lunes, 15 de febrero de 2010

Mas ser que aparentar







Como la fundación de Roma, la liberación de Jerusalén o la marcha sobre Roma, se trata de un acontecimiento único e irrepetible de un pasado que NO va a volver, cuyas formas NO van a reinstaurarse, pero de cuyo espíritu somos herederos.




En fechas así coincidieron, como en un punto singular, varios caminos: un camino político, contingente, que trataba de solucionar una serie concreta de problemas de nuestro pueblo; un camino militante para una comunidad de antepasados nuestros, dotada de una coherencia orgánica y moral; y un camino espiritual, jerárquico y muy exigente para quienes, en cada uno de esos momentos, dirigieron los pasos del pueblo y de la comunidad.





Todos los hombres y mujeres de nuestra estirpe están llamados a uno de esos tres caminos, o a los tres. En nosotros está ir, acercar a otros, y hacer visibles y atractivos esos caminos para quienes puedan recorrer cada uno de ellos. Es cobardía conformarse con "parecer", o con "estar". Es cobardía dar a esto un lugar secundario en nuestra vida, cuando de un modo u otro ha de ser por su naturaleza el centro de la misma. Es cobardía no seguir el llamamiento, el ejemplo o la orden que nos llame a dar uno, dos, o tres pasos. Es cobardía conformarse con un camino menos comprometido estando capacitado para uno más elevado.





Esta fechas sirven para recordar, para contarse, para hacer balance y para definir rutas a la luz de ese balance material y espiritual. Pensad - con la mente, con el corazón y con el alma, en silencio - si hay algo que mejorar en el modo que tenemos de recorrer nuestro camino. Cada uno el suyo y todos el que nos une.


Recordad, por último, a quienes con su vida y con su muerte nos señalaron el camino. Seamos dignos de ellos, aunque esto suponga incomodidades, sacrificios, esfuerzos y dolor en este mundo desordenado. Nos tenemos SÓLO unos a otros, y quien no sea consecuente con esta idea básica de la camaradería está de más aquí. Todo lo demás es cháchara huera y coleccionismo facha, tan nostálgico y baldío como todo grupo facha.





En medio de la noche más oscura la victoria es posible para los corazones fuertes y las almas entregadas.





La guerra más importante es la que no se ve. No olvideis todos los días de aparentar poco. Todo aquello que necesita distinguirse, llamar la atención, gritar más que los demás, etc, no es de nuestro estilo. Eso es la primera condición que hay que reunir para la guerra. Como decía el general Moltke "mehr sein als schein", o en castellano "más ser que aparentar".




Roldanus


No hay comentarios: