bases sólidas, modestas y permanentes los elementos de una ilusión futura. Lealtad. Estilo. Disciplina. Rigor. Nostalgia sí, pero sólo del futuro. Formad comunidades sanas y duraderas, no creáis jamás en bengalas. Menos aún si son tan ilusas como las de los pobres fachas.

Nuestra militancia es alérgica a las apariencias y a las prisas. Compadecedles

Roldanus

Nos ha tocado, amigos, el camino difícil, la resistencia patriótica sin líderes, sin medios, sin nada. Y lo que más les molesta es que las minorías más audaces de los patriotas se han dado cuenta y prefieren estar en la guerrilla de Covadonga que en el ejército de sepulcros y siglas que, convocatoria tras convocatoria, van a su particular Guadalete con rodrigos y witizas varios.

CORONEL DRAGASES

Ultramememorias E.M. http://infokrisis.blogia.com/temas/ultramemorias.php
Fachas http://exromalux.blogspot.com/2009/02/fachas.html
Comunidad http://exromalux.blogspot.com/2009/02/comunidad.html
Todos los post de Roldanus http://exromalux.blogspot.com/search/label/Roldanus

4 comentarios:

Coronel Dragases dijo...

Aunque andamos de parón por diversos motivos, esperamos volver en breve. Muchas gracias por la cita, siempre es bueno para la autoestima (y la vanidad) ver que no se siembra en surco. Un abrazo camaradas y cuidaos mucho.
Coronel Dragases

Hernan Perez dijo...

Un abrazo, os esperamos impacientes.

Anónimo dijo...

Me parece una postura muy cómoda por vuestra parte por varios motivos.

1. La gente que milita e incluso los que llevan este tipo de partidos, a excepción de los chalaos de turno, es gente patriota moliente y corriente, gente como vosotros.

2. No creo tampoco en la unidad del 0+0 ni del agua con el aceite, pero no creo que sea de fachas pedir el voto o trabajar por tu ideal dentro de un marco electoral, es dificil conseguir resultados, pero no imposible, sin trabajo y llamando al pasotismo si es imposible.

3. No es incompatible el formar comunidades sanas y duraderas con intentar cambiar las cosas a nivel político (por cierto, también se pueden cambiar a nivel local, claro, hay que dar la cara y trabajar mucho).

4. En España todo es una basura, pero IPdL y demás son un modelo a seguir???

Hernan Perez dijo...

No se quien eres, pero me puedo imaginar que eres un joven con muchas ilusiones en alguno de los partidillos que pululan por la ultra.

Ya se como son las gentes que militan en esos partidos y son muchos, estupendos chicos, pero yo doy mi opinión y la realidad actual es patética y me gustaría que muchos jóvenes no emprendieran esa marcha que en unos años les harán cuestionarse todo el ideal.

El trabajo hacia la comunidad pequeña, cercana es muchos más productivos a nivel patriótico que quemarse en unas elecciones. También es más costoso y mas duro y exige continuidad. Yo no digo que la vía de la lucha política no deba existir en un momento dado, pero si creo que debe ser la punta del iceberg de una realidad social y comunitaria orgánica, viva y activa.

Precisamente la mezcla inconstante de los tres niveles de lucha no han conseguido ningún logro a nivel local porque se pensaba en maximalismos y chorradas, ha quemado a militantes, ha jubilado a muchos otros, ha hecho huir a alguno que otro, ha hecho que salgan en los periódicos o Internet valiosos compañeros que dieron la cara ¿Por qué?, ¿Por unos indocumentados? Falta proyecto político. Faltan cuadros rectores. Falta nexo con la vida real de la España real. Falta profundidad moral y ética. Falta densidad espiritual.

Mucha gente me pregunta por modelos, que si nosotros apoyamos a este o al otro, que si estamos a favor de este, que si tenemos esta etiqueta o esta otra. Realmente yo personalmente me guió por el instinto que se me ha afinado después de muchos años conociendo a todo tipo de gente de la derecha en todas sus vertientes. ¿Cual es mi modelo? no tengo modelo. Mi modelo es que no debo tener mas modelo que aquel que permita transmitir o conservar los valores de mi patria y cultura. Los clichés y las etiquetas no son propias de nosotros y menos en el siglo XXI

Te recomiendo los post de Roldanus para que te anticipes y reflexiones

http://exromalux.blogspot.com/search/label/Roldanus

Hubo un señor que lo dijo muy bien

“Nosotros no creemos en el programa dogmático, en esa especie de cuadro rígido que debe contener y esclavizar la mudable y compleja realidad. Nos permitimos el lujo de perfeccionar, de conciliar, de superar en nosotros esas contradicciones en las que se embrutecen los demás, fosilizándose en un monosílabo de afirmación o de negación. Nos concedemos el lujo de ser a la vez aristócratas y demócratas, conservadores y progresistas, reaccionarios y revolucionarios, sometidos a la legalidad o a sus adversarios según las circunstancias de tiempo, de lugar, de ambiente, en una palabra, de historia, en medio de las cuales estamos obligados a vivir y actuar. “

Un abrazo