sábado, 5 de julio de 2008

Von Treitschke


"La grandeza del Estado radica precisamente en su poder de unir el pasado con el presente y el futuro, y, por lo tanto, ningún individuo tiene derecho a considerar al Estado como el sirviente de sus propios objetivos, sino que está obligado, por deber moral y necesidad física, a subordinarse a él, mientras que el Estado está sometido a la obligación de ocuparse de la vida de sus ciudadanos, extendiendo a ellos su ayuda y protección."

No hay comentarios: